martes, 31 de mayo de 2011

Tu metamorfosis


"CLARIDAD DE INTENCION DE CARA A TU ASCENSION"
(Lectura aconsejada para el solsticio de verano)







Queridos corazones,
Es este un tiempo para clarificar, purificar y liberar todos los remanentes de la baja consciencia y las resistencias que interfieren con el despertar de tu cuerpo y corazón tanto humano como divino. Actualmente estamos en un tiempo de reestructuración personal consciente. Recuerda que eres tu ascensión manifestada. Recuerda que tu eres el cambio que el mundo ha estado esperando, y como tal, tu papel en este cambio es vital. Independientemente de cuan grande o pequeño percibas ese papel, es vital. 

Para muchos de vosotros, todavía quedan muchas sombras por surgir del fondo de vuestras mochilas emocionales. Permite que se manifieste todo lo que haga falta para elevarte y moverte hacia la frecuencia del amor y la luz. Nada está equivocado. Lo estás haciendo maravillosamente. Eres valiente y se te honra y ama desde todo el Cosmos. Continúa avanzando. Estás en medio de tu glorioso renacimiento, tu ascensión.

Todo, salvo lo que realmente eres, está listo para abandonar los dominios de tu realidad actual, para que puedas abarcar más luz, preparando un lugar para que tu Ser trascendente entre en definitiva simbiosis contigo aquí en la Tierra. Permite con alegría que todos esos apegos se vayan. Desata los nudos que te mantienen atado/a a tus esclavizantes pensamientos y déjales marcharse sin rencor ni lástima. Recuerda lo hermoso que va a ser no tener ya que necesitar reaccionar a la vida desde un estado emocional determinado, sino ser testigo de los acontecimientos desde una óptica de neutral sosiego. Será la liberación!

Todos y cada uno de vosotros habéis hecho un trabajo brillante vivenciando todos y cada uno de los recodos de vuestra condición humana, algo a lo que os comprometisteis hace cientos de vidas. Ahora se terminó la percepción de escisión. Todo regresa a su lugar. La escuela en la tierra ha terminado para ti. Está renaciendo la divina y ascendida esencia de ti, totalmente unificada e integrada. Se acabó el juego de la polaridad y la dualidad. Te estás desplazando hacia un ancho de banda de energía más elevado. Está llegando la claramente bienintencionada y cohesionada presencia de Dios en ti. 

Eres la oruga en su etapa final de metamorfosis transitando hacia la mariposa en que debe convertirse, rendida a una completa transformación mientras se da perfectamente cuenta, no de a dónde se dirige, sino de en qué se está convirtiendo. Este es un año de potencia y el poderoso mes de junio abarca un solsticio de verano y tres eclipses, cada uno de los cuales representan las fases de quienes fuimos, transmutándonos en lo que vamos a ser. Este mes coloca la piedra angular para la llegada del 11-11-11. El inicio de la liberación.

No temas ningún acontecimiento, no te resistas a nada, por duro que se muestre. Acepta todo lo que se presente y sobretodo ámate y reconcíliate contigo mismo y con tus partes oscuras, con tus tabúes. Deja de luchar por guardar las formas y libérate alegremente de corsés antiguos, en armónica fraternidad con todos los demás. Sé paciente y tolerante contigo mismo y con todos los que están en tu camino. Es el momento. Cada cual está atravesando su particular transición y se precisa de mucha compasión y comprensión mutua mientras atravesamos el oscuro túnel tras el que ya vislumbramos la luz de la liberación.

Puesto que nos hallamos este mes sumidos en un potente campo de energía, te invito a que redactes tu alegato claro de intenciones de cara a tu personal ascensión (ejemplo abajo). Describe lo que para ti significa ascender, lo que sientes (ojo, no lo que piensas) al respecto, y a continuación léelo, diez veces por la mañana, diez veces durante el día y diez veces antes de acostarte.
Asúmelo como la más auténtica verdad, confía en que así será, y luego vive y actúa amorosamente cada día de acuerdo con eso, hasta que te manifiestes como tu propia Ascensión hecha realidad en el plano de la Tierra.
Antes de escribir tu intención, utiliza la invocación de más abajo para fortalecerla y ofrecerle el respaldo de tu testimonio (Eres totalmente libre de añadir o cambiar cualquiera de los nombres que figuren en la invocación por otros que vibren más fuertemente contigo)

Invocación


Desde la Luz de Dios que Yo Soy,
desde la Luz de Dios que Yo Soy, 
desde el poder de Dios que Yo Soy
te invoco Fuente Creadora Divina,
señor Melchizedek,
señor Metatron,
Adán,
St. Germain,
Lady Nada,
Maestro Sananda,
Maestro Khutumi
Maestro El Morya
Sanat Kumara
Maestra Maria,
Lady Rowena
Quan Yin,
Arcangel Miguel,
Divina Esencia de nuestra amada Madre Tierra
y mi presencia Yo Soy.



os invito a cada uno de vosotros a ser testiogos de mi intención de claridad
para el propósito de mi Ascensión.
Os invito a rodearme con vuestro campo de energía y poner sobre mi el corazón y la mente ascendidas de Dios. 
Me abro enteramente para recibir.
Os pido a cada uno de vosotros, junto con vuestras legiones de luz,
que me iluminéis a medida que efectúo mis ajustes finales para clarificarme, amarme, fortalecerme rendirme y honrarme profundamente durante estos tiempos finales de un ciclo y el inicio de otro.
Me abro completamente para recibir.
Os pido amablemente que me recordéis cada momento que me aparte de la mente
de todo lo que es, para que pueda corregir compasivamente mi curso y el de aquellos que acudan a mi en busca de guía.
Pido sentir cada momento que me aparte del sendero de Dios, 
para poder reconocer ese sentimiento, y entonces, por mi propia iniciativa, 
infle mi corazón con conscientes e infinitas proporciones divinas sea cual sea la circunstancia en que me halle.
Pido que la frecuencia y la vibración de la fuente creadora, Dios, entre en mi cuerpo ahora.
Pido que la vibración y la Frecuencia de mi presencia Yo Soy entre en mi cuerpo ahora.
Pido que la vibración y la Frecuencia de mis más elevados aspectos del alma en todos los niveles de la creación se unifiquen y entren en mi cuerpo ahora.
Os pido a cada uno de vosotros, Maestros Ascendidos, que con amor y fuerza me hagáis sitio para elevar mi ser más grande, libre de las cargas y bajas frecuencias de mi pasada naturaleza inferiorpara que pueda realizar mi gran ascensión permitiendo el descenso de la Gran Divinidad para que entre en mi ahora.
Con profunda gratitud acepto vuestro amor, vuestro apoyo, vuestra guía y sabiduría a medida que conduzco vuestras vibraciones  a lo más profundo del templo de mi ser ahora.
Así es y que así sea.

(Por favor inhala profundamente, y siente y honra a quienes y a lo que has invocado.)



Afirmación de Claridad (Ejemplo)

Yo _______________ (indica tu nombre) con toda mi intención, con mi abierto y humilde corazón, me hallo frente a cada uno de los Seres de Luz invocados, en petición de graciosa y clara recepción de todo lo que preciso para realizar mi completa Ascensión.
• Dejo perfectamente claro que no ofreceré resistencia a nada de hoy en adelante. Me comprometo a observar profundamente cada experiencia, de hoy en adelante, como una bendición enviada a mi, para asistirme en la realización de mi Ascensión. Identificaré la bendición y la abrazaré de forma consciente.
• Dejo perfectamente claro que a medida que accedo a un nuevo ciclo de tiempo, construiré mi nueva vibración de amor, paz, tranquilidad, alegría, consciencia multidimensional y capacidades divinas como co-creador/a y colaborador/a por medio de mis propios intencionados esfuerzos y amor, y con vuestra ayuda. 
• Dejo perfectamente clara mi intención de caminar por esta Tierra con las vestimentas humanas, si bien viviendo como un maestro compasivo.
• Custodiaré conscientemente mi campo de energía con el propósito puesto en mi y en todos los demás, mis hermanos, de hoy en adelante.
• Dejo claro que fusionaré conscientemente mi feminidad divina y mi masculina divinidad en una sagrada ceremonia de equilibrio y armonía, amor y honor.• Dejo perfectamente claro que aceptaré mi cuerpo terrenal con amor profundo y que conscientemente lo llenaré de luz, amor y paz diarias.• Dejo perfectamente claro que cumpliré totalmente todos los requisitos necesarios para el nacimiento del corazón y la mente de Dios en mi, para conseguir los más elevados niveles de mente y corazón incondicional, jamás conocidos por la humanidad.• Dejo perfectamente clara mi voluntad de liberar mi estructurada mente a cada momento y conscientemente situarme en el flujo de los potenciales que existen para mi en la mente de Dios.• Dejo perfectamente claro que mi ascensión es de la más grande importancia para mi y que NADA me distraerá de este propósito.• Humildemente honrado por la Presencia de mi Fuente Creadora, Grandes Maestros y nuestra Amada Madre Tierra, Divina Diosa y mi Propia Presencia Yo Soy, señalo este día como el primero de un nuevo viaje, lleno de propósito consciente, un viaje de liberación que me liberará no solo a mi sino a esta Tierra y a muchos más humanos que la habitan actualmente.
• Dejo perfectamente claro que en verdad soy Dios en forma humana y que de hoy en adelante viviré como tal.


Que toda experiencia que necesite para completar mi viaje aquí en la Tierra se libere en completa gracia, y que mi intención sea oída en todo el cielo y en toda la Tierra.
Amado Yo Soy. Amado Yo Soy. Amado Yo Soy.


Por favor, inhala profundamente y descansa durante unos instantes en silencio, en la vibración, la energía, en el momento, en el flujo.




© 2011, Maureen Moss. Por favor, siéntete en total libertad para reenviar esto a quien estimes que lo necesite manteniendo estos enlaces visibles: 
http://www.worldpuja.org
http://www.maureenmoss.com

Metyrapone









Un grupo de médicos canadienses han publicado en el The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism un estudio que parece demostrar la capacidad de un compuesto para bloquear los recuerdos negativos.
La droga se llama metyrapone, y opera inhibiendo el ciclo natural del cortisol (una hormona que es segregada por las glándulas suprarrenales, y que se vincula naturalmente a los estímulos estresantes que el individuo recibe desde circunstancias externas (la muerte de un ser querido, un despido laboral, un abandono…). El metyrapone opera consumiendo más energía para compensar el estrés de la persona enfrentada a un bajón anímico.
La consecuencia de administrarla es que los recuerdos dolorosos permanecen inalterados, pero el paciente tiende aquí a rememorar de manera más afinada los recuerdos placenteros al tiempo que los recuerdos causantes de frustración se tornan difusos por medio del efecto de la droga.

Aparentemente el cortisol también participa en el proceso de recuperar recuerdos (debido a su función inhibidora del sistema inmonológico). En el estudio realizado se contó a 33 pacientes una noticia que contenía partes muy traumáticas y otras informaciones más neutrales. Luego se dividió al conjunto en tres grupos: unos recibieron una dosis de metyrapone, otros doble dosis de metyrapone y los terceros una dosis de placebo.

Al final, transcurrido un tiempo y una vez que el efecto de la droga hubo remitido, se pidió a los participantes que resumieran la historia que habían aprendido. Se constató que el hecho de ingerir metyrapone tenía una alta correlación con el olvido selectivo de los detalles negativos de la historia. 

Los pacientes con doble dósis de metyrapone recordaban casi exclusivamente los detalles inocuos o positivos de la noticia, los pacientes con dosis simple habían olvidado los detalles más tristes, mientras que, los que tomaron el placebo lo recordaban todo, con especial énfasis en lo más traumático de la historia.

El Dr. Arthur Janov comenta al respecto:
Por supuesto que inhibir en un individuo la actuación del cortisol, puede sin duda ocasionar una disminución de la reacción frente a un recuerdo, ya sea que a éste se lo desee evocar voluntariamente o que surja 'espontáneamente' en el contexto de una situación traumática similar o una conversación que despierte ese recuerdo de su estado de latente olvido. Lo mismo sucede si las funciones de áreas claves del cerebro son inhibidas. Eso es lo que sucede con el método EMDR, descubierto por la Dra. Shapiro, consistente en el uso de estimulación bilateral cerebral, en un protocolo especial relacionado con las situaciones traumáticas, que desencadena la desensibilización y el consecuente reproceso de las mismas, acompañado de la desaparición de la sintomatología.
Lo que se pretende con esta nueva droga es engañar al cuerpo bloqueando sus químicos naturales, que mantienen los niveles necesarios de ansiedad (alertas y vigilantes) para que sepamos reaccionar adecuadamente frente a una situación o recuerdo traumático. Abortar la reacción natural del individuo frente al dolor es la intención de los fabricantes de fármacos. En su inconsciencia ignoran que promoviendo el consumo de dichos compuestos sintetizados están retrasando el 'despertar' de la humanidad a su autoconsciencia. Y ya se sabe que reprimido el recuerdo del dolor, reprimido el miedo a padecerlo. Consecuencia: sufrimos trastornos del comportamiento, llegando a perder contacto con la realidad. En definitiva, nos volvemos menos humanos.

Yo añadiría que el estudio realizado con metyrapona no es más que un eslabón en la larga cadena de supresiones, engaños y manipulaciones que los poderes ocultos que gobiernan el mundo han producido, como consecuencia de nuestra demostrada tendencia a negar la parte dolorosa de la experiencia que llamamos vida. Ellos nos proveen de aquello que solicitamos. No queremos sufrir porque pensamos que no lo soportaremos…por eso nos siguen drogando y administrando información, como los bebés de jardín de infancia que la mayoría de los humanos demuestran cada día ser. 
Y sin embargo, lo cierto es que nadie se verá nunca enfrentado a obstáculos totalmente insalvables. Todos sabemos que lo que realmente nos hace crecer como humanos es la superación de eventos traumáticos por medio de la aceptación e integración de los mismos en nuestro personal y vital cuaderno de bitácora. Y la superación siempre va acompañada de 'sufrimiento', ya sea emocional o físico. Haber asumido, sufrido y cosido las heridas revela las hermosas cicatrices que ensalzan la condición humana. Nada es justo o injusto per se. La realidad no es sino el reflejo de nosotros mismos sobre la superficie reflectante de nuestras emociones. A mayor represión del dolor, más tensión contenida y prolongada. Por mucho que las drogas nos mantengan las emociones adormecidas, el cuerpo, última frontera en el mapa donde se graban los avatares de nuestra odisea, nunca engaña.

Es tiempo de bajar los brazos y rendirse a la grandiosidad de la creación, única actitud inteligente para congraciarse con el misterio de nuestra existencia. Lamentablemente esta actitud no va a ser asumida por todos. Incluso muchos van a despotricar contra esta perspectiva. No importa. Cada cual sabe el lugar que ocupa en el orden de las cosas y conoce el rol que le corresponde. Humildad y coraje son los ingredientes para destapar la quintaesencia que nos anima: el amor.

Francis Bacon abogado y filósofo inglés (1561-1626)

Teilhard de Chardin geólogo, filósofo y místico francés (1881-1955)




risa, sí pero…

Reírse de los demás es sarcasmo.

Reírse con los demás es amistad. 
Reírse de uno mismo implica madurez. 
Desde que se inventaron las excusas, nadie quiere ser culpable.
La vida es hermosa...lo que ocurre es que que hay un montón de ignorantes convencidos de que si no es fácil no es hermosa.
El buen humor, que no es innato sino que hay que trabajárselo, gana batallas que la fuerza y la razón perderían.
El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las 
velas a las condiciones climáticas.
Las palabras convencen, el ejemplo arrastra.
Cada flor tiene su peculiar perfume.
Pasos cortos y metas largas.
Piensa globalmente, actúa localmente.
Procura imitar a esos aviones que vuelan muy alto, por encima de las tormentas.
Vuela amigo vuela alto, no seas gaviota en el mar. La gente tira a matar cuando volamos muy bajo.

lunes, 30 de mayo de 2011

traigo la hermandad

Españistán



Un análisis muy preciso e irónico a la vez. Dos cualidades, que detesto profundamente.
Qué facil es diseccionar tan fría y jocosamente, a toro pasado, un episodio de la historia del país que está causando tanto dolor y generando tanta destrucción alrededor. Tanto ejercicio analítico y crítico me produce náuseas. Cuanta creatividad audiovisual desperdiciada con un fin tan poco moral…difundir el nombre de los 'culpables' (esos gobernantes que no son sino marionetas/pobres secuaces de quienes instigan este video)
¿Es que nadie es capaz de percatarse de la catársis emocional que todo esto está generando? ¿Es que nadie se da cuenta de la irresponsabilidad de seguir echando leña al fuego, culpabilizando, con videos como éste, a diestro y siniestro, en aras de Dios sabe qué dudosos principios? ¿Es que nadie se atreve a sentir de una vez compasión por si mismo y por todos los que están sufriendo las consecuencias? ¿Es que nadie se percata de que apuntar con el dedo acusador –el deporte nacional por excelencia– no genera otra cosa que una incrementada crispación, si cabe?
Resulta de lo más triste que haya todavía gente que dedique su precioso tiempo a explicar la masticada explosión de la llamada burbuja inmobiliaria, diseccionando los acontecimientos y servirlos como una sopa fría en la mesa hirviente de operaciones que actualmente es la escena social y económica. Es como si un superpetrolero hubiese encallado en la playa frente a nuestras viviendas y unos se dedicasen a criticar a las autoridades por no haber actuado correctamente y otros a escribir libros explicando los pormenores técnicos del naufragio. Solo unos pocos aciertan a arremangarse, guardar los anillos, y limpiar callada y amorosamente la playa de chapapote. Quien realmente sufre (por nuestra omisión y su acción) es un ente vivo llamado Planeta Tierra. Y nosotros somos sus huéspedes. Desagradecidos e inconscientes huéspedes.


Quien edita este video, busca adquirir pública notoriedad (presumiendo de hits/nº de reproducciones del video) queda patente que el cuarto poder y muchos de los que se de la noche a la mañana se han convertido en reporteros de excepción, no son capaces de tomar conciencia de su verdadero rol…el de transmitir sosiego, el de agrandar el ángulo de visión ofrecer una nueva perspectiva: ¿para qué seguir criticándonos unos a otros? Todos estamos en el mismo barco. 
Exigir responsabilidades es justamente lo que nos distrae del verdadero asunto: la catarsis emocional que la tragedia está ocasionando en individuos, familias y comunidades enteras. Duele darse cuenta de que quizá Thomas Hobbes no estuviese tan equivocado al afirmar de "El Hombre es un lobo para el hombre". Basta comprobarlo en los comentarios que deja el público. Nadie se da cuenta de la verdadera dimensión de los eventos. Nadie se percata de que competir en acidez y sarcasmo (en Youtube, en la calle, en casa…) no conduce más que a ponerse una venda tras otra. Mientras el horizonte de eventos se despliega en toda su magnificencia brindándonos una lectura más vasta de los acontecimientos, todavía no hemos despertado a la realidad de que el caos está aireando muchos más trapos sucios privados que públicos, de que el desagüe se va a encargar de evacuar el patio de toda la basura mental que hemos sembrado. Todavía hay gente que, en su irresponsabilidad, se dedica a ponerse medallas poniendo en la picota a los 'culpables'. Y es que siempre necesitamos un chivo espiatorio, alguien en quién descargar responsabilidades, alguien que 'cargue con el mochuelo' (llámese Aznar, Zapatero, FMI, etc…). Hay que indignarse, dicen. Es ya una religión. ¿Nadie se atreve a patentarla?


Haríamos bien en mordernos la lengua antes de criticar a nadie. Después de todo la corrupción ha estado presente en el seno de la humanidad desde hace miles de años. Es nuestra bandera como especie. Y es que hemos aprendido a defendernos con uñas y dientes en casa. Y ahora que el vaso de la indignación está colmado hasta los bordes, los mismos que crearon las religiones, los mismos que auspiciaron las revoluciones, ahora nos han 'puesto a huevo' la diana a la que todos juntos se supone que tenemos que apuntar al unísono. Y es que hasta en esto de decidir cuándo te tienes que cabrear te han manipulado. 


Es probable que haya llegado el tiempo (y los acontecimientos lo están demostrando) que finalmente empecemos a hacer examen de conciencia cada uno y revisemos qué hay de similar en nuestras alforjas emocionales y aquello contra lo que estamos despotricando. Está en juego tu inmediato destino en las estrellas.


Somos hermanos. Estamos hechos de lo mismo. No eres ni mejor ni por que tu vecino, que tu hijo, que tu hermano árbol, que tu hermanas Tierra y Luna. Deja de lado la batalla y mira el cielo estrellado. Maravíllate observando el grandioso cuadro de la creación. Lo grande y lo pequeño se funden en una sola lente, la del amor.

Reflexión y acción

"El capital más importante de que disponemos es el tiempo, pues es tan breve nuestro paso por este planeta que se puede considerar una desafortunada idea no gozar de cada instante, aprendiendo a ver en él una oportunidad para aprender, para expandir nuestra consciencia, para crecer e irradiar. Y todo ello con el favor de dos herramientas gloriosas, una mente potencialmente ilimitada y un corazón capaz de amar más allá de lo imaginable".


Facundo Cabral


"No se pueden recibir cosas nuevas, aceptar nuevos pensamientos si no existe espacio para ellas, si no se descartan los postulados antiguos."




Lao Tsé



sábado, 28 de mayo de 2011

La Nueva Tierra (II)

Todo lo que es, evoluciona en Ciclos, ya sean planetas o seres humanos.

El hecho de abandonar del ciclo kármico en un determinado tiempo no es algo excepcional que sucede solo a (grupos de) almas individuales. Lo que hace, no obstante, especial a esta era, es que la tierra misma está completando un mayor ciclo kármico. La tierra está involucrada en una transformación interna lo cual dará como resultado un nuevo tipo de conciencia en su ser como planeta. Sin importar, pues, en qué punto de evolución se hallen las almas individuales dentro de su propio ciclo, el proceso de transformación de la Tierra, las afectará. La Tierra es su hogar. Comparad esto con la casa en la que vivís. Imaginad que está siendo reconstruida. Eso afectaría mucho vuestra vida diaria. Dependiendo del estado de vuestra mente, experimentaréis esto como un cambio bienvenido o como un trastorno acompañado de desorden y molestias. Si estábais, por el contrario, planeando reconstruir vuestra casa de todos modos, estaríais ‘sincronizados’ con los cambios y podríais seguir la corriente. El proceso de transformación de la Tierra va a sostener y aumentar vuestros procesos de transformación personales. Si todavía no deseáis reconstruir vuestra casa para nada, experimentaréis frustración y malestar con el caos que reine a vuestro alrededor. Los cambios internos de la Tierra os desequilibrarán. Para aquellos que dáis la bienvenida a los cambios internos de vuestro planeta Tierra, éstos serán tiempos extremadamente poderosos. Seréis elevados por la corriente de Luz que actualmente está inundando vuestro universo.

Actualmente, la Tierra está a punto de resquebrajarse bajo la carga kármica de la humanidad que ha aceptado soportar. La negatividad y la violencia que se esparce desde ésta carga kármica, forma una clase de desecho energético que la Tierra apenas es capaz ya de procesar (neutralizar e integrar). Enfocad vuestra conciencia por un momento en el corazón de la Tierra. Relajaos y enfocad.....¿podéis percibir algo ahí? ¿Podéis sentir cómo la Tierra se desgarra?. Hay demasiada violencia sobre ella. La Tierra está sintiendo impotencia y resistencia al mismo tiempo. Está al borde de crear una nueva base para su ser. La tierra va a liberar las energías de lucha, competición y drama: en niveles internos y externos. La nueva base que se está esbozando dentro de ella es la energía del corazón, la energía de equilibrio y conexión: la energía Crística viviente. 

La Tierra, exactamente igual que la Humanidad, está implicada en una experiencia de aprendizaje. Exactamente igual que la Humanidad, su conciencia está evolucionando y transformándose a sí misma. Como sucedió con la Humanidad, su viaje comenzó desde un cierto tipo de ignorancia o inconsciencia acerca de su propio ser.

La tierra una vez fue un ‘planeta oscuro’, que absorbió o tragó las energías que la rodeaban. Ella tomaba las energías o seres que encontraba y los asimilaba completamente: ella les quitaba su singularidad y en cierto sentido los ‘mataba’. Esto surgía de su deseo de expansión. La tierra de algún modo sentía una falta o insuficiencia dentro de ella, que interpretaba como una necesidad de conquistar o asimilar otras energías. Ya que la tierra no daba nada a cambio a estas energías, no había en realidad una interacción entre ellos. Era un proceso mortal y silencioso.

En un cierto tiempo, la tierra se dio cuenta de que éste proceso no la satisfacía más. Sintió que algo faltaba en este particular modo de nutrirse. Su sensación de insuficiencia no era aliviado por éste.

Su impulso de expandirse no se satisfacía matando energías.

En ese momento, dentro de la conciencia de la tierra nació el deseo de vivencias, de Vida. La tierra no fue completamente consciente de esto. Ella sólo supo que quería algo más, algo nuevo, una clase de interacción con otras energías que no terminaran con la reducción de aquellas energías en energía terrestre. Dentro de la conciencia terrestre se creó un espacio para la experiencia de algo diferente a ella misma.

Energéticamente esto significa el comienzo de la vida en la tierra.

Es una ley cósmica que todos los deseos profundamente sentidos finalmente creen los medios para su realización. Los deseos, que esencialmente son una mezcla de pensamiento y sentimiento, son energías creativas. Esto vale tanto para planetas como para personas. Dentro de la tierra como planeta había asomado un anhelo, un anhelo de experimentar la vida. Un anhelo de preservar y apreciar la vida, en lugar de destruirla.

Y así sucedió.

Fue entonces cuando la vida llegó a la tierra, la tierra misma comenzó a florecer. Ella entró en un nuevo dominio de experiencias, que la colmó con una sensación de sorpresa y satisfacción. Se sorprendió a si misma de que aquel simple anhelo, aquella necesidad apenas percibida, pudiera traer tan grandes y nuevos desarrollos.

Sobre la tierra se desplegó un gran experimento de formas de vida. Muchas formas de vida fueron inducidas a manifestarse sobre la tierra y a experimentar con las energías presentes. La tierra se volvió un nuevo lugar de procreación. Hubo libertad para explorar nuevos caminos, nuevas posibilidades. Fue y aún lo es un lugar para la experimentación del libre albedrío para todas las criaturas. 

Con la creación de la vida, la tierra y las criaturas vivientes en ella, comenzaron a seguir una cierta línea de desarrollo interior. Este camino de experiencia tuvo su propio tema central: el equilibrio entre dar y recibir. 

En el nivel interior de la conciencia, la tierra había luchado por eones de tiempo para encontrar el equilibrio indicado entre dar y recibir. Como planeta, la tierra da y recibe vida. En el ‘período oscuro’ de la tierra, la etapa en la cual ella absorbía y liquidaba energías, el acento fuerte estuvo puesto en ‘recibir’. 

Actualmente, ella se ha inclinado hacia el otro extremo: dando hasta el límite de lo que puede dar. 

La tierra ha tolerado violencia y explotación por la humanidad durante mucho tiempo, porque esto fue en algún sentido tolerable karmicamente. La tierra tuvo que explorar el otro lado de poder y opresión. Sus acciones ofensivas incitaron la experiencia opuesta, la de ser víctima, algo así como un efecto boomerang. Así es como funciona el karma. No es una cuestión de castigos o premios. Para realmente entender y terminar con el tema del poder, tenéis que experimentar ambos lados de la moneda. Con cualquiera con quién decidáis pelear, o sobre el que deseéis imponer vuestro poder, deberéis encontraros nuevamente, como víctima u ofensor, hasta que reconozcáis que ambos sois UNO, ambas partes de una energía divina. 

La despiadada explotación de la Tierra en estos tiempos es, en algún sentido, karmicamente adecuada, ya que ha provisto a la tierra de una oportunidad para llegar a un completo entendimiento del equilibrio entre dar y recibir. Es fácil de entender si uno asume la perspectiva histórica de los acontecimientos acaecidos al planeta desde el momento que denomináis “big bang”.

De todos modos, los límites dentro de los cuales el desacato y la explotación pueden manifestarse y son karmicamente adecuados son muy tenidos en cuenta. La Tierra ha alcanzado su entendimiento del equilibrio y está completando su ciclo kármico de conciencia. El planeta ha logrado ahora alcanzar un nivel de amor y conciencia tal que ya no tolera el abuso humano por mucho más. Este nivel de conciencia hará que la Tierra atraiga energías igualmente sincronizadas, que sepan paladear la armonía y el respeto. La contrapartida es que va a repeler cualquier energía que albergue intenciones destructivas. Es como una hotel a punto de concluir un proceso de reforma integral en donde ya no se van a consentir comportamientos inarmónicos. 

Ha llegado el tiempo para un nuevo equilibrio entre dar y recibir. En la “nueva tierra”, habrá paz y armonía entre el planeta tierra y todos los que habiten en ella: hombre, planta y animal. La armonía y conexión sincera entre todos los seres será una fuente de gran alegría y creatividad. 

La transición desde la vieja tierra hacia la nueva tierra es un proceso que no está fijo en tiempo y características. Depende más de las elecciones hechas por la misma humanidad, de las elecciones hechas en este momento por todos vosotros como individuos. 

Muchas predicciones se han hecho y se hacen acerca de este tiempo de transición. El hacer tales predicciones siempre es una cuestión dudosa. Lo esencial es que vuestra realidad materialmente visible es una manifestación de vuestros estados internos y colectivos de conciencia. La conciencia es, como lo expusimos al comienzo, libre y creativa. Podéis en todo momento decidir cambiar vuestro futuro pensando y sintiendo diferente. Tenéis poder sobre vuestros pensamientos y sentimientos. Podéis, en todo momento, decir ‘no’ a los pensamientos o sentimientos restrictivos y destructivos. Esto rige tanto para vosotros como individuos, como para grandes grupos de personas. 

Cuando un considerable grupo de individuos elija libertad y amor, sobre el odio a sí mismos y la consecuente destrucción del entorno, entonces dicha actitud se manifestará por sí misma en la realidad material de los individuos y colectivos implicados. La tierra reaccionará a eso. Ella es sensible a lo que tiene lugar dentro de las personas. Ella responde a sus movimientos internos, a los cambios conscientes. 

Con esto, quisiéramos recalcar, que nadie, ni siquiera ‘de nuestro lado’, es capaz de realizar predicciones precisas acerca del modo en que la Nueva Tierra nacerá. 

Queda claro, de todos modos, que el grupo de almas que ahora están completando su ciclo kármico (ver La Nueva Tierra I) está estrechamente conectado energéticamente a la Nueva Tierra. Estas personas, quienes frecuentemente se sienten profundamente conectadas a los ideales incluidos en la Nueva Tierra, tendrán hermosas oportunidades de crecimiento y liberación, debido a la coincidencia de los ciclos planetarios y personales. 

En nuestra próxima serie de lectura, la serie de los Trabajadores de la Luz (Ligthworkers), hablaremos acerca de este grupo de almas en particular. Ellos generalmente son llamados Trabajadores de la Luz, y nosotros también usaremos ese nombre. Sus razones para encarnar durante esta época de transición no son casuales. Ellos están profundamente conectados con la historia de la tierra. En nuestras próximas series, describiremos los rasgos psicológicos que poseen la mayoría de los Trabajadores de la Luz. Hablaremos acerca de su historia, sus raíces galácticas y su misión en la tierra. Discutiremos en detalle las etapas de crecimiento interior que están involucradas en la liberación de uno mismo del ciclo kármico.

La Nueva Tierra (I)

En estos días y época, está teniendo lugar una transición sobre la Tierra. Está esbozándose una nueva conciencia que tarde o temprano tomará forma.
¿Cómo sucederá exactamente esta transición, qué forma adoptará? No está determinado. El futuro siempre es indeterminado. Lo único que es realmente revelado es este particular y actual momento: El Ahora. Desde lo conocido del Ahora, se abren incontables caminos posibles, una red infinita de futuros posibles.


Basándonos en el pasado, podemos predecir que un futuro particular es más probable que otro, pero la elección es siempre vuestra. ¡Sois vosotros quienes decidís si permitís que el pasado determine vuestro futuro! Las predicciones siempre están basadas en probabilidades, y las probabilidades están relacionadas con el pasado. En el poder que tenéis como humanos está la posibilidad de cortar con el pasado lastrante, para establecer un curso diferente. Estáis dotados de algo maravilloso: el libre albedrío. Tenéis, en virtud de ello, el poder de cambiar, de recrearos en vosotros mismos. En este poder yace vuestra divinidad. Es el poder de crear a partir de la nada. En este poder divino radica la verdadera esencia de quienes sois.


Hablando de estos tiempos como una etapa de transición, nunca debéis olvidar que vosotros sois los maestros de vuestra propia realidad. No existen los planes predestinados o un Poder Cósmico, que rija inevitablemente el camino de vuestra alma individual o vuestro poder individual para crear vuestra propia realidad. Nada funciona de esa manera. Cada alma sobre la Tierra experimentará esta transición del modo que sus predisposiciones internas establezcan. Hay muchas realidades. La realidad que cada uno elija va a responder a sus necesidades y deseos interiores.


Lo que hace a este tiempo (1950-2070 aproximadamente) especial, es que hay dos tipos de ciclos diferentes de conciencia llegando a un fin: 
• un ciclo personal (o una serie de ciclos personales)
• un ciclo planetario. 
El fin de ambos ciclos está sincronizado. El uno refuerza al otro.


En lo que respecta a la humanidad, la culminación de su ciclo personal de vidas terrestre está cerca. La mayoría de las almas involucradas en esta consumación son Trabajadores de la Luz. Hablaremos con más detalles acerca de este grupo de almas comprometidas.
Aquí, nos gustaría explicar la naturaleza de este ciclo personal: qué significa ir a través de él y cuál es el objetivo de vivir todas estas – bastante complicadas – vidas sobre le Tierra. 




El ciclo kármico personal


Las vidas terrestres que vosotros experimentáis forman parte de un ciclo más elevado de vuestras almas.  Este ciclo fue diseñado para permitiros experimentar completamente la noción de dualidad. Dentro de este ciclo habéis experimentado lo que es ser masculino y femenino, tener salud y estar enfermo, tener frío o calor, ser rico o pobre, ‘bueno’ y ‘malo’. En algunas vidas habéis estado intensamente involucrados en el mundo material, siendo por ejemplo un granjero, un trabajador o un artesano.
Ha habido ciertamente más vidas orientadas espiritualmente, en las cuales portábais una fuerte conciencia de vuestra original y espriritual naturaleza. En aquellas vidas os vísteis atraídos por vocaciones religiosas. También ha habido vidas en las cuales vosotros explorásteis el mundano dominio del poder, el juego de la política, etc. También puede haber habido vidas dedicadas a la expresión artística.


Frecuentemente, las almas tienden a especializarse concretamente en algo en el curso de todas estas vidas. Esto puede ser claramente reconocido en personas que poseen un don natural en un área determinada. Parecería que ellos tuviesen un potencial ahí, incluso desde niños, el cual solo necesita ser detonado y potenciado en el momento oportuno para que, desde ahí, se desarrolle fácilmente.
Las almas de los Trabajadores de la Luz muy frecuentemente son atraídas hacia vidas religiosas, y han vivido numerosas vidas como monjes, monjas, sacerdotes, chamanes, brujas, psíquicos, etc. Así estuvieron inclinados a ser intermediarios entre el mundo material, físico y los reinos espirituales. Y por lo tanto ellos desarrollaron una ‘habilidad’ en estos campos. Cuando sentís esta llamada, este fuerte impulso a involucraros con la espiritualidad, incluso si ésta no se adapta a vuestra vida diaria normal, bien podría determinar que sois parte de esta familia de Trabajadores de la Luz.


Vivir en la Tierra os brinda una oportunidad de experimentar completamente lo que es ser un humano. Ahora bien, podríais preguntaros: ¿qué tiene de tan ‘especial’ ser un humano?


La experiencia humana es tan diversa como intensa. Cuando vivís una vida humana, estáis temporalmente inmersos dentro de un abrumador campo de sensaciones físicas, pensamientos y sentimientos.
Debido a la dualidad inherente en este campo, hay gran contraste e intensidad en vuestras experiencias. Mucho más grandes que cuando residís en los planos astrales, como los llamáis. Estos son los planos a los cuales accedéis después de abandonar el plano físico de la existencia en la Tierra. ‘Morir’, decís, y donde permanecéis entre las diferentes vidas (encarnaciones). 
Quizá os sea difícil de imaginar, pero os diré que a muchas entidades (ángeles, decís) que ‘habitan’ en nuestro ‘lado’, les encantaría estar en vuestro lugar. Desearían ser humanos, ganar ‘experiencia humana’. La experiencia humana manifiesta y contiene una clase de realidad que es de un incalculable valor. Aunque ellas puedan crear incontables realidades por el sencillo poder de su imaginación, esto les da menos satisfacción que la creación de una realidad en la Tierra.


Sobre la Tierra, vuestro mundo/planeta, el proceso de creación se gesta muy a menudo por medio de una lucha, de una confrontación. Comúnmente halláis resistencia al tratar de hacer realidad vuestros sueños. El tipo de creación mental en el mundo astral es mucho más fácil. No existe retraso entre el pensamiento de algo y la verdadera creación del mismo. Además, podéis crear cualquier realidad que queráis o en la que podáis pensar. No hay límites. En el momento que vosotros imagináis digamos un jardín encantador, éste se manifiesta ahí instantáneamente para que accedáis a él.
Dar nacimiento a una idea en la Tierra, hacerla realidad en el mundo material, supone sin embargo un gran esfuerzo. Demanda una fuerte intención, perseverancia, claridad mental y un corazón confiado, cualidades éstas que venís a ejercitar en la Tierra. En la Tierra tenéis que tratar con la lentitud y tenacidad del mundo material. Tenéis que lidiar con vuestros propios impulsos contradictorios, con las dudas, con la desesperación, con la falta de conocimiento, con la falta de confianza, etc. obstáculos éstos, que necesariamente debéis experimentar en para vuestro crecimiento. Y el proceso de creación puede sin duda ser obstruido, o incluso fallar, a causa de cualquiera de estos inconvenientes. Con todo, estos problemas potenciales son las verdaderas razones que hacen tan valiosa la experiencia de la vida terrestre. En este proceso, los desafíos que encontráis son vuestros más grandes maestros. Le dan a la experiencia terrestre una profundidad y magnitud tales que la hacen mucho más honda y amplia que el fácil proceso de creación en los planos astrales. Una facilidad que engendra insignificancia. El proceso creativo en la Tierra tiene mérito. Las entidades astrales que todavía no han experimentado vidas sobre la Tierra saben y entienden esto. Por eso son compasivas.


Vosotros con frecuencia os desalentáis e incluso desesperáis por la no condescendiente naturaleza de vuestra realidad. Muy a menudo, la realidad no responde a vuestros deseos y esperanzas. Muy frecuentemente, vuestras intenciones y anhelos creativos parecen finalizar en dolor y desilusión. Sabed, no obstante, que hallaréis la llave de la paz y la felicidad  dentro de vuestro propio corazón. Y cuando eso suceda, la alegría que os inundará no será igualada por nada creado en los planos astrales. Será el nacimiento de vuestra maestría, vuestra divinidad. El éxtasis que experimentaréis cuando despierte vuestra divinidad aletargada os proveerá el poder de sanaros a vosotros mismos. Este amor divino os ayudará a recuperaros de las heridas profundas que habéis sufrido a través de vuestras vidas en la Tierra.
Después de esto, seréis finalmente capaces de ayudar a curar a otros que hayan atravesado las mismas pruebas y penas. Reconoceréis su dolor. Lo veréis en sus ojos. Y seréis capaces de guiarles en su camino hacia su propia divinidad.




El propósito de ir a través de la dualidad


Por favor no subestiméis el significado de vuestras vidas en la Tierra. Pertenecéis a la más creativa, avanzada y valiente parte de Dios (= Todo lo Que Es). Sois exploradores de lo desconocido y creadores de lo nuevo. Sus exploraciones a través del reino de la dualidad han servido a un propósito que está más allá de vuestra imaginación. Es difícil explicaros el profundo significado de vuestros viajes, pero queremos deciros que con ellos habéis colaborado en la creación de un nuevo tipo de conciencia, una que no existía previamente.
Esta conciencia, inicialmente fue anunciada por los profetas y luego desplegada por Jesucristo, cuando accedió a hacerse hombre, y caminó en la Tierra. Esta conciencia, que llamaremos en adelante la Conciencia Crística, resulta de una alquimia espiritual. Si alquimia física es el arte de transformar plomo en oro, alquimia espiritual es el arte de transformar energía oscura en  “la tercer energía”, el oro espiritual presente en la energía Crística.
Por favor entended que no estamos diciendo que el propósito sea transformar la oscuridad en luz, o lo malo en bueno. Oscuridad y Luz, malo y bueno son opuestos naturales, antagonistas en un escenario polarizado;  existen gracias al otro, al opuesto. No se entienden el uno sin el otro.
La alquimia espiritual introduce una ‘tercer energía’, un tipo de conciencia que abarca ambas polaridades a través de energías de amor y comprensión. El verdadero propósito de vuestro viaje no es hacer que la Luz conquiste a la Oscuridad, sino ir más allá de estos opuestos y crear un nuevo tipo de conciencia, más expaandido, una que pueda mantener la unidad tanto en presencia de la luz como en presencia de oscuridad.


Explicaremos este punto bastante difícil por medio de una metáfora.
Imaginad que sois buceadores de grandes profundidades en búsqueda de una perla. Una y otra vez os zambullís en el océano para hallar esta particular perla de la cual todo el mundo habla pero que nadie realmente ha visto. Se rumorea que incluso Dios, el buceador más experimentado, nunca ha tocado la perla.


Zambullirse en el océano está lleno de peligros, ya que podríais perderos o ir a las profundidades y quedaros sin oxígeno. Aún así, persistís y os sumergís en este océano una y otra vez, porque estáis  resueltos e inspirados. ¿Sois por ello unos dementes? 
No, sois exploradores de lo nuevo. 
El secreto es este: en el proceso de hallar la perla, la estáis creando.
La perla es el oro alquímico espiritual, el Grial de la conciencia Crística. La perla sois vosotros, transformados por la experiencia de la dualidad. 
Lo que tenemos aquí, es una verdadera paradoja: al explorar lo Nuevo, lo estáis creando. Habéis pasado a ser la perla de la creación de Dios.


Dios no tiene otro modo de realizar este milagro, porque lo que váis a hallar, aún no existe: tiene que ser creado por vosotros. 
¿Y Por qué estaría Dios tan interesado en crear algo nuevo? Permitidme exponer esto de la manera más simple posible.
Primero, la energía que todo lo es (Dios) es enteramente y por naturaleza BUENA. Hubo bondad en cada lugar y momento de su creación. Pero eso generaba un inconveniente. Los elementos creados eran estáticos. La creación de Dios adolecía de vitalidad, carecía de la posibilidad de crecimiento y expansión. Podríais decir que estaba ‘atascada’, carente de dinámica, como un corazón que se expande pero no se contrae.
Para crear cambio, para crear una oportunidad de movimiento y expansión, Dios tuvo que introducir un elemento alternativo en su creación que fuese diferente de la Bondad que lo impregnaba todo. Esto fue muy difícil para Dios, ya que ¿cómo podríais crear algo que no sois? ¿Cómo puede la Bondad crear Maldad? No puede. Es ajeno a su esencia. Por lo tanto, Dios tuvo que ingeniárselas con un truco, por así decirlo. A este truco se llama ignorancia. Los egipcios lo llamaron el velo de Isis. En la India lo llaman todavía Maya.
Ignorancia es el elemento que se opone a la Bondad, pues genera la percepción ilusoria de estar fuera de la Bondad, de estar ‘separado de Dios’. No saber quienes sois es el aliciente que subyace tras el cambio, crecimiento y expansión en su universo. La Ignorancia alimenta al miedo, el miedo alimenta la necesidad de control; la necesidad de control alimenta la lucha por el poder: y ahí tenéis todas las condiciones para  que el “Mal” prospere.


Queda así establecido el escenario para la batalla entre el Bien y el Mal. Una batalla ideada por Dios con un propósito muy claro: Dios necesitó la dinámica de los opuestos para ‘desatascar’ su propia creación. Debe ser muy difícil para ustedes poder asimilar esto, en vista de todo el sufrimiento experimentado y causado por la ignorancia y el miedo, pero Dios puso gran valor en estas energías, ya que ellas le proveyeron de un modo de ir más allá de si mismo.


Dios os pidió a vosotros, aquellos que pertenecéis a su más creativa, avanzada y valiente parte de si mismo, que aceptáseis el velo de la Ignorancia con la intención de experimentar la dinámica de los opuestos tan completa e íntegramente como fuese posible. Vosotros aceptásteis olvidar temporalmente vuestra verdadera naturaleza. Consentísteis dar este salto a la ignorancia, pero incluso este consentimiento también fue ocultado por el velo del olvido. Con frecuencia maldecís a Dios por estar en la situación en la que estáis: las penas, la ignorancia – y nosotros lo entendemos, pues, en esencia, vosotros sois Dios.


A pesar de todos los problemas y pesares, en lo profundo de vosotros todavía experimentáis una cierta clase de maravilla y excitación acerca de vivir en la dualidad, en cuanto a experimentar y crear lo nuevo. Esta es la excitación original de Dios, la razón por la que comenzó este viaje a través de Vosotros en primer lugar. El significado de la vida.
Cuando comenzásteis vuestro viaje, os enfrentásteis al Mal (miedo, ignorancia) con solo una vaga memoria del Bien en vuestras mentes. Comenzásteis a batallar contra el miedo y la ignorancia, mientras añorábais el Hogar, esa palabra que muchos moribundos musitan poco antes de expirar. Sin embargo, no regresáis al Hogar en el sentido de regresar atrás a algo que fue y de donde proveníais, a un estado ubicado temporalmente en el pasado cronológico. La creación entretanto, ha sufrido una metamorfosis a causa de vuestros viajes.
Tras vuestro periplo sucederá que habréis expandido la bondad y la maldad, la luz y la oscuridad.
Habréis creado una tercer energía, la energía Crística, la cual abarca y trasciende a ambos. Habréis expandido la misma creación de Dios. Seréis la Nueva Creación de Dios. Dios habrá llegado más allá de si mismo cuando la conciencia Crística haya arraigado completamente sobre la Tierra.
Repito que la conciencia Crística no existía antes de la “experiencia humana”. La conciencia Crística es la conciencia de alguien que ha ido a través de la multifacética experiencia de la dualidad, ha llegado a término con ella, y emerge ‘del otro lado’. Ese Alguien será quien se convierta en el habitante de la Nueva Tierra. Eso significa lo que llamáis Ascensión. Un ser que, como muchos otros, abandonará la dualidad, habiendo reconocido y abrazado su propia divinidad. Alguien que llegará a ser uno con su Ser Divino, siendo no obstante este Ser divino distinto que antes. Será más profundo y más rico que la conciencia de la que nació. También se podría afirmar que Dios se habrá enriquecido a si mismo/a transitando a través de la experiencia de la dualidad de los seres que ha creado.


Esta historia está simplificada y distorsionada, como algo que diríamos es distorsionado por la ilusión del tiempo y la separación. Esta ilusión ha tenido un valioso propósito. Pero ha llegado ahora el tiempo de ir más allá de la ilusión. Tratad, por favor, de sentir la energía subyacente en nuestras palabras, historias y metáforas.
Esta energía sois en esencia vosotros mismos. Es la energía de vuestros futuros seres crísticos la cual está hablando a través mío, Jeshua. Estamos esperándoos para que os unáis a nosotros.




Cómo superar la dualidad (la culminación del ciclo kármico)


Vuestros ciclos terrestres de vida finalizan cuando el juego de la dualidad ya no se sostiene en vosotros. Ha sido esencial, para el juego dualístico, que os hayáis identificado con una posición particular en el campo de ejercicio de las polaridades. Habéis experimentado y os habéis identificado con ser pobre o rico, famoso o humilde,  marido o esposa, héroe o villano, maestro o alumno. En realidad no importa mucho qué parte hayáis estado jugando. Mientras os continuéis identificando con el rol/actor de la escena que representáis, la dualidad aún tendrá fuerte asidero en vosotros.
Esto no está mal por supuesto. En cierto sentido se pensó, como dije, que fuese de esa manera. Se quiso que olvidárais vuestro verdadero ser. ¿por qué? Para experimentar todos los aspectos de la dualidad. La intención era que condujéseis vuestra conciencia a un papel particular en el Drama de la vida en la Tierra. Y lo jugásteis bien. Quedásteis tan atrapados en vuestros roles que olvidásteis completamente la aspiración y el propósito implícito en el proceso de empezar a experimentar a través de este ciclo de vidas. Os olvidásteis tanto de vosotros mismos que tomásteis los juegos y dramas de la dualidad como la única realidad existente. Esta experiencia os ha vuelto solitarios y os ha inundado de miedo. Nada de eso es sorprendente, ya que el verdadero juego de la dualidad está basado en los factores de la ignorancia y miedo.
Para comprender los trabajos de la dualidad en vuestra vida diaria, nos gustaría mencionar algunos rasgos típicos del juego de la dualidad.


Características del Juego de la Dualidad


1. Vuestras vidas emocionales son esencialmente inestables.
No está presente ningún anclaje emocional, ya que siempre estáis en posiciones polarizadas que retratan situaciones extremas. Sois iracundos o indulgentes, intolerantes o generosos, depresivos o entusiastas, felices o tristes. Vuestras emociones fluctúan permanentemente entre los extremos. Creéis tener solo un limitado control sobre éstas fluctuaciones.


2. Estáis intensamente involucrados con el mundo externo.
Ha revestido una capital importancia para vosotros el modo en que érais juzgados por otras personas. Vuestra autoestima sigue dependiendo aún de las reflexiones que el mundo externo (la sociedad en general o vuestros seres queridos) emitan acerca de quiénes sóis. Necesitáis en definitiva, sentiros evaluados, tratando con ello de satisfacer los estándares de corrección e incorrección. Y lo estáis haciendo muy bien.
3. Tenéis marcadas opiniones acerca de qué es bueno y qué es malo.
Juzgar es consecuencia natural de hallarse sumidos en la ignorancia. El hecho de emitir juicios os transmite seguridad. La vida está tan bien organizada cuando se catalogan las acciones, pensamientos o sentimientos de las personas dentro de los cánones de lo correcto o incorrecto. 


Es común a todas estas características que en todo lo que hacéis o sentís realmente no estáis ahí. Vuestra conciencia reside en las capas externas de vuestro ser, donde es conducida por modelos de pensamiento y comportamiento orientados por el miedo.
Permitidme nuevamente ilustrar con un ejemplo. Si acostumbráis constante y compulsivamente a poneros guapos y agradables, estáis exhibiendo un modelo de comportamiento que no nace de vuestro ser interior. En realidad estáis suprimiendo señales desde vuestra parte más interna. Estáis tratando, reconocedlo, de cumplir con las expectativas (reales o imaginarias) de alguien más, con motivo de no perder su aceptación, admiración o atención. Estáis reaccionando por miedo a perder. Vuestras expresiones genuinas quedarán limitadas por esa ‘actuación’. La parte de vosotros que no es expresada/manifestada vivirá de todos modos su propia vida escondida de sí misma, creando irremediablemente insatisfacción y agotamiento en calidad de prisionera tras los barrotes que le hayáis impuesto. El precio a esta servidumbre/esclavitud es la ira e irritación que se manifiesta inconscientemente en vuestro día a día, convirtiéndoos en autómatas autolesionadores de vuestra dignidad y agresores de la de los demás.


Este es el fondo del pozo en vuestro tránsito hacia la conciencia crística. El modo de salir de este estado de abnegación es establecer contacto con las partes suprimidas y escondidas dentro de vosotros. Ese es el camino del autoconocimiento. Esta tarea no es difícil, en el sentido de que se precisen habilidades particulares o conocimientos esotéricos para lograrlo. Podéis hacerlo por vosotros mismos. Con determinación, convicción y constancia hallaréis las propias maneras de hacerlo. Motivación e intención son mucho más importantes que “habilidades” y “métodos”. Si realmente intentáis conoceros a vosotros mismos, si estáis realmente decididos a ir profundamente hacia adentro y modificar los pensamientos temerosos y manifestar las emociones que bloquean vuestros caminos a una vida completa y feliz, lo lograréis, a través del método que sea.
Habiendo dicho lo anterior, nos gustaría ofreceros un ejercicio, una simple visualización simbólica, que puede ayudaros a lograr estar en contacto con vuestras emociones.


Tomaos un momento para relajar los músculos de los hombros y cuello, sentaos derechos y colocad vuestros pies planos sobre el piso. 
Respirad profundamente…


Imaginaos caminando por un sendero bajo un cielo azul ampliamente abierto. Sentid los sonidos de la naturaleza y el viento a través de tu cabello. Eres libre y feliz. 
Más adelante en el camino, ves aparecer a varios niños corriendo hacia ti. Se están acercando a ti. 
¿Cómo responde tu corazón a esta visión?… 


Ahora los niños están frente a ti. ¿Cuántos hay? ¿Qué aspecto tienen? ¿Son niños, niñas, o ambos? 
Les dices ‘hola’ a todos. Díles cuán feliz te sientes de verlos. Luego te diriges a uno de esos niños en particular. Éste/a te está mirando a los ojos. El o Ella tiene un mensaje para ti. Está escrito en sus ojos. ¿Puedes leerlo? ¿Qué es lo que quiere decirte? Te está entregando una energía que necesitas justo ahora. Nombra la energía que este niño interior ha venido a traerte, y no la juzgues. No dejes que tu mente controladora intervenga saboteándo el momento. Simplemente agradecele a él o a ella, y luego libera la imagen. 
Siente la Tierra firmemente bajo tus pies otra vez y respira profundamente por un instante…
En este momento te has conectado con una parte escondida de ti mismo/a. Puedes regresar a esta escena todas las veces que quieras, y tal vez hablar con los otros niños también.


Yendo hacia dentro, y estableciendo contacto con vuestros/as niños internos, esas partes escondidas y suprimidas de vosotros os volvéis más presentes, más conscientes. Y vuestra conciencia se está elevando sobre los modelos de pensamiento y comportamiento motivados por el miedo, esa energía a la que habéis concedido tanto crédito durante tanto tiempo. Estáis, en el proceso asumiendo Responsabilidad sobre vosotros mismos. Viajando hacia dentro os hacéis cargo de vuestra pena, enfado y demás heridas internas, como un padre se hace cargo de sus hijos. 


Escuchad a vuestros niños, el lenguaje verdadero de vuestra alma, la cual os habla por medio de susurros en vuestros sentimientos y a través de vuestras emociones (ira, celos, etc) cuando no atendéis a dichos sentimientos). Conectad conscientemente a través de esas emociones con los sentimientos no manifestados por vuestros niños que subyacen tras ellas.


Actuad basándoos en el lenguaje del alma y cread las condiciones para los cambios que vuestra alma desea realizar.


Valorad el tiempo cuando estéis completamente solos, ya que sólo en silencio podéis oír esos susurros de vuestra alma.


Cuestionad la autoridad de los modelos de pensamiento o reglas de comportamiento convencionales que bloquean la libre expresión de vuestra verdadera inspiración y aspiración.


El punto decisivo para dejar a la dualidad irse.


Vuestro ciclo de vidas terrestre llega ahora a una conclusión cuando vuestra conciencia, habiendo madurado lo necesario, está capacitada para sostener todas las experiencias de la dualidad en vuestras manos, al tiempo que permanecéis centrados y completamente presentes. 
Mientras os identifiquéis con un aspecto de la dualidad más que con otro (con la luz como opuesto a la oscuridad, con rico como opuesto a pobre, etc.), vuestra conciencia se hallará en un columpio que se balancea sin cesar. El Karma no es nada más que el natural armonizador del columpio en el que se encuentra vuestra conciencia. Os liberaréis de vuestras ataduras al ciclo kármico cuando vuestra conciencia encuentre su punto de anclaje en el centro inmóvil del columpio.


Este centro es el punto de salida del ciclo kármico. Solo podemos bajarnos del columpio cuando hemos conseguido detenerlo. Los sentimientos predominantes en este centro hallado son tranquilidad, compasión y total alegría. Los filósofos griegos tuvieron premoniciones de este estado al cual llamaron ataraxia: imperturbabilidad. 
Juicio y miedo son las energías que más os sacan de este centro. 
A medida que liberéis estas energías más y más, os volveréis más serenos y abiertos por dentro. Accederéis a otro mundo, a otro plano de conciencia. 
Esto se manifestará inmediatamente en vuestro mundo externo. Será un tiempo de cambio y de decirle adiós a aspectos de vuestra vida que ya no son más vuestro reflejo. Es entonces cuando los paradigmas se desmoronan y los grandes cataclismos tienen lugar en las áreas de las relaciones personales y laborales. Muy probablemente, toda vuestra forma de vida se ponga entonces patas arriba. Esto no es sino algo completamente natural, desde nuestra perspectiva, ya que los cambios internos siempre son precursores de cambios en su mundo exterior. 
Vuestra conciencia crea la realidad material en la cual habitáis. Su alteración repercute en las estructuras externas que os rodean. Siempre es de este modo.


No obstante lo dicho, la liberación del apego a la dualidad lleva tiempo. El desenmarañar todas las tramas de la oscuridad, que no es sino la propia inconsciencia, es un proceso gradual. Es como pelar una cebolla. Hay que ir capa por capa. Y en el proceso hay lágrimas. Una vez que emprendáis, sin embargo, este camino hacia vuestro interior, os distanciréis lentamente pero paulatinamente del juego de la dualidad. Cuando comprobéis el verdadero significado de ‘ataraxia’, habréis llegado al punto decisivo. Cuando hayáis sentido el silencio, plenos de alegría por simplemente estar con vosotros mismos, sabréis que esto es lo que habéis estado buscando tanto tiempo. Iréis hacia dentro, una y otra vez, para experimentar esta paz interior.
Y, paradójicamente, no huiréis de los placeres mundanos. No os volveréis ascetas. Habréis hallado por el contrario un ancla de divinidad dentro de vosotros mismos, que os permitirá experimentar el mundo y todas sus bellezas desde este nuevo estado de dicha. Suena bien, ¿verdad?
La dicha nunca es consecuencia de hallarse en posesión de cosas materiales, sino que reside en el modo en que experimentáis dichas cosas.
Cuando hay paz y alegría en vuestro corazón, las cosas, situaciones y personas que aparezcan en vuestro camino reflejarán esa paz y alegría.


En estos días y en esta época, un cierto número de almas están preparándose para retirarse del ciclo kármico. Sin embargo, no se trata únicamente de que un grupo de almas humanas estén ahora alcanzando el final de un ciclo personal transformativo. La tierra completa en la que vivís está, de modo similar, llevando a cabo una profunda y completa transformación. También está llegando al fin un propio ciclo planetario.


Esta era es tan especial debido a la coincidencia de estos dos ciclos.