jueves, 2 de junio de 2016

Mesalina mon amour






-Vaya sangre fría, no?

-Si fueras mujer, créeme, dirías que es para matarlo. Este anuncio de la FIFA es un solapado guiño a los misóginos.

-Pero si es un artista!

-Eso es lo que quieren que veas. La artista verdadera es ella con todos los cuencos secándose en las estanterías.

Ahí tienes a Don Giovanni. Tal cual. Este video, que no tiene desperdicio, es un excelente ejemplo visual, un símbolo, para explicar el mito (neurosis) del Donjuanismo, ese complejo de Edipo no resuelto, según Freud. Don Juan (el hombre del anuncio) es, digamos, el "calienta-vaginas" equivalente masculino del arquetipo de Mesalina, la "calienta-pollas" (no muy lejos de la viuda negra/complejo de Dalila). A los donjuanes, es decir, reprimidos homosexuales, les resultan indiferentes las mujeres, incluso les hastían (vivió rodeado de ellas en su infancia, como la práctica totalidad de los presbíteros de alto rango). Los Donjuanes son galantes, sí, pero unos pésimos amantes llegados el momento de 'pasar a la acción'. Se les va la fuerza por la boca (intelectualidad).

Mientras la homosexualidad se esconde en el armario, magnetizan a la cara opueata de la moneda: mujeres sexualmente demandantes, concubinas (putas) baratas, como lo fue su...padre (de ellos), mujeres a las que nunca va a satisfacer. En el fondo Donjuan se derrite ante hombres protectores y estereotipadamente varoniles (como su padre no estuvo, lo buscan en los clichés psíquicos), hijos a su vez de padre violento y que buscan como parejas a maricas necesitados de amor paterno a los que proteger de lo que ellos huían.

-Me lío con todos tus paréntesis.

-Disculpa. Me temo que son imprescindibles. Lo que en realidad echa a faltar Don Juan es a...su padre (arquetipo de Casanova), quien fue "expulsado del nido" por su varonil esposa y madre de sus hijos -aunque ella (y sus hermanas) dirán que era un putero, su drama es no haber podido integrar su masculinidad. Al igual que las Mesalinas manipulan a los hombres (misandria) con sus artes seductoras para extraer de ellos el interés que persiguen -su parcela de poder en el mundo- don Juan utiliza su desprecio por las mujeres (misoginia) seduciéndolas en su (de ellas) terreno (el taller de alfarería es de ella) para obtener el "trofeo" que persigue: sentirse un campéon/ganador (obtener la aprobación del ausente Papá).

-Entonces Mesalina...?

-Mesalina, como dije, es el equivalente femenino del Don Juan. Por su parte, seduce/manipula a los reyes Midas, hombres mayores y poderosos (Claudio, el emperador) con sus ardides para obtener el poder/dinero que desea, pero cuando el esfuerzo la vence, cae irremediablemente rendida ante las..."putas baratas", el arquetipo de las niñas abandonadas (no abusadas activamente) por sus padres masculinos, niñas que huyen inconscientemente dedel control asfixiante de sus...madres. Mesalina, al igual que la Carmen de Merimé, es una concubina (puta) de lujo, para entendernos que se halla al borde del lesbianismo en el caerá tarde o temprano si no sana su trauma promordial, el juicio/agresión implacable de su padre. Puede que incluso haya sido abusada en su infancia -por un miembro masculino de la familia (si no su padre mismo). Como es MUY agraciada físicamente (al igual que Don Juan) exprime sus "talentos" innatos con inteligencia en beneficio propio. Es muy astuta pues ha vivido rodeada de hombres.

-¿Y la chica del video?

-Es la víctima propicia de don Juan. Ella posee lo que él desea -un taller de alfarería y un torno- y acaba consiguiendo: la copa de campeón, ser el ganador del que su ausente Padre se sentiría orgulloso (al menos así lo cree Don Juan). Él busca sentirse aceptado por el patriarcado. Ella, tras un par de desengaños como éste, acabará en los brazos de...

-¿...Mesalina?

-Correcto. Y lo hará muy a su pesar, desengañada con los 'príncipes azules' que acaban en fisco. Es muy sutil la manipulación que la publicidad televisiva lleva a cabo sobre las mentes de los incautos. En el Vaticano esta publicidad gusta mucho.

-¿por qué?

-Pues porque alimenta la separación de los sexos, destila un infecto hedor a misoginia, que es la enfermedad cronificada del nido de maricas que esconde "Roma".

-¿Y Casanova?

-Ese es otro arquetipo, opuesto al don Juan. Giacomo Casanova es en realidad el padre de Don Juan. A diferencia de su hijo, Casanova no es especialmente agradecido físicamente pero sus prestaciones como amante son más que aceptables. Casanova se pasa su neurótica existencia buscando satisfacer sexualmente a todas las mujeres hermosas que le salen al paso (su agresiva mamá, quien lo rechazó culpándolo delirantemente de haber nacido demasiado temprano y haberle "robado" el noviazgo con su marido). Todas las "conquistas" de Casanova, sin excepción lo abandonan pues nunca dejarán a su decrépito y opulento marido por un desarrapado Gigoló como Giacomo Casanova, el prostituto viajero por excelencia. Su drama: que nunca conseguirá que una sola lo ame verdaderamente, pues no tiene nada que ofrecer más allá de su talento amatorio.