jueves, 28 de febrero de 2013

Aquí y ahora ¿qué significa?

Queridos amigos, Yo soy Jeshua. Represento a la energía Crística que está ahora naciendo en la Tierra en y a través de vosotros y vosotras. Os pido que imaginéis mi energía como un Sol. Tan sólo pensad en el Sol Real, esa imagen radiante de fuerza y vida. También podéis, si lo deseáis, ver al sol como una metáfora, como una imagen de vosotros mismos, de vuestro propio ser. Enfocad, aunque sea por un instante, vuestra conciencia en el centro del Sol, y entrad en él con vuestra imaginación – hacedlo con mucha calma y en silencio, como si accediéseis a un santuario de esos que alguna vez hayáis visitado...

...Sentid el inconmensurable poder del campo de energía que constituye el Sol y sentíos en el centro de ese volcán de energía. Sentid el silencio y la tranquilidad ahí, y la naturaleza espontánea de este resplandor que sucede por sí mismo: El Sol, ya veis, irradia su luz hacia fuera sin ningún esfuerzo.

Descansad rodeados de luz en el centro del Sol y sentid cuán bueno y natural es ser llevado por esta fuente de poder. Esta luz está ahí para vosotros, porque vosotros mismos, en esencia, sois realmente un sol. Permitíos por favor relajaros y hundiros dentro de esta luz...

Dejad que esta luz os envuelva de un modo confortable y placentero: muy fluido, cálido, pero nunca abrasador. Permitid que esta luz fluya completamente a través de vosotros y que os recuerde quiénes sois: un alma, un sol, una estrella en todas las células de vuestro cuerpo. Dejad que cada célula de vuestro cuerpo sea imbuida con esta luz sanadora de vuestra alma-sol.

Podéis encontrar el centro de este sol, vuestro núcleo central, siempre que en vuestra vida diaria prestéis vuestra atención completamente en el presente. Si estáis preocupados por lo que pasó en el pasado o por las dudas acerca de lo que os deparará el futuro, os salís de vuestro centro y perdéis conexión con vuestra fuente de luz – ésa que os transporta.

 

Ahora bien, ¿qué es realmente el Ahora? Muchas voces os invocan a que permanezcáis en el Ahora, en el momento actual, en el presente, ¿pero qué es el Ahora en realidad?

En el mismo instante en que le ponéis palabras, en que habláis sobre esto, ya ha concluido, ya ha pasado. El Ahora no es un minuto, ni un segundo; en realidad no puede ser nombrado como una unidad de tiempo. El Ahora se escapa cuando os proponéis determinar qué es y estar en él. Puede sonar desconcertante, pero lo cierto es que No hay fronteras limitantes para el tiempo que es el Ahora. El Ahora desafía las formas ordinarias de pensamiento.

Desde un sentido terrenal, vosotros podéis calcular, contar el tiempo. Decís que un día se divide en 24 horas, cada una de ellas dividida en 60 minutos, 7 días tiene una semana, etc. Esa forma de ver el tiempo NO es natural desde la perspectiva del espíritu humano. Es una convención crono-lógica. El Ahora realmente está libre del tiempo – ¿qué unidad de tiempo puede describir el ahora? La mente humana no puede contener o comprender el Ahora, porque no está sujeto al pensamiento lógico. Sin embargo es totalmente comprensible para vuestros sentimientos...

 

Vosotros sabéis qué significa "perderse completamente en el momento", que se os pase el tiempo volando; por ejemplo, en un instante de goce. Puede haber habido momentos en que experimentásteis algo hermoso y al mismo tiempo se dieron cuenta de cuán especial era ese momento. Estábais conscientes y completamente abiertos a la experiencia que resonaba y fluía a través de vuestro cuerpo, alma y sentimientos. Cuando sucede esto vosotros sois uno con la experiencia y uno con el Ahora – ¡vosotros sois el Ahora!

Permanecer en el Ahora implica consecuentemente estar en el centro de vuestro sol, de vuestra alma, y todo cambio tiene lugar desde ese núcleo central en vuestro inmutable interior.

 

Hoy hablamos acerca del miedo y de cómo vuestra ansiedad se apodera de vosotros cuando estáis fuera de vuestro núcleo, lejos de vuestro centro. El miedo está íntimamente ligado a pensar en un tiempo calculable, el pasado y el futuro: “¿Qué sucederá? ¿Qué puede salir mal?” Anticipar el futuro desde el miedo es muy humano, y solo sucede cuando os habéis desplazado fuera de vuestro centro, si os habéis alejado de vuestro Ahora. Estar en el Ahora significa que todas vuestras fuerzas internas se juntan y se integran. Al hacerlo quedáis en contacto con vuestra esencia, la fuente de todas las respuestas, esas para las que nadie tiene respuesta salvo vosotros mismos. Os volvéis completamente presentes en vuestro cuerpo, alma y sentimientos.

Quiero decir algo más acerca del concepto de tiempo, y de cómo puede intimidaros y atemorizaros. Durante las últimas décadas, ha habido muchas predicciones acerca de determinadas fechas que se encuentran en el futuro. El tiempo ha sido visto como una clase de línea que corre desde el presente hacia el futuro y en base a eso determinados eventos quedan vaticinados. Aceptar esa visión del tiempo os empuja a pre-pararos, a pre-disponeros para los dichos eventos (profecías). Eso puede hacerse ya sea desde el miedo o desde la confianza. ¿Pero es el tiempo una imagen real? ¿Es el futuro realmente un punto en el extremo de una línea recta a lo largo de la cual las cosas están fijas en un lugar y son inamovibles? ¿Es el futuro la suma total de todas esas horas, días y meses que creéis se encuentran en vuestro 'por-venir'? ¿O es ésta una forma totalmente restrictiva de ver el tiempo y el futuro?

Vosotros que estáis aquí y leéis esto, sabéis que la vida es más de lo que sólo es visible en el mundo. Veis las formas de las cosas – el cuerpo de alguien, los árboles, los animales, o incluso las plantas y las piedras – pero en vuestro fuero interno intuís que hay algo dentro de todas esas cosas que no es visible para el ojo y para los sentidos físicos. De algún modo sentís que hay algo misterioso ahí, un vida interior, la cual crea una cosa o un individuo único. Saben que es necesario mirar más profundamente que sólo en la superficie de las cosas, y también saben lo que es experimentar alegría cuando penetran dentro de su mundo interior, el cual también está dentro de ustedes. Ésa es la vida real; ésa es la realidad de todas las cosas. El exterior es sólo una manifestación de ese mundo interior.

¿Qué pasa con el tiempo entonces? Si ustedes miran el tiempo como una línea de unidades o de espacios cuantificables – días, semanas, meses, años – entonces miran al tiempo sólo desde el exterior; desde la perspectiva de aquello que pueden medir con un reloj o con una regla. Pero el tiempo visto desde el interior, como una experiencia, es algo totalmente diferente. Esa perspectiva interior se vuelve evidente cuando consideran el concepto del Ahora. El concepto del Ahora no puede basarse en el reloj o en el calendario; está basado en vuestra presencia consciente, en vuestra conciencia. De acuerdo con vuestra sensación interna del tiempo, el tiempo puede correr muy rápido a veces (cuando lo pasáis bien) o muy lento (cuando hay tedio), independientemente de la forma en que el reloj hace tic-tac. “El tiempo interior” se puede detener cuando experimentan felicidad y puede estirarse infinitamente cuando estáis aburridos; el tiempo interior fluye de acuerdo al modo en que experimentáis las cosas.

 

¿Qué pasa entonces con el futuro y con el pasado? ¿Cuál es su realidad cuando sois vistos desde adentro y no desde afuera? Imaginad otra vez, por un momento, que estáis en el centro del sol de vuestra alma, donde en vuestro centro inmóvil no hay tiempo – sólo hay eternidad. Aunque hay movimiento en la forma de rayos irradiando hacia afuera, hay una esencia primordial que simplemente siempre está ahí. Podéis llamarlo la conciencia de Dios, si lo deseáis, pero es en definitiva Vida Eterna, y también está ahí dentro de vosotros, profundamente arraigado en vuestro centro.

Un sol emitiendo rayos...Imaginad que estáis presentes en esos rayos que sin esfuerzo son irradiados desde el sol. Por medio de esos rayos, podéis manifestaros en muchas vidas y estar en cualquier lugar en el universo. Cada rayo es una vida en el tiempo y en el espacio, podríais decir, en la cual habéis tomado una forma específica: un cuerpo. Tenéis experiencias en ese cuerpo; tiene un principio y un final; nace y muere; es mortal. Al vivir en tal cuerpo, enfocado en el tiempo, os volvéis biológicamente conscientes, atrapados bajo la influencia del concepto de tiempo. Empiezáis a ver las cosas en términos de lo finito, pero vuestro centro verdadero está en el centro de vuestro sol y vosotros, como este sol, emitís incontables rayos que son posibles manifestaciones de vosotros en el futuro – vidas potenciales, expresiones atemporales de vosotros mismos. El futuro no está predeterminado; aunque cada línea de tiempo es una posibilidad muy real en el Ahora, vosotros elegís activar una y la hacéis real en vuestro mundo.

Ved el pasado también de esta manera por un momento. Pensáis que hay sólo una línea de tiempo que corre desde el pasado hacia el Ahora, pero visto desde el punto central de vuestro sol, eso no es así. Detrás de vosotros yace todo un rango de líneas de tiempo, algunas de las cuales han sido activadas por vosotros desde vuestras elecciones, y muchas otras yacen latentes, por decirlo así, pero aún podrían ser activadas en algún momento en vuestro futuro. El pasado no está fijo y “terminado”: podéis re-crear, re-conducir el pasado al re-interpretar las experiencias que habéis tenido, al interactuar con ellas desde el presente. Esto ES POSIBLE porque el pasado no es algo que esté fuera de vuestro alcance, no es un punto anclado en una línea. Os daré un ejemplo para aclarar este tema. Asumamos que os conmocionó vuestra relación pasada con vuestra madre o con vuestro padre; tomemos la presunción de que no fuisteis reconocidos como quienes érais y experimentásteis miedo y una falta de seguridad en el mundo como consecuencia de esta frsutrante relación. Vosotros creéis fírmemente que vuestra desgraciada vida ha estado determinada por ese pasado y tenéis una sensación de victimización debido a esto. Sentís que os convertísteis en aquello que sois ahora debido, aunque solo sea parcialmente, al impacto recibido de vuestros padres, como producto de vuestra crianza.

Suponed ahora que, en el curso de vuestra presente vida, aceptáis profundizar en vuestra conciencia a través del proceso de crecimiento interior. Estableced una conexión con vuestra alma y acceded a vuestro centro, el sol interno. Ahora viajad hasta esas escenas desagradables, hasta las diferentes fracciones de vuestro pasado, como si éste se tratase de un acordeón que se contrae y se estira, escenas en la que padecísteis el abandono de vuestros padres. Una vez allí iniciáis la re-creación de vuestro pasado; la sanación. Eso significa que volvéis a escenificar los capítulos no integrados de vuestra historia, expresando (no necesaria y exclusivamente con palabras) lo que entonces no pudísteis expresar. Haciendo eso desencadenáis vuestra esclavitud resoecto de ese pasado. Un pasado que, de otro modo, continuará reclamando una resolución. Éste es un proceso que reclama valentía y responsabilidad, pero que está perfectamente a vuestro alcance. Así es como simultáneamente testimoniáis la impotencia, la incapacidad de ellos para poder haber obrado entonces de otro modo con vosotros, para ser diferentes de cómo fueron. Veis en vuestras actitudes sus imágenes de miedo y convicciones negativas. Hay perdón en vuestro corazón.

Esta perspectiva más amplia, nace al convenceros de la posibilidad de intervenir en la linea de tiempo. Os ayuda a soltar el victimismo, esa creencia que os mantiene alejados de la abundancia. Incluso comenzáis a constatar que, en realidad, vuestra esencia nunca fue trastornada, violada, por lo que os sucedió. Que el azar no existe porque vuestro destino es más fuerte que la tortuosa senda por la que habéis transitado. Sentís que una parte inmutable de vosotros ha permanecido entera e ilesa. Sentís cada vez más vuestra propia e incrementada autonomía e independencia.

Cuanto más os conectáis durante vuestra vida con el punto central del Sol en vuestro interior, más fácil os supone "soltar" el pasado, es decir la relación con vuestros ancestros. El modo en que experimentásteis esa relación sólo fue un rayo, una línea de tiempo de entre todo el abanico de probabilidades que se ofrecían. Al cambiar vuestra conciencia de quiénes sois, podéis cambiar lo que fue a otra experiencia del pasado, y a otra línea de tiempo.

Ahora sois capaces de mirar la relación con vuestra madre y con vuestro padre desde la perspectiva del alma, de la cual como niño/a no fuisteis conscientes. Ya que ahora estáis más en vuestro núcleo central, capaces de percibir a aquellos padres bajo una luz diferente, de un modo más benévolo e indulgente. Podéis explicarle al niño que portáis cómo determinadas experiencias dolorosas os ayudaron a crecer y cómo vuestros padres fueron inconscientes del dolor que os infligían. Re-creando el pasado y sintiendo las emociones contenidas, vuestra conciencia presente libera la energía que quedó atrapada por eso. Literalmente estáis recreando una nueva línea de tiempo en el pasado, sanándolo en lugar y momento en que dicho pasado os dejó una huella que creísteis indeleble. Una renovada linea de tempo que afectará vuestra relación actual con vuestro entorno, vuestros descendientes y progenitores. Ellos percibirán una diferencia en vosotros y si estáis abiertos a eso vuestra relación cambiará para mejor. Habéis abierto el pasado a través de vuestra nueva percepción, y así habéis creado una nueva línea de tiempo en la cual existe más comprensión y amor. Ésta es una posibilidad real.

Con vuestra conciencia podéis expandir el tiempo. Es cierto. El tiempo no está fijo y cerrado en vuestro baúl de los recuerdos; el pasado realmente no está terminado. Puede re-componerse. Para todo lo que hayáis experimentado, incluso cuando hubiese hechos traumáticos en vuestro pasado que os afectaron profundamente, hay aperturas disponibles desde el presente para traer amor y aliento para visotros en ese pasado. El pasado es como muchos rayos solares que vienen de vuestro centro, con los cuales podéis todavía establecer una re-conexión...eso sí, si vais al centro del Sol.

Donde estáis en el Ahora es una experiencia – un momento vívido, creativo – y no una raya sobre la arena, ni un raya sobre una línea de tiempo. Desde el manantial del Ahora surgen todas las líneas de tiempo. El Ahora es donde estáis en el momento presente – donde ponéis toda vuestra atención, eso es el Ahora. En cuanto estáis atentos a esta parte más iluminada y presente – vuestro centro, vuestra alma, vuestra conciencia – entonces irradiáis luz desde este sol central tanto hacia vuestro pasado como hacia vuestro futuro, y todo se junta.

Podéis concebir mejor la naturaleza del tiempo como una telaraña en tres dimensiones, abriéndose en abanico en todas direcciones tanto al pasado como al futuro.

¿Y qué podéis hacer con este conocimiento en el presente, en vuestra vida diaria? Pues podéis volveros conscientes de vuestra propia fuerza y potencial. Todo está dentro del rango de vuestro poder, tanto el pasado como el futuro. No hay poder fuera de vosotros; ningún poder, por atemorizante que parezca, que determine vuestro futuro y que diga lo que debe ser vuestro pasado – nada está determinado. Vosotros sois los co-creadores, siempre, y en cada momento. En ese sentido, sois los maestros de vuestro propio pasado y de vuestro propio futuro. Si permanecéis en vuestro centro, podéis aferraros a esta conciencia, a esta fuente de luz. En la continua comprensión de esta fuente yace vuestra confianza, seguridad y rendición. Si estáis en el centro de este sol, sabeis que podéis rendiros a él – es evidente y natural en vosotros. Sin embargo, una vez que dejáis el centro y comenzáis a pensar: “¿Cómo me escapo de mi terrible pasado? ¿Cómo creo un futuro armonioso en este mundo tan lleno de miedo y de amenazas?”. En ese mismo instante ya estáis fuera de vuestro núcleo. El arte de este proceso transformativo es volverse hacia el propio núcleo, vuestro centro, y no intentar resolver los problemas intelectualmente, racionalmente, por medio del pensamiento, sino buscar soluciones dentro del núcleo, el centro de vuestro sol, el Ahora – ¡donde no hay tiempo! Éste es el Hogar del que procedéis, donde auténticamente sois quienes sois, y donde nada externo puede influenciar, determinar vuestro destino.

Os pido encarecidamente que imaginéis de nuevo que estáis en el centro de este radiante sol que sois y sentíos uno con la luz y la fuerza que hay ahí. Veréis, no requiere esfuerzo alguno hacer esto porque este sol ya existe dentro de ustedes, no es una meta externa. Y ahora imaginad que en algún lugar de esa red de rayos emitidos desde vuestro sol interior hay una línea de tiempo de vuestro pasado que necesita ser iluminada. No tenéis que sentir o esforzaros por ver algo concreto, simplemente imaginad que la luz de vuestro sol fácilmente llena ese oscuro callejón del pasado. Puede pasar que no logréis reavivar por completo la luz ahí, pero la luz ya habrá hecho una conexión inicial con esa línea de tiempo del pasado, la mera intención abre un camino que estaba cerrado, que permanecía inconsciente en vuestra mente, de tal modo que podéis volver a ella nuevamente cuando queráis hacerlo. Decidle a estos acontecimientos del pasado, ahora rodeados por vuestra luz solar:

 

“Todo lo que necesite recibir Luz, reciba esa Luz de mí. El viejo dolor y el trauma que quiere ser resuelto y liberado ahora saldrá a mi Luz.”

 

Permitid que los sentimientos escondidos afloren sin temor a verlos y dejad ir todo apego a dichos sucesos pasados. Ellos no definen en ninguna medida quienes sois; Repetid:

 

" no soy la oscuridad que percibo ahí - ¡soy la luz que viene a clarearla! "

 

Cuando operáis desde el centro de vuestro Sol os volvéis los liberadores y los sanadores del pasado y de este modo los creadores del futuro.

 

Ahora id al futuro. El futuro yace alrededor de vosotros como una enorme telaraña tridimensional con muchas hebras, y vosotros estáis en su centro. El futuro no es algo que venga a vosotros desde afuera. Las hebras de la telaraña surgen de vuestro corazón; son giradas sin esfuerzo por la maraña de continuos pensamientos y sentimientos que tenéis. Los estados internos emocionales entre los que fluctuáis crean incontables y potenciales líneas de tiempo. No tenéis que hacer nada especial para que suceda – simplemente sucede porque vosotros sois un sol que no puede dejar de irradiar hacia el exterior. Está en vuestra naturaleza ser un Creador. Ahora, pedidle al futuro, pedidle a esa red de líneas de tiempo:

 

" muéstrame cuál es la hebra más brillante para mi en este momento. ¿En qué necesito enfocarme ahora? ¿Qué dirección debería seguir ahora de modo que pueda caminar hacia un futuro hermoso y radiante? ¿De qué necesito estar consciente ahora, en este momento?”

 

Estad entonces atentos, pues vendrá una urgencia desde el centro del sol que sois, así que tan sólo estad abiertos a eso. Vuestra alma quiere tranquilizaros y alentaros a que conectéis con un futuro hermoso, poderoso, que ya yace latente dentro de vuestro ser.

Sed conscientes de cuán fácilmente ese futuro acudirá a vosotros; no tenéis que esforzaros pensando en eso. Sentidlo aparecer y observadlo. Y permaneced en él Ahora. Sentid en vuestro corazón cómo la energía de este futuro hermoso, brillante, ya es parte de vosotros. De este modo lo atraeréis hacia vosotros con más facilidad. Sentid ese hermoso futuro en vuestro corazón y despertadlo simplemente regocijándoos en él. Estad abiertos a su encantadora vibración. Invitadlo a entrar a vuestro corazón y a vuestras manos, y a través de vuestras manos abiertas dejadlo fluir hacia afuera, hacia la Tierra. Dejad que suceda – echará raíces naturalmente. Tened confianza entonces en vuestro futuro y sentid vuestro poder solar profundamente adentro. Sentidlo en vuestro corazón, sentidlo en vuestro vientre, en vuestras piernas, invadiendo todos los órganos de vuestro cuerpo, con especial atención a aquellos que reclaman más vuestra atención ahora. Permitid que ese poder solar se arraigue en la Tierra a través de vuestros pies.

Quedad en vuestra paz.

Sois amados.

Pamela Kribbe canaliza a Jeshuawww.jeshua.net

Traducción del inglés por Sandra Gusella

 

miércoles, 27 de febrero de 2013

Consuelo

Este mundo, tal y como se ha conocido recientemente, no tiene ya sentido. La hipérbole de delirio ha llegado a su cénit, prueba de que a este limón no hay más jugo que extraerle. Cuando un mecanismo está exhausto y caduco, lo natural, de entrada, es aceptar que ya no sirve más. Esto es precisamente lo que está sucediendo con aquello a lo que englobamos bajo la definición de sistema. Oimos decir que hay que cambiar el sistema, incluso hay voces que abogan por acabar con él, cuando lo cierto es que nada externo hay que cambiar, pues simplemente el cambio ya se está produciendo. El modo en que el proceso está teniendo lugar está sencillamente en consonancia con el estado inconsciente de la colectividad, que no es sino reflejo de la suma de las mentes inconscientes individuales. El caos externo es mero reflejo del caos interno, esa manera a la que nos hemos acostumbrado a abordar los cambios: con resistencia. La resistencia de cada uno de nosotros a afrontar la crisis interna, la que tiene lugar desde nuestra personal esfera de dominio ante los acontecimientos externos que la desencadenan, radica en el miedo a reconocer la responsabilidad de la autoría respecto de lo que está sucediendo, algo de lo que somos artífices, y en lo que estamos involucrados hasta el fondo. La diferencia entre provocar un cambio y dejar que suceda es significativa: la resistencia, la oposición...la negación. En definitiva el miedo a dejar que la vida sea, a permitir que suceda más allá de nuestro gobierno, de nuestro dominio, de nuestro control. Me explicaré.

Pongamos el paso de la adolescencia a la edad madura. Es un proceso natural, una etapa intrínseca del desarrollo del ser humano, al igual que lo es el nacimiento, o la muerte. Una transición que se opera naturalmente. Un proceso que también puede involucrar dolor. Todas las transiciones que la humanidad ha testimoniado han demostrado ser dolorosas...Es lo que tiene nadar contra corriente. Para perseverar e incluso aumentar la fuerza de resistencia, el dolor consecuente debe ser aplacado con anestesia (algo a lo que los humanos tanto nos hemos dejado aficionar desde que el término 'progreso' fue acuñado e incorporado subliminalmente como dogma de fe en el inconsciente colectivo). El dolor es una consecuencia natural de toda crisis. Decimos que somos libres cuando la libertad brilla por su ausencia. No aceptamos reconocer que lo que verdaderamente necesitamos es liberarnos de la carga de dolor que arrastramos tal que en un vía crucis, verdadera causa de nuestro penar.
No hay libertad sin des-apego, sin des-nudez (sin nudos). En la tradición anglosajona, cuando una pareja contrae matrimonio se dice que "han atado el nudo" (they tied the knot). Se trata sin duda de una forma muy ilustrativa de expresar lo que ha sucedido a lo largo de la historia de la humanidad. Emparejarnos emocional, mental y físicamente ha sido la ineludible forma de experimentar la espiral de la dualidad de una forma inherentemente comprometida. Zambullirse en una experiencia genuina solo es posible desde la convicción de que esa experiencia es la única posible, de que no hay otra imaginable, de que es insoslayable. Y para que esa convicción haya podido interiorizarse, fraguarse y manifestarse fue imprescindible librarnos a un proceso de amnesia respecto de nuestra Verdadera naturaleza. Una ingente dosis epidural que nos abstrajese de nuestro origen...Esto ha sucedido durante cientos, miles, decenas de miles de años.

Karma, acción-reacción, causa-efecto, son formas de denominar a la ley que ha regido la experiencia humana en este mundo. Este proceso ya no necesita seguir operándose.
El muro del olvido, el llamado velo de Isis (Māya, para la tradición védica), que las almas aplicaron a sus mentes está siendo levantado. Cada día el mundo es más caótico, ergo menos real, prueba irrefutable de que algo majestuoso está teniendo lugar ante nuestras propias narices. Cada día la linea cronológica del tiempo se desdibuja. Esto es algo maravilloso, una oportunidad que nunca antes se había producido y por la que todas las huestes angelicales no encarnadas se regocijan. El angel en ti también está pletórico, pero su naturaleza humana se resiste a soltar la adhesión a sus apegos, sus dependencias, sus expectativas y juicios, sus creencias y postulados, sus opiniones, su NECESIDAD de comprender, por medio del raciocinio y la intelectualidad el a todas luces incomprensible proceso que su entorno está testimoniando.
Lo que un día fue un contrato de necesario silencio ahora debe ser rescindido. Cuando las preguntas más esenciales (¿quien soy?¿qué propósito tiene mi presencia en el mundo?...). Y una de las partes implicadas en ese contrato es la mente humana. Sucede, no obstante, que la mente, otrora nítido canal de comunicación y puente entre todos los mundos ingrávidos y gentiles y las esferas dimensioales más densas como ésta, se halla prisionera de su propio compromiso, el de mantener en silencio su eterna y libre naturaleza. Se ha aficionado a creer que solo existe lo que percibe a través de los escasos cinco sentidos de los que está dotado el cuerpo físico que le sirve para contactar con "esta" realidad. Esta creencia o conjunto de creencias y aficiones y adicciones (apegos) está arraigada en una actitud escapista, el miedo a sentir algo que en otros dominios dimensionales no existe: el dolor. El sistema actual, la mente colectiva, en vías de extinción acude a tácticas disuasorias para evitar a toda costa que nuestra esencia se haga cargo de su cuerpo emocional, que no es sino la esponja donde se ocultan y acumulan todos los miedos inconfesos. El miedo a nacer, el miedo a respirar, el miedo al abandono, a no comprender, a no ser comprendido, miedo a permitirse mostrarse alegre, a ser juzgado por expresar naturalmente los sentimientos. Miedo a hablar el lenguaje del corazón, el único idioma desde el que un alma se puede comunicar con propiedad. Sobre-vivimos (vivimos por sobre, por encima de) esta vida, sufriéndola en lugar de disfrutarla. Es cierto. Y los sufrimientos no son sino las mini-dosis de dolor que nos permitimos experimentar, como la presión de una olla que periódicamente escapa (por donde menos lo esperamos), fugas necesarias sin las que ni siquiera habríamos llegado a salir del canal uterino. Sufrimos cada vez que nuestras expectativas no se cumplen, cada vez que nuestros aleatorios e infames picos de euforia caen por debajo de nuestro umbral de tolerancia al dolor (perdemos un trabajo, perdemos una inversión, perdemos un hijo, un padre, perdemos...). Nos hemos decidido a pasar la vida salpicada de interminables momentos de sufrimiento, todo con tal de no mirar al miedo de frente y dejar que te atraviese cual Tsunami, cualquier excusa con tal de postergar sine die el confrontameinto con la madre de todos los sufrimientos.

Nos negamos a ver el lado luminoso de la vida porque el muro tras el que se esconde esa luz es demasiado insoportable de asumir. Por eso nos resignamos a malvivir, escupiendo, en el interim, a diestro y siniestro a quienes escogemos como compañeros de vicisitudes, utilizándonos recíprocramente como retretes en los que vomitar nuestra ira. Eso es un hecho. La necesidad no satisfecha de ser amados empuja a los ángeles humanos que somos a ampararnos bajo el paraguas de la desconfianza, y eso afecta a todos los órdenes del sistema. Las sonrisas del breve estadio de pureza que constituye la primera infancia, pronto desaparecen para dar paso a los ceños fruncidos y al miedo a ser. Desde el miedo se bifurcan dos lineas de comportamiento que muchas veces se entrecruzan, dos arquetipos que conviven muy íntimamente: la víctima y el verdugo. Ambos son expresiones del cuerpo emocional, ese niño interno junguiano que todos portamos dentro y que constituye nuestra más genuina esencia, que clama todavía y seguirá clamando por ver satisfecha de una vez por todas la necesidad de sentirse bien recibido, de ser amado y poder amar sin censura. Sin embargo esta necesidad difícilmente es satisfecha puesto que el mecanismo individual desde el que se retroalimenta la abundancia colectiva está atrofiado. Ante la creencia en la imposibilidad de acceder a dicha abundancia, la mente se ha abocado bien a una búsqueda insaciable de sustitutos que calmen, si bien temporalmente, el ansia de paz. Pero esa paz nunca termina de llegar desde ningún dispositivo lúdico, institución u organismo público o persona externa.
La Paz que tanto ansiamos –y que persiste en no acudir a nuestro rescate– es como esa montaña mágica que nos está diciendo: "es hora de que no esperes más y vengas tu a por mi".

Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma irá a la montaña.


Rescatar la paz interna, latente, en modo de stand by, la que nos es propia pero tuvo que recluirse, entregarse en la consigna del teatro de a vida, para así lograr anestesiar el dolor, imposible de padecer a tan temprano y frágil estadio de la vida, el dolor de estar en carne viva en un mundo inhóspito. Un dolor con el que debemos permitirnos conectar, toda vez que la hecatombe colectiva nos está sirviendo en bandeja esa posibilidad, invitándonos en su ocaso a retrotraernos hasta las escenas del crimen irresuelto del que fuimos víctimas. Hasta que la víctima (Mr. Hyde) no es reconocida y su rabia expresada, el verdugo (Dr. Jeckyll) no descansa enjuiciando, condenando y ajusticiando a los 'culpables externos'.
La humanidad, en su huida del dolor, se ha agarrado a una máxima que ahora se revela insostenible: "para atrás nunca, ni para coger impulso". Sin embargo la revisión de las cloacas ya está teniendo lugar...no es algo que haya que proponerse, sino aceptar, y librarse a las emociones (descargas de incomprensión) que van asociadas. Solo la catarsis libera y predispone para ver el mundo con ojos amorosos. Solo en la medida que hemos atravesado el dolor somos capaces de amar. Observa a alguien genuinamente compasivo y descubrirás un corazón suturado por las profundas heridas del alma.
Revivir el dolor para poder sublimarlo y trascenderlo. La responsabilidad de cada uno. Una empresa sin duda nada fácil a tenor de la deriva acomodaticia a la que nos hemos aficionado como especie, comodidad que ahora reclama su tasa, conduciéndonos al callejón sin salida desde el que, acorralados, solo podemos salir de la mano de nuestra paz. La única que puede imprimir el necesario golpe de timón que la nave colectiva humana necesita para que esta gloriosa epopeya termine en buen puerto es integrar en nuestra consciencia las páginas borradas de nuestro pasado. Ahí radica la responsabilidad a la que todos nos comprometimos al venir a la Tierra.

«No penséis que he venido a traer paz a la tierra. No he venido a traer paz, sino espada. Sí, he venido a enfrentar al hombre con su padre, a la hija con su madre, a la nuera con su suegra; y enemigos de cada cual serán los que conviven con él. El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí. El que no toma su cruz y me sigue detrás no es digno de mí. El que encuentre su vida, la perderá; y el que pierda su vida por mí, la encontrará. Quien a vosotros recibe, a mí me recibe, y quien me recibe a mí, recibe a Aquel que me ha enviado. Quien reciba a un profeta por ser profeta, recompensa de profeta recibirá, y quien reciba a un justo por ser justo, recompensa de justo recibirá. Y todo aquel que dé de beber tan sólo un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños, por ser discípulo, os aseguro que no perderá su recompensa. Y sucedió que, cuando acabó Jesús de dar instrucciones a sus doce discípulos, partió de allí para enseñar y predicar en sus ciudades. (Mt. 10:34)



Doy gracias por poder seguir disponiendo de una conexión a internet y de la inspiración para comunicar desde el corazón.


domingo, 24 de febrero de 2013

La verdad os hará libres (II)

Si el caudal de emociones al que a nivel individual (familiar) estamos despertando ya es vertiginoso, es natural que la gran familia humana que todos componemos, desde una perspectiva global, se esté desayunando día sí y noche también con los calcetines completamente girados. La historia contemporánea está, lo sabemos ya, plagada de mentiras y engaños. Y la llamada Guerra Fría pasará a engrosar los anales de las mentiras más excelentemente sostenidas.
Durante el último cuarto del siglo XX, la base naval estadounidense de la Bahía de Guantánamo fue usada, se nos ha dicho, como centro de reclusión para refugiados cubanos y haitianos interceptados en alta mar. Sin embargo, desde inicios de 2002, una pequeña porción de dicha base empezó a ser usada para albergar, dentro de los específicos campos X-Ray, Delta y Echo, a prisioneros "sospechosos de nexos con Al-Qaeda y el ejército talibán" que fueron "capturados" en Afganistán. Sobre el terrorismo islamista internacional no voy a hablar aquí en esta ocasión. Sería demasiado largo desmenuzar que Al-Qaeda es una organización terrorista diseñada por la propia inteligencia occidental desde Washington. Ya toqué ese asunto anteriormente. Centrémonos en la base de Guantánamo, para empezar.
Pocos son los que se cuestionan su nacimiento. Hagamos algo de historia...La Estación Naval en la Bahía de Guantánamo se estableció en 1898, cuando Estados Unidos obtuvo el control de Cuba al término de la Guerra hispano-estadounidense, (más popularmente llamada en España la "Guerra de Cuba") tras la que España perdía (cedía?) sus últimas colonias. El 20 de mayo de 1902 Cuba ve firmada su primera constitución. En "recompensa" por su intervención favorable a los intereses de Cuba el gobierno de Estados Unidos recibe, el 23 de febrero de 1903, la adjudicación de un contrato de arrendamiento perpetuo. Sucede esto a la firma del Tratado cubano-estadounidense. Dicho acuerdo fue firmado tanto por Tomás Estrada Palma, primer presidente de la República de Cuba, como por el vigésimo sexto Presidente de los EEUU Theodore Roosevelt. La intención de dicho tratado era que los EEUU obtuviesen jurisdicción y control geoestratégico sobre la zona. La actitud sospechosamente servil mostrada por Estrada Palma ante los EEUU, concediendo a perpetuidad ese interesante pedacito de territorio lo desacreditaron al punto de convertirlo, junto a Gerardo Machado y Fulgencio Batista, en uno de los ex presidentes cubanos más impopulares. Las naturales protestas populares contra Estrada Palma, que como consecuencia de ello surgieron entre la poplación local, fueron duramente aplacadas con la ayuda de la inestimable (y sin duda prevista y pactada en el mencionado tratado) ayuda de la intervención militar estadounidense en 1906, sin la cual el infame Presidente cubano nunca hubiera podido sostenerse en su cargo.
"El mero ejercicio del poder tiende a la corrupción. El poder absoluto corrompe absolutamente"
El estatus legal tan peculiar de la Bahía de Guantánamo, establecido a la firma del mencionado contrato de arrendamiento, fue un factor determinante para elegirla como Centro de Detenciones, que es lo que desde 2001 nos venden los medios de desinformación de masas. Si bien existe una extendida idea acerca de la ilegalidad de mantener a presos detenidos en condiciones infrahumanas, no es menos cierto que el inconsciente colectivo ve aplacada su conciencia inquisitiria a la hora de solicitar una auditoría minuciosa de las actividades desarrolladas en dicha base militar. Nos decimos que, a fin de cuentas, quienes allí se hallan detenidos no son sino terroristas internacionales muy peligrosos. De algún modo merecen la pena que sufren en Guantánamo. Y a los dramáticos titulares de los medios nos remitimos para poder conceder la necersitada tranquilidad a nuestras consciencias. Y ahí queda todo.
¿No es acaso altamente sospechoso que ni el mismo régimen "revolucionario" cubano de los hermanos Castro, asediado por un embargo que desde 1960 ahoga a la población cubana (sin duda no a las élites del régimen), no haya puesto ni una sola vez el grito en el cielo respecto del reclamo de la soberanía de ese conflictivo pedazo de territorio? No vamos a engañarmos creyendo que Fidel no sabe lo que realmente ocurre en Guantánamo. Y es que las dudas respecto de la connivencia de Castro con este estatuquo puede estar sólidamente fundamentadas si empezamos por sospechar del eternizante régimen castrista. Por no hablar de la sospechosa longevidad del mismo dirigente cubano (de células madre –stem cells– hablaré en otro momento).
El nudo de este enredo se desata si unimos las piezas dispersas del rompecabezas. Resulta que legalmente la soberanía de la Bahía de Guantánamo reside en Cuba según determina una cláusula de dicho contrato de arrendamiento perpetuo. En esta contradicción, inmanente en el infame contrato de arrendamiento, se fundamentó el argumento esgrimido por la Casa Blanca (la administración Bush) tras el Decreto Presidencial del 13 de Noviembre de 2001 firmado tras el infame atentado a las Torres gemelas del World Trade Centre. Un decreto que autorizaba la detención indefinida de cualquier persona sin cláusulas de salvaguardia de sus libertades individuales.Las personas, declaradas sospechosas de actos terroristas, que se hallaban detenidas en Guantánamo estaban, por tanto, legalmente fuera de los EEUU y, en consecuencia, no tenían los derechos constitucionales que tendrían si estuvieran retenidos en territorio estadounidense. ¿Asunto zanjado? ¿Carta blanca para el terrorismo de guante blanco? Tres años después (2004) la Corte Suprema estadounidense rechazó formalmente este argumento (caso Rasul contra Bush) y se estableció que los prisioneros en Guantánamo tuviesen acceso a tribunales estadounidenses, citando el hecho incontestable de que Estados Unidos ostenta de hecho el control exclusivo sobre la Bahía de Guantánamo. rEl tribunal Supremo EEUU se apoyó en las consideraciones del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de las Naciones Unidas. Este Grupo de Trabajo, solicitado por la FIDH en Enero de 2002 a proposito de la situación de los detenidos en Guantanamo Bay, consideró que los presos tienen derecho a obtener una revisión de la legalidad de su detención por un tribunal competente y el derecho a un proceso justo bajo los artículos 105 y 106 de la Tercera Convención de Ginebra, o los artículos 9 y 14 del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, si un tribunal competente determina que no son prisioneros de guerra. Si determina que sí son prisioneros de guerra, todo lo anteriormente dicho queda en...papel mojado. Guerra justificada.
A efectos prácticos, dicha bahía sigue alojando una base militar extrajera, tolerada por los sospechosamente inhibidos hermanos Castro. Resulta más que extraño que la Revolución cubana no incluyese en sus pretensiones la abolición del mencionado contrato de arrendamiento tras la 'victoria' en Bahía de Cochinos ante la CIA. De haberse contemplado, eso hubiese supuesto, en pura lógica, la expulsión de las fuerzas militares estadounidense del territorio cubano. Con más razón debería haber Fidel decretado eso, tras el embargo (el famoso bloqueo) decretado por la Casa Blanca. Pero bueno, ya sabemos que si en el mundo imperase la lógica y la coherencia, la vida sobre el planeta sería muy diferente a lo que ha venido siendo...
Existen, pues, serias dudas acerca del uso real que se ha venido dando a la base estadounidense en suelo cubano...Quizá te preguntes cómo se llega hasta allí, cuál es el procedimiento existente para llegar hasta Guantánamo Bay.
¿Personas inocentes (incómodas para las élites) acusadas falsamente de actos terroristas y detenidos indefinidamente en Guantánamo, mientras que los verdaderos artífices de los diabólicos planes de las élites, son reclutados, instruidos en las artes y estrategias guerrilleras y finalmente financiados en esta misma porción del territorio cubano?. Y Fidel, ¿calladito, cobrando sin duda el suculento alquiler del contrato firmado por su predecesor Estrada Palma? Renta de la que ni por asomo se han beneficiado los ciudadanos de Cuba, bajo pretexto de que Castro lo considera dinero prostituido, ¿razón por la que guarda los talones en un cajón? ¿Tienen los ciudadanos estadounidenses derecho a saber cuánto dinero pagan a Castro por mantener su base/prisión en territorio cubano? ¿Y los cubanos, han reclamado alguna vez que se auditen las rentas recibidas por Fidel en pura lógica?...«Piensa mal y acertarás», reza un dicho popular.
Cerrar Guantánamo fue una promesa electoral de Barack Obama. El 22 de enero de 2009 ordenó que antes de un año debía cerrarse la prisión. Han pasado más de tres años y la cárcel sigue abierta. El Congreso se negó a ello en 2011. Las malas lenguas afirman que Obama no se a mostrado lo suficientemente enérgico al respecto. Desidia sospechosa a tenor de las prerrogativas de que goza la Presidencia estadounidense.
No se puede entender el 11-9 sin Guantánamo. Y no se entiende Guantánamo sin la connivencia de Castro.
Según un caudal incrementado de fuentes, la Revolución Cubana no habría sido exactamente lo que fue...Estamos acostumbrados a oir sobre los Procastristas o los anticastristas, pero qué hay de la solución intermedia? Veamos qué argumenta Aangirfan en su blog y si sus argumentos te convencen:
"Cuba tuvo su Revolución, pero contrariamente a lo que todo el mundo cree, no fue Fidel Castro el artífice de la misma sino la misma CIA...Cuba no fue 'libre' tras la Revolución. Rafael (Rafi) Eitán, ex-ministro de asuntos exteriores israelí, fue socio de negocios de Castro y el mayor terrateniente (propietario de tierras expropiadas al pueblo cubano) de la isla. Israel es la fuente de las mayores inversiones extranjeras en Cuba. Hombres de negocios judíos (perdón, sionistas...nada que ver) con pasaporte israelí gestionan las exportaciones de cítricos desde Cuba y administran los proyectos inmobiliarios asentados en la isla ("¿Cómo los piratas sionistas secuestraron America?" por Haaretz) Castro es un judío sefardita. Nada que objetar si no es porque su pasado, de haber sido público y notorio, nunca le hubiese permitido abanderar las ideas revolucionarias que a ojos vista no han quedado sino en meros aspavientos infundados. A los hechos...¿Bahía de Cochinos? (Ya sabes, el asunto de la supuesta 're-conquista' de Cuba)...fue un asalto intencionadamente fallido. ¿La Operación Northwoods? Su propuesta portaba implícitamente un veto (John F. Kennedy simplemente habría sido quien tomó la decisión. Piénsenlo bien, ¿qué otra decisión hubiera tomado un Presidente de su talla moral?) Incomprensible? Espera...hay más.El CFR (Council on Foreign Relations, es decir, uno de los foros internacionales oficiosos –junto con la Comisión Trilateral– donde se reúnen y toman decisiones los que manejan (manejaban) hasta ahora los hilos del mundo) se vió ante una encrucijada cuando Nikita Kruschev reveló al mundo la intención aperturista de la Unión Soviética respecto de una coexistencia pacífica entre las dos grandes potencias USA-URSS. Recordemos la famosa "crisis de los misiles", acontecimiento que puso al mundo en una dramática encrucijada nunca antes vista. Mi aserción acerca de que la presencia de misiles estratégicos soviéticos, y las correspondientes cabezas nucleares, en Cuba en 1962, aún debe ser probada, no es una afirmación gratuita o especulativa y por tanto irresponsable. No es una hipótesis insustancial, sino un conjunto de hechos incontrovertidos. Todo habría sido una operación de guerra psicológica, una estrategia propagandística encaminada a atemorizar directamente al pueblo norteamericano (e indirectamente a sus aliados occidentales), con la intención de inducir a la población a la aceptación de la militarización de su espacio territorial y de su espacio aéreo. Los supuestos intentos de Castro de expandir la Revolución cubana al resto de Latinoamérica en la década de los 60, fueron intencionadamente fallidos. Fallidos porque nunca estuvo en la intención de Castro el exportar una Revolución que nunca fue tal en la propia Cuba. La hermana de Fidel y Raúl Castro, Juanita, confesó en 2009 haber trabajado ad honorem para la CIA por despecho a sus hermanos y a los ideales revolucionarios de los que ellos se apartaron una vez conseguido el poder que tanto anhelaban. Existen muchas evidencias circunstanciales y al menos un testigo ocular que indican que Fidel Castro fue reclutado por las altas esferas de la recientemente (1948) creada Agencia Central de Inteligencia (CIA), y fue enviado a Bogotá (Colombia) como agente provocador en una importante misión...
En 1961, el Subcomité de Seguridad Interna del Senado de los EEUU emitió un estudio titulado 'La amenaza comunista a los EEUU en todo el Caribe". Dicho estudio adjunta los testimonios de algunos oficiales del Gobierno estadounidense que firmemente creían que castro jamás hubiera podido alcanzar el poder sin la asistencia continuada del Departamento de Estado.Fidel Castro recibió educación en la escuela privada jesuita de los Dolores en Santiago de Cuba [24][25][26] . En 1945 (a los 19 años de edad) fue transferido por la orden jesuita al más prestigioso Colegio de Belén en la Habana [1][27]. Según la revista Forbes, Castro es multimillonario. De joven Fidel se adhirió al partido ortodoxo, un partido de tendencias políticas anti-comunistas.Durante una conferencia de Prensa mantenida por John F. Kennedy el 24 de enero de 1962, el Presidente de los EEUU fue preguntado acerca de las suspicacias que levantaba la presencia en el Departamento de Estado del funcionario William A. Wieland, (miembro de la secreta Birch Society del movimiento Mormón, al que pertenece Bill Clinton) quien, según testimonio de tres embajadores estadounidenses de la administración Kennedy, era más que sospechoso de haber ayudado a Castro a llegar al poder en Cuba. El modo exageradamente impetuoso en que Kennedy negó que Wieland fuese un riesgo para la seguridad nacional fue, a los ojos de la Unión Soviética, una evidencia palpable de que algo oscuro se maquinaba a espaldas del pueblo estadounidense...Hay buenas razones para creer que durante la batalla para deponer al dictador Batista (cargo de interés supuestamente favorable a Washington), Castro habría recibido apoyo de las sociedades secretas mencionadas a través de William Wieland cuando éste era jefe de la oficina de asuntos para el Caribe del Departamento de Estado.Algo que también reclamó la atención de la URSS fueron las inusitadas prisas de la Administración Eisenhower (1959) por dar reconocimiento (7 de enero de 1959) al gobierno de Castro, tras la precipitada huida de Batista el 1 de enero. Muchos diplomáticos estadounidenses honorables sospecharon abiertamente respecto de los hasta entonces rumores de que la CIA había estado planeando durante años la subida al poder de Castro, habiéndole provisto, a través de las redes de tráfico internacional de armamento, de municiones para su guerrilla en Sierra Maestra, por medio de la empresa que envió armas a Guatemala para derrocar al entonces gobierno de Jacobo Arbenz. Una empresa armamentística dirigida por Samuel Cummings, un antiguo operativo de la CIA ¿Lo sabía Ernesto Che Guevara? Probablemente esa fue una de las razones por las que fue borrado posteriormente del mapa y muy probablemente vendido a la CIA por el propio Castro. 
Durante años se ha especulado sobre la condición de judío de Fidel Castro Ruz o, incluso, la extrañeza de que el New York Times le dedicara una entrevista muy positiva al poco de iniciarse la sublevación; ¿los capitalistas mitificando a un comunista? ¿Cómo se “come” esto?
En esta etapa de liberación de informaciones, me llegan algunas que no puedo dejar de publicar, aunque ello acabe con mitos del público de esta página.
Fidel Castro estuvo en los cuarteles generales del Consejo de Relaciones Exteriores unos meses antes de comenzar la sublevación (1955) y al poco de ganar (1959) siendo recibido con todos los honores por su fundador David Rockefeller.
La hija del magnate, Peggy Dulany, organizó el encuentro de profesores universitarios USA con cubanos en 1991, cuando caía el régimen soviético y, por tanto, Cuba se quedaba sin aprovisionamiento.
El hijo de David Rockefeller, Abby, ha sido un feroz defensor del régimen cubano, mientras que el propio David es el presidente del lobby USA que aboga por el embargo a Cuba (AHTC). Rockefeller es también presidente de una fundación que ha financiado la formación de centenares de universitarios cubanos.
Gracias a Rockefeller y Kisinger, Cuba ha sobrevivido al embargo, con intercambios comerciales por un valor de 1.000 millones de dólares.
Y todo ello, después de que, tras la victoria de Castro, la empresa de Rockefeller (Standard Oil) perdiera las tres refinerías que, ¡sorpresivamente! había instalado en Cuba para procesar el petróleo venezolano. ¡Pierden sus propiedades y todavía apoyan al régimen comunista? Bueno, pues si todos estos contrasentidos fueran pocos, nada más triunfar la revolución, en 1959, Nelson Rockefeller expresó su admiración por el régimen cubano con las siguientes palabras “Castro está haciendo un gran trabajo”. ¿Una de las familias que esclavizan a la Humanidad, alabando a un movimiento que, supuestamente, trata de liberar a esa misma Humanidad de las garras de esas mismas familias? ¿Qué está pasando aquí?
En 1995, Castro volvería a ser invitado a una reunión del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) en Nueva York. ¿Sabéis dónde durmió?
En la mansión de David Rockefeller en Westchester County.

Hay evidencias de que entre octubre de 1957 y mediados de 1958 la CIA entregó no menos de 50000 dólares a los hombres de Castro con la intención de ayudarlos a repeler la futura invasión de Bahía de Cochinos (planificada por la misma CIA). Da vértigo, verdad? darse cuenta de que el mundo está dirigido por mentes perversas en grado tan sumo...Fidel fue retratado por el New York Times como el Robin Hood latinoamericano, un hombre de ideales, con fuertes ideas de libertad, democracia y justicia social, lo que le dió publicidad internacional. Sobradas son las conexiones entre el NYT (Murdoch) y la CIA. Nada de extrañar que los soviéticos se resistiesen a abrirse al diálogo aperturista de Kennedy. La flota soviética nunca estuvo de camino a Cuba para proteger a Castro. Castro fue un producto de la misma CIA. Los cubanos hoy tienen una renta per cápita inferior a la de otras naciones latioamericanas. Menos ordenadores y vehículos en relación a su población y el más bajo porcentaje de acceso a internet, incluso inferior a Haití. Mientras que Cuba tiene buenos indicadores de alfabetización y mortalidad infantil, también tiene la tasa de suicidios más alta de latinoamerica. Según un programa especial emitido por la CBS titulado The Story of Cuba's Jungle Fighters... '...desde 1958 en adelante el gobierno y los medios estadounidenses han demostrado una disposición incrementadamente favorable hacia el régimen eternizante de Castro. La imagen, intencionadamente divulgada por los medios, del líder de la guerrilla de Sierra Maestra en tal que legendario liberador del pueblo oprimido ha rendido convenientemente sus frutos a sus promotores. Durante la visita de Castro en los EEUU, la teórica "tierra del enemigo", Fidel recibió gran cobertura por parte de los medios de masas estadounidenses, lo cual es contradictorio en su esencia...Lo que los medios se negaron a cubrir y difundir, no obstante, fue el encuentro que Castro tendría entonces en el Cuartel General del anteriormente mencionado Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) en Nueva York donde el dirigente cubano habló sobre su país y los EEUU. Tampoco obtuvo cobertura su entrevista de una hora y media con un representante hispanohablante de la CIA, el entonces jovencísimo (25 años ) Manuel A. Noriega, futuro gobernante de facto (apoyado por la CIA) de Panamá.
Una de las razones que levantaron las sospechas de la inteligencia soviética fue el repentino esfuerzo por parte de la administración norteamericana de demostrar que Castro era un comunista. De acuerdo con informes del KGB "Los americanos que, antes de que Castro llegara al poder, negaban que Fidel fuera un comunista, ahora parecen haber cambiado radicalmente de idea". Sin embargo Fidel nunca perteneció ni simpatizó con el partido comunista cubano o con alguna organización comunista de la isla. Tampoco fue nunca reclutado por los servicios de la inteligencia comunista.

"Truth shall set you free, but first it will piss you off"
La verdad os hará libres, pero antes te va a incomodar.
Brian O'Leary, astronauta del programa Apollo)


Un poco de historia no hace daño

 

 

La vida sucede en bucles. Distintos perros, mismo collar...Por eso conocer la historia ayuda a no repetirla.
Basta tirar de Wikipedia...

En 1921, a raíz de unas operaciones bélicas tácticamente (intencionadamente?) desastrosas, se produjo el hundimiento de la comandancia militar española de Melilla, el llamado desastre de Annual. El impacto que tuvo sobre la opinión pública generó un sentimiento muy crítico con la política mantenida hasta ese momento en Marruecos, y en general con todo el sistema político de la Restauración, ya tambaleante desde la huelga general de 1917. Se inició entonces una investigación. El expediente de dicha investigación (expediente Picasso), involucraba, al parecer, graves irresponsabilidades cometidas por cargos elevados de la administración española. Dicho informe no obstante nunca vio la luz. Algunas voces culparon del desastre de Annual al monarca Alfonso XIII, abuelo del actual Rey de España, uno de los impulsores y partidarios más destacados de la política colonial, porque había propiciado el nombramiento de algunos de los mandos responsables del «Desastre» con los que mantenía una relación de amistad o eran personas cercanas a él, como Dámaso Berenguer o el general Fernández Silvestre.

En este contexto de crisis política y social, el capitán general de Cataluña Miguel Primo de Rivera dio un golpe de Estado de 13 de septiembre de 1923, que fue respaldado por el propio Rey Alfonso XIII, quien le encargaría a primo de Rivera la formación de un gobierno. Para algunos, una de las razones que explican el golpe sería que éste sirvió de cortina de humo para evitar que los resultados del Expediente Picasso saliesen a la luz en una investigación parlamentaria que precisamente estaba realizándose y que podría haber dejado al monarca en una posición más que comprometida.

Primo de Rivera formó finalmente un gobierno al que denominó directorio, que estuvo compuesto, en un primer momento, exclusivamente por militares (Directorio Militar) y, posteriormente (1925), tuvo un carácter civil (Directorio Civil).
Durante la Dictadura se puso fin a la Guerra de Marruecos con el Desembarco de Alhucemas en 1925, que permitió la re-conquista española definitiva del Rif en 1927. Todo ello constituyó, con mucha seguridad, una puesta en escena muy meticulosamente planificada...¿te recuerda esto al intencionado derribo de las torres gemelas?

En 1929 la oposición creciente que inevitablemente acabó generando el dictador, especialmente extendida entre estudiantes, intelectuales y el cuerpo de Artillería (que se oponía a la pretendida reforma del sistema de ascensos), hicieron que Alfonso XIII apartase a Miguel Primo de Rivera del gobierno el 29 de enero de 1930, nombrando presidente del consejo de ministros al general Dámaso Berenguer con la intención de retornar al régimen constitucional. Este nuevo periodo se conoció enseguida como «la Dictablanda», por contraste con la dictadura anterior.

Tras la caída del dictador —que falleció semanas después a causa de una diabetes—, aumentaron las manifestaciones antimonárquicas, se acusó al rey de haber auspiciado la dictadura de Primo de Rivera y se reavivó su vinculación con el Desastre de Annual. Ese año los partidos republicanos se unieron frente a la monarquía con la firma del Pacto de San Sebastián. Hubo pronunciamientos militares republicanos que fueron frustrados por el gobierno en la base aérea de Cuatro Vientos (Madrid) y en Jaca (éste último encabezado por los capitanes Fermín Galán y Ángel García Hernández, que fueron fusilados tras un consejo de guerra).

En febrero de 1931 el almirante Juan Bautista Aznar fue designado presidente del consejo por Alfonso XIII. Su gobierno convocó elecciones municipales el 12 de abril de 1931. Al conocerse en las elecciones mencionadas la victoria en las ciudades de las candidaturas republicanas, el 14 de abril se proclamó la Segunda República. El rey abandonó el país ese mismo día, con el fin de evitar una guerra civil:

"[...] Hallaría medios sobrados para mantener mis regias prerrogativas, en eficaz forcejeo con quienes las combaten. Pero, resueltamente, quiero apartarme de cuanto sea lanzar a un compatriota contra otro en fratricida guerra civil."

Por una Ley del 26 de noviembre de 1931, las Cortes acusaron de alta traición a Alfonso XIII:

"A todos los que la presente vieren y entendieren, sabed: Que las Cortes Constituyentes, en funciones de Soberanía Nacional, han aprobado el acta acusatoria contra don Alfonso de Borbón y Habsburgo-Lorena, dictando lo siguiente:
«Las Cortes Constituyentes declaran culpable de alta traición, como fórmula jurídica que resume todos los delitos del acta acusatoria, al que fue rey de España, quien, ejercitando los poderes de su magistratura contra la Constitución del Estado, ha cometido la más criminal violación del orden jurídico del país, y, en su consecuencia, el Tribunal soberano de la nación declara solemnemente fuera de la ley a don Alfonso de Borbón y Habsburgo-Lorena. Privado de la paz jurídica, cualquier ciudadano español podrá aprehender su persona si penetrase en territorio nacional.
Don Alfonso de Borbón será degradado de todas sus dignidades, derechos y títulos, que no podrá ostentar ni dentro ni fuera de España, de los cuales el pueblo español, por boca de sus representantes elegidos para votar las nuevas normas del Estado español, le declara decaído, sin que se pueda reivindicarlos jamás ni para él ni para sus sucesores.
De todos los bienes, derechos y acciones de su propiedad que se encuentren en territorio nacional se incautará, en su beneficio, el Estado, que dispondrá del uso conveniente que deba darles.
Esta sentencia, que aprueban las Cortes soberanas Constituyentes, después de publicada por el Gobierno de la República, será impresa y fijada en todos los ayuntamientos de España, y comunicada a los representantes diplomáticos de todos los países, así como a la Sociedad de Naciones».
En ejecución de esta sentencia, el Gobierno dictará las órdenes conducentes a su más exacto cumplimiento, al que coadyuvarán todos los ciudadanos, tribunales y autoridades.

Esta ley sería derogada por otra del 15 de diciembre de 1938 firmada por Francisco Franco.


Al comenzar la Guerra Civil Española, Alfonso XIII apoyó fervientemente al bando sublevado, afirmando ser un «falangista de primera hora».

La relación del rey Alfonso XIII con el dictador Francisco Franco es extensa y está bien documentada. Conoció a Franco a consecuencia de sus éxitos en Marruecos y lo convirtió en favorito real; en enero de 1923 el rey le concedió la medalla militar, así como el cargo honorífico de gentilhombre de cámara. Alfonso XIII (representado por el gobernador civil de Oviedo, el general Losada) fue incluso el padrino de bodas de Francisco Franco.


Franco discutió personalmente con el Rey la posible retirada de Marruecos. En marzo de 1925, durante una visita allí, el general Primo de Rivera entregó a Franco una carta del Rey junto con una medalla religiosa de oro; la carta terminaba así: «Ya sabes lo mucho que te quiere y te aprecia tu afectísimo amigo que te abraza. Alfonso XIII». Por real decreto (4 de enero de 1928) lo nombró director de la recién creada Academia General Militar. Franco votó a favor de la candidatura monárquica en Zaragoza.


El 4 de abril de 1937 Franco escribió una carta despectiva a Alfonso XIII: el rey, que acababa de donar un millón de pesetas a la causa franquista, le había escrito expresando su preocupación por la poca prioridad que se daba a la restauración de la monarquía; Franco dejó claro entonces que el rey difícilmente llegaría a desempeñar un papel en el futuro, en vista de sus irreparables errores pasados. Al acabar la guerra y no restaurarse la monarquía, el rey declaró: «Elegí a Franco cuando no era nadie. Él me ha traicionado y engañado a cada paso».
¿Estamos presenciando un renovado escenario de los eventos acaecidos entre 1931 y 1938, en todos los ordenes?

Hay cosas que no te enseñaron en la escuela porque quizá hubieses hecho demasiadas preguntas inconvenientes y puesto en más de un brete al verdadero ignorante, tu profesor de historia. ¿Demasiada verdad para ser asimilada de golpe? Recuerda que la historia se repite incansablemente en ciclos...hasta que el patrón repetitivo es descubierto, comprendido y sanado.

"A los niños contadles la verdad. Ellos comprenderán". (Bob Marley)

jueves, 21 de febrero de 2013

Noche oscura del alma

Queridos amigos, soy vuestra hermana, María Magdalena. Estoy a vuestro lado como una hermana muy cercana. No estoy elevada sobre vodotros sino que soy alguien a quien conocéis desde adentro. Sentid por un momento nuestra conexión profunda – somos uno, parte de la misma familia.

Yo también he recorrido el camino de ser un ser humano en la Tierra, he conocido y he explorado esas profundidades, y he sido tocada por una Luz vívida y brillante que me inspiró y se apoderó de mí. Una luz que me recordó y me hizo soñar y desear un mundo mejor y más bello en la Tierra. He conocido los dos extremos, tanto la Luz como la oscuridad. Esos extremos son polos que van de la mano; se podría decir que uno es motor del otro. La vida parece tener que ver con los opuestos: Luz y oscuridad. Los sentimientos que evocan parecen ser opuestos, aún así hay una conexión oculta entre ellos: no pueden funcionar el uno sin el otro. La experiencia de la Luz sólo es posible por haber experimentado la ausencia de Luz, y por contraste con su opuesto, la oscuridad.

Nunca la Luz es más visible que cuando surge de la oscuridad. Tan sólo pensad en los primeros rayos del sol al despertar el día, la cálida luz de la mañana que baña el mundo. Cuán profundamente puede tocaros, especialmente cuando procedéis de la noche oscura y fría. El contraste crea las dinámicas – vida, movimiento, crecimiento, cambio – de modo que la oscuridad tiene una función en vuestras vidas. Sin embargo, los seres humanos a menudo experimentan aún la oscuridad como antítesis de la Luz; no como una fuerza para el cambio y el crecimiento, sino que la perciben como una trampa o pozo en el cual quedan atrapados y ya no se pueden mover. Desde ese profundo pozo parece como si hubiérais perdido contacto con la Luz, como si hubiera sido separada de vosotros.

Todos conocéis ese estado mental consistente en creeros separados de la Luz, de estar privados de un sentido de significado y propósito en vuestra vida. De hecho, a eso es a lo que se llama 'estar muerto'. La única forma posible de morir no es la muerte tal como la creeis, la física, sino cesar cualquier movimiento en vuestro corazón, en vuestros sentimientos, en vuestra mente. En realidad, la muerte no existe; vuestra alma es eterna y vive por siempre. Lo único que es mortal en vosotros es sólo la forma, la apariencia; vuestra esencia es eterna y no puede morir. Sin embargo, puede que temporalmente perdáis de vista vuestra natural esencia a tal grado que interiormente os volváis rígidos y dejéis de moveros. Estáis entonces muertos por dentro y os sentís extremadamente deprimidos. Éste es un estado inmensamente doloroso.

Acompañadme a un viaje por un momento. Descended conmigo dentro de ese estado deprimido e investigadlo con una mente abierta. ¿Qué sucede si alguien pierde toda esperanza, se retrae y se siente impotente ante todos los sentimientos que brotan desde el interior? Usualmente esta reacción es disparada por acontecimientos externos que son desestabilizantes; sucesos que una persona es incapaz de ubicar en su marco de referencia, y que provocan que todo en la vida de esa persona se vuelva incierto. Pueden ser grandes sucesos, tales como la muerte de alguien cercano, una enfermedad, perder el trabajo o romper una relación. Estos son sucesos que afectan profundamente a las personas y pueden llevarlos al borde del abismo.

Sin embargo, la oscuridad a veces también puede revelarse desde adentro sin una clara causa externa. Viejas cargas emocionales que alguna vez almacenásteis en vuestra memoria del alma salen a la superficie. Experiencias dolorosas, quizá también derivadas de experiencias en vidas anteriores, brotan de vuestras profundidades y os veis forzados a tratar con sentimientos oscuros, con miedos y dudas. Profundas experiencias de carencia, de soledad y de derrota pueden entrar en vuestra psiquis sin una razón lógica. Acontecimientos que pueden haceros perder el equilibrio tanto como cualquier evento externo que os ocurra.

Cuando alguien queda atrapado en una depresión, en la 'oscura noche del alma', siempre se vuve como una experiencia de ser absorbido y de ser incapaz de arreglárselas con todas las emociones. El flujo de emociones dolorosas, pesadas, se experimenta como demasiado grande para soportarlo. Emociones que os abruman y sobrepasan, o así lo parece, y provocan que os encerréis desde una profunda sensación de impotencia. Desde el mismo momento en que las rechazáis, en que os negáis a enfrentar esas emociones, os estáis atascando. Esas emociones quieren fluir; es esencial que continúen moviéndose hacia adelante, como cuando aparece una gran ola en la playa. Pero tenéis miedo de permitir que eso suceda, negándoos radicalmente a acompañar ese movimiento y os retiráis de la escena donde sucede el torrente de emociones. Construís un dique de contención, una barrera y os decís: “yo no puedo lidiar con esto. No quiero esto. Me niego. Quiero que acabe”. Lo hacéis con vuestras emociones y con las de los demás. Vuestra reacción, a menudo de pura impotencia, crea una depresión, la cual es un estado de entumecimiento y de estar cerrado a la vida. Con el tiempo esta situación se vuelve insoportable y ya no deseáis seguir viviendo.

Desde una perspectiva terrenal, queréis 'morir' porque la vida se ha vuelto intolerable. Visto desde la perspectiva del alma, ya estáis muertos. Y estar muertos en vida es una experiencia tan insoportable que buscáis hacer todo lo posible para dar fin a esta situación. El deseo de morir es esencialmente un deseo de cambiar, un deseo de volver a vivir. Las personas que quieren cometer un suicidio tienen un profundo deseo de vivir, no de morir. Es precisamente este sentimiento de estar muerto por dentro lo que los conduce a una extrema desesperación. Es vuestro deseo de vivir lo que os lleva a terminar con vuestra vida física.

Cuando experimentáis una depresión, se produce una combinación de profunda resistencia y al mismo tiempo de extrema vulnerabilidad. La depresión es un modo de defenderse contra el enorme poder de las emociones que amenazan con engulliros. Pensáis que os destruirán. Entonces, en vuestra impotencia, construís un escudo alrededor vuestro; os envolvéis en un capullo de no querer o no ser capaces de sentir nada. Ya no queréis estar más aquí, tal como el proverbial avestruz con su cabeza metida en la arena. Os sofocáis en la arena y aún así, esconder la cabeza parece la única forma posible de capear el temporal. Tras un tiempo ya no os véis ya capaces de sacar vuestra cabeza de la arena, de la depresión. Habéis llegado a cerraros tanto a la vida y a cualquier sentimiento que ya no sois capaces de cambiar las cosas y de lograr un cambio; la opción de decir “sí” a vuestras emociones parece estar más allá de vuestro poder. La depresión ahora ha alcanzado un clímax.

Por un lado no podéis aceptar vuestras emociones de miedo, de desesperación, de tristeza y de soledad, o compartirlas con otros, mientras que por otro lado sabéis y sentís que es agonizantemente doloroso vivir sin emociones; eso es una forma de muerte, una total negación de vuestro centro viviente. Tras un tiempo queréis volver a sentir. El dolor de no sentir es mayor que el dolor de sentir vuestras emociones. Ahí radica vuestra 'salvación', y éste es el punto de inflexión necesario. La negación a sentir, y el decir “No, no puedo, no quiero esto, quiero estar muerto, quiero desaparecer”, os vuelve tan huecos y vacíos por dentro que ya no podéis soportarlo más. Lo que sucede, desde la perspectiva del alma, es que la vida se vuelve más fuerte ahora; no puede ser retenida indefinidamente. Cuando la fuerza de vida ha sido fuertemente retenida por mucho tiempo, crea una fuerza opuesta que finalmente entra en erupción. La fuerza de la ola que quiere alcanzar la playa no puede ser retenida por siempre. En cierto momento, desde vuestro interior, emerge un “sí” muy intensi, incluso si no lo sabéis conscientemente. Nada es estático en la vida; el impulso por vivir es imparable. Cuando se ha alcanzado un clímax, creáis eventos en vuestra vida que os provean de un cambio; que crean un punto de inflexión. Está en vuestro interior.

A veces esto sucede en la forma de un intento de suicidio. Si falla, puede haber una espiral ascendente porque el sufrimiento de esa persona se vuelve muy visible para el mundo exterior. Cuando alguien descubre cuánto otra persona se preocupa por él o ella, puede surgir una apertura a más Luz y a la recepción de comprensión y simpatía. Sin embargo, también puede suceder que alguien no se abra y permanezca deprimido. No hay recetas fijas sobre cómo se desencadena un punto de inflexión. Sin embargo, la vida tiene una fuerza de empuje y de conducción que hace que sea imposible persistir por siempre en un estado estático de conciencia.

Incluso cuando la vida terrenal termina por realmente tomar la propia vida, vodotros del otro lado inmediatamente tenéis que enfrentar nuevas elecciones, porque aún tendréis que experimentar ahí vuestros sentimientos. La tristeza que estaba ahí mientras estábais vivos, con vuestros sentimientos de dolor y ansiedad, ahora es capaz de presentarse incluso más agudamente, y de un modo menos velado. A veces el reino astral, donde acabáis tras la muerte, os enfrenta directamente con las emociones que reprimísteis y a través de esto comenzáis a 'fluir' otra vez. Por ejemplo, alguien puede sentirse desesperado y horrorizado cuando ha fallecido y descubre que la vida realmente no ha terminado; o presenciáis las emociones de vuestros familiares en la Tierra, su dolor y tristeza, y os véis muy afectados por esto. En estas circunstancias, un nuevo flujo puede ser puesto en movimiento en el alma de quien ha muerto. Puede llevar a un punto de inflexión, haciendo que el alma se abra a recibir ayuda de guías quienes siempre están ahí, tanto en la Tierra como en el cielo. La ayuda siempre está ahí, provista por vuestra apertura a ella.

No importa de qué modo giréis, la vida es más poderosa que cualquier deseo de morir. La vida siempre reasume vuestro derecho a ser, no tenéis poder para censurarla. Por lo tanto, SIEMPRE hay esperanza. Aferraos a eso por vosotros mismos, pero también por otros a quienes veis sufrir. Las cosas pueden parecer muy desesperanzadas a veces, pero siempre hay otra mirada, aunque no podáis ni imaginar en vuestras mentes cómo pueda ser y cómo el cambio va a tener lugar. La vida siempre es más fuerte que la muerte, la Luz es más fuerte que la oscuridad. Finalmente el agua rompe el dique, porque el agua tiene el poder de mover; empuja, ¡está viva! El poder del agua es mayor que la fuerza de resistencia que quiere retenerla.

Sentid por un momento la fuerza conductora de vida en vosotros mismos. Cada uno de vosotros a veces se encuentra con partes que están atrapadas, patrones que se repiten cíclica e indefinidamente: dudas acerca de vosotros mismos, sentimientos de inferioridad, incertidumbre, desconfianza, ira, resistencia. Ahora imaginad que esas partes sólo están ahí y que la vida continúa fluyendo, y aunque permanecen rocas en el arroyo que parecen tan fijas e inamovibles, no dejan de ser presa del desgaste por el movimiento y el empuje del agua que corre entre ellas. Lleva tiempo, pero no olvidéis quiénes sois: ¡ sois el agua viva! Cuanto más recordéis esto, más podréis reclamar la energía de esas piedras y rocas que yacen en el arroyo. Hay dolor del pasado que sigue estando ahí. Y no tenéis que minimizarlo, o hacerlo irrelevante, pero tampoco debéis cargar con las piedras del río. Es suficiente con recordar que ¡sois el agua! (Be water my friend)

Esto puede antojarse difícil por momentos porque, en parte, habéis llegado a identificaros con esas rocas que bloquean vuestra energía. Os decís: “yo soy alguien que no está correctamente arraigado; me resulta difícil sentir que la Tierra es mi hogar; acarreo tristeza y traumas del pasado”. Y todo eso es verdad, pero imaginad por un momento esas ideas como rocas o piedras en un río amplio y grande – una enorme vía fluvial. Porque eso es lo que sois; ésa es vuestra verdadera fuerza vital. Es vuestra alma que fluye y fluye, siempre a lo largo de esta vía: viva, burbujeando, embistiendo y rugiendo, explorando y descubriendo. Ese flujo no emite juicios acerca de esas rocas que encuentra, las engulle. ¡Vosotros siempre estáis eligiendo!

Por supuesto, ocasionalmente os quedáis atrapados, en vuestra conciencia, en tales bloqueos cuando comenzáis a identificaros con eso por mucho tiempo. Pero podéis desprenderos de ese bloqueo tan sólo experimentándoos como el agua que fluye. Recordad que sois un alma-conciencia viviente, siempre moviéndose y fluyendo y que no está atada a esas rocas – sois libres. Cuanto más retiréis vuestra conciencia de esos bloqueos, cuanto más aceptéis sentir las rocas que yacen ahí, más fácilmente ellas se entregan al flujo, con más facilidad todo empieza a fluir en todos los órdenes. Las dificultades (rocas) se desprenden más rápidamente cuando os desapegáis de ellas y os identificáis con el agua en movimiento. El agua es vuestra alma, y no puede ser retenida. Sentidoa fluyendo y moviéndose y resplandeciendo. Imaginad que se derrama sobre vosotros lavándoos y sentid la fuerza burbujeante, la Luz que centellea en ella. Sentid cómo vuestra alma, en su parte más profunda, no es amenazada por la oscuridad que experimentáis; por esas rocas que parecen ser tan sólidas e inflexibles. Vuestra alma no se preocupa para nada por lo que está ahí, porque sabe que las rocas pertenecen a ese lugar; son parte del paisaje de la vida. Tratad, cuando estéis atascados dentro de tales rocas, de escuchar el agua que corre por ellas. Recordad el agua y la facilidad con la que fluye.

No tenéis que hacer todo vosotros mismos. La vida os provee de infinitas oportunidades y posibilidades. A veces podría llevaros dentro de oscuros y profundos valles, pero también os impulsa hacia arriba otra vez hacia Luz. Incluso cuando tenéis la sensación de no poder luchar más, y no podéis ver cómo las cosas alguna vez puedan salir bien, la vida aún entonces os impulsa. El arte de vivir radica en preservar vuestra confianza, incluso cuando no parece quedar nada en qué confiar y cuando todo lo que era cierto ha desaparecido de vuestra vida.

En este preciso momento, muchas personas están involucradas en la Tierra en el procesamiento de la oscuridad del pasado; partes del alma están aflorando a la Luz ahora mismo y quieren ser vistas. ¿Y por qué esto es así? Porque estáis dando un salto hacia adelante. Es realmente un salto en la evolución de la conciencia de la humanidad. Y este salto no puede hacerse sin alcanzar los lugares oscuros en vuestra conciencia, aquellos rincones de vuestra mente que están llenos de miedo, de desconfianza, o de una tristeza muy profunda por todo lo que habéis experimentado en la Tierra. No le temáis a esa oscuridad – ¡aceptadla! Cuando le decís “sí” a la oscuridad, comienza a soltarse y a fluir, y ése es el arte de vivir esta vida. Y cuando escuchéis una voz que os diga: “la vida me supera”, recordad que aún en esos insantes hay algo en vosotros que verdaderamente está diciendo “sí”. Eso es lo que os salvará y os llevará hacia adelante – confiad en la vida. Ella os ama.

Os amo a todos y todas, mucho. Tal vez piensen: “¿Cómo puede ser? No puedes conocernos a todos personalmente”. Pero vosotros, como seres humanos, no conocéis ni os dais cuenta realmente de cuán extensa es la red de almas. Cuando te conectas con alguien desde el alma, ésa es una conexión permanente y eterna. La unión que una vez se forjó no se separará con el tiempo, porque en nuestra dimensión no hay tiempo. Hay una red viva conectándonos como almas. Nosotros compartimos una cierta historia, un cierto deseo, una llama que alguna vez fue encendida en nuestra conciencia. Con esta llama la Tierra gradualmente se está iluminando. La conciencia despierta en todas las personas nos une y crea un nuevo cimiento, desde el cual ese salto en la conciencia realmente va a tener lugar. No necesitáis reflexionar ni pensar, ni desgranar ni analizar sobre esto. Permaneced en vuestro propio proceso, vuestro propio camino – eso es suficiente. Sentid la poderosa confianza en la vida, no sólo en vosotros, sino en muchos otros, una confianza que es una ola de conciencia, que está inundando ahora la Tierra.


Pamela canaliza a María Magdalena

Traducido del inglés por Sandra Gusella