martes, 11 de enero de 2011

EL TIEMPO HA LLEGADO

Ha habido muchos momentos claves en la historia de la Humanidad. Pero éste que estamos testimoniando desde más o menos 1990 es uno verdaderamente crucial para “reorientar nuestras antenas” hacia el venidero esquema de las cosas. La existencia sobre el planeta, tal como la hemos concebido hasta ahora, está cambiando. Lo creas o no, un ciclo termina y otro comienza. Así ha sido siempre, y así seguirá siendo (lo siento Darwin) Estás siendo testigo directo. La realidad siempre acaba superando a la ficción.

Toda la negatividad global que rodea al mundo – y que está alcanzando su cénit en este inicio de milenio– está próxima a caer por su propio peso. Está escrito en las estrellas. Una era de oscurantismo llega a su fin, y el llamado ‘velo de Isis’ (‘Maya’ para la tradición védica) va a ser levantado. Un nuevo salto evolutivo de la especie humana (ADN) se está produciendo ya, y la caída de las estructuras y paradigmas obsoletos no hace sino revelar la magnitud del evento. El tiempo del ‘no tiempo’ al que hacían referencia muchas culturas indígenas de centroamérica (Mayas, Toltecas…) está muy cerca. Sabedores de eso, los ‘poderosos’ manipuladores de la ilusión dimensional que experimentamos en este plano de densa frecuencia vibratoria que es la Tierra, esos a los que denominamos el gobierno del mundo en la Sombra (Illuminati, Jesuitas-Sionistas, Thule, Cabal, Consejo de asuntos exteriores (CFR); Comisión Trilateral; Bildergerg Group, Rockefellers, Rotschilds y demás 'hermanos de la oscuridad', están dando sus últimos coletazos, y en sus intentos de mantener dormidas al mayor número de conciencias, están esparciendo un reguero de conmoción económica, política y social.
Paralelamente el Planeta Tierra y todo ser vivo que lo habita, cual serpiente, está ‘mudando la piel’, atravesando una metamorfosis escrita ya hace tiempo en su cósmico cuaderno de bitácora. Como las orugas mutando a mariposas, finalmente vamos a ver revelada nuestra majestuosa naturaleza.

¿QUE HAGO YO MIENTRAS TANTO? ¿CUAL ES MI PAPEL?

Mientras todo parezca derrumbarse a tu alrededor, harás bien en abrazar definitivamente el río de la vida. Por duras que parezcan mostrarse las circunstancias que te hayan tocado vivir a ti o a los que conoces. Deja de nadar ‘contracorriente’ y acepta todo lo que está pasando ¿Acaso tratar de impedir el natural flujo de las cosas, simulando que todo está 'bajo control', no te ha demostrado, sobradamente ya, no servirte de nada más que para acumular aún más sufrimiento, rencor y frustración?. ¿O eres de esos que te pasas la vida embroncad@, encabronad@, peleándote hasta con el parquímetro de la ORA?

No perpetúes ya más los enfrentamientos en los que llevas participando desde ya ni recuerdas cuando. Los demás, los 'otros' no son tu enemigo.
Te convendría aprender a identificar a los cotidianos obstáculos que obstinadamente insisten día a día en presentarse puntualmente, y a tu incómoda realidad, como reflejo de tus proyecciones mentales, distracciones ilusorias de tu incansable ego, que no es otra cosa que esa parte de tu psiquis/mente que, cual mono parlanchín, creaste tú para sobrevivir en este mundo desbordado de negatividad y limitaciones. Ahora ya no necesitas seguir alimentándolo. Estás tomando conciencia de que hay algo más allá de la tiranía de la mente.
(te recomiendo encarecidamente que veas –y destripes– la magnífica trilogía de PIXAR: TOY STORY.

¿Quieres seguir tratando de reclamar ‘justicia’ para todos los que sufren? Adelante. Pero te adelanto que no es ese tu papel. ¿A quién pretendes ayudar si tu mism@ eres un cúmulo incontenido de dolor/rabia?. Si tienes, en definitiva, 'ganas de pelea', convendría que averiguaras por qué…


Te invito a que permitas que se opere en ti un cambio de perspectiva interior. Concédete el tiempo y la dedicación para “limpiar tu propia casa (mente)”.

Cuando consigas poner esta actitud en marcha, verás que los acontecimientos que presencies dejan de ser trágicos para ti. También aprenderás a dejar de sufrir por los demás. Créeme, en esta 'vida' TODO es ilusión. Estás interpretando un papel. Todos lo hacemos. Es solo que nos hemos autoadministrado una dosis de amnesia para poder ser admitidos en esta obra.

No te dejes, por favor, pues, aturdir por el miedo y la desesperanza de la presente coyuntura socio-político-financiera y por el escenario de alteraaciones geofísicas que están sucediendo y que quizá se multipliquen. Deja de permanecer 'enganchado a los medios'. Ellos existen para inocular miedo. Si tienes las defensas bajas, serás presa de ellos, los verdaderos terroristas.

Eres adicto a la sección de sucesos de la prensa y a las noticias en general. Lo sabes…y eso te cabrea. ¿Qué hacer? Desengánchate, joder. La corriente de negatividad interna y externa que pugna por mantener viva tu beligerancia te podría arrastrar. Y te queremos. Mucho.





Los códigos y paradigmas establecidos por el pensamiento colectivo, que todos hemos alimentado inconscientemente, inevitablemente están desmoronándose. Este es, sin duda, un tiempo/espacio maravilloso en el que estar presente y encarnado. Disfruta del privilegio de estar aquí y ahora en una época de grandes y colosales cambios de una magnitud nunca antes vista...aprovecha la coyuntura, y descubre y derriba estructuras obsoletas anquilosadas en tu mente que impiden expandir tu radiante consciencia. No estás aquí por casualidad. Nada sucede por casualidad. Estás próximo a descubrir que todo lo que te sucede forma parte de un plan que TU MISMO DISEÑASTE de forma consensuada con todos nosotros. Una especia de 'juego de rol' que está siendo dado por concluido. Es hora de que despiertes y recuerdes que tu eres co-creador de esta escenificación.

–Sí, pero ¿cómo me desengancho?

Para empezar reconoce, detecta y sacúdete el yugo energético, el sabotaje mental heredado esencialmente de tus ancestros genéticos (tus padres y abuelos). Pero ojo: la violencia no te conducirá a ninguna parte (salvo al caos). No se trata de caer en el 'ojo por ojo' . Harás bien en alejarte de todo aquél que trate de contaminarte con ese confuso mandato. En vez de acuchillar la cebolla con furia, puedes dedicarte a solicitar ayuda terapéutica para que te ayuden a levantar las capas de amnesia que, una a una, la vida ha ido adhiriéndote. Permítete ‘regresar’ al lugar oculto en el centro de esa cebolla, el mismo en el que se esconde –y desde el que ocultamente gobierna tu vida– ese niño/niña, el inocente y asustado tirano que no te deja en paz un segundo, constantemente saboteando tu felicidad con su perpetuo (y muy legítimo!) reclamo de necesidades insatisfechas. Hayas o no experimentado el papel de la maternidad o paternidad, esa es la responsabilidad que ahora tienes que asumir, desde tu consciente madurez actual, con el niño que un día fuiste. Será doloroso, sin duda. Pero vale la pena. La pena…reconócela y déjala salir. Lo lleva pidiendo desde que te viste obligad@ a recluirla en la consigna de este gran teatro de las vanidades que es la experiencia humana, la escena donde has tenido que danzar a tu pesar, al compás frenético de los insalubres ritmos del ego. No la reprimas más. No hay otra forma de alcanzar la libertad, cuando el prisionero y el carcelero han sido la misma entidad, que dejar brotar el caudal de la pena reprimida. Solo así podrás sintonizar con el río de la vida. Abandónate al curso natural de la creación empezando por aceptar el dolor que llevas reprimiendo y que has camuflado con las diferentes personalidades que te viste obligado a adoptar. Quítate lenta y amorosamente las máscaras. Ya no las necesitas. Son irreales papeles que has creído necesarios para ser aceptado en este mundo caótico a todas luces. Máscaras que no obstante no te han conducido sino a perpetuar el caos, a continuar con la espiral de violencia, ya fuera porque interpretaste el papel de dominante (fuerte, inquebrantable, 'no necesito a nadie', 'me valgo yo solo', etc.) o el de sumiso ('mira que mal (me) van las cosas, me duele aquí, si no me quieres tu quien me querrá, no puedo, qué pereza, no me molestes…)

Verás que todo lo que hace falta para iniciar ese camino mágico hacia el descubrimiento de esa máxima tan anhelada –“conócete a ti mism@“– es abrir las puertas de nuestra invisible –aunque bien labrada– armadura al ingente caudal de luz y amor (que hemos reprimido durante demasiado tiempo) y que tod@s llevamos dentro.

Sacúdete todos los esquemas mentales y servidumbres obsoletas que consentiste heredar sin haberte apenas dado cuenta. Conecta con el enfado, tristeza, rabia y dolor de tu ser interno. Permítele expresar ahora todas esas emociones que tuviste que contener entonces para poder sobrevivir en el entorno familiar frustrantemente limitante que te acogió al 'nacer'. Hazlo íntimamente. Lo está esperando. Hazlo con la ternura que siempre deseaste recibir y que se te negó. Tu ser interno está lleno de coraje y sensatez. De valentía, esperanza, fe y sentido común. Es un ser inmensamente creativo. Y esa creatividad ha sido preservada para este momento. Solo tienes que abrir el regalo. Suena bien, ¿verdad? Todo eso eres tu. Ha llegado el momento de que lo dejes manifestarse. Ahora tu tienes la sartén por el mango. Ahora el capitán eres tu. Ahora tú puedes enderezar la nave. Pero para que no caigas en la tentación de dejarte llevar por el dicho "Donde las dan, las toman", es necesario que reintegres esa parte escindida de tu ser que llamamos 'personalidad', las diferentes máscaras que te pones dependiendo de la situación: sumisión, tiranía, pobre de mi, etc…
Es necesario que te realinees. Cuerpo físico, cuerpo emocional, cuerpo mental y cuerpo espiritual.

Estás perfectamente capacitad@ para revisar los daños sufridos durante la travesía que valientemente has conseguido realizar hasta este momento.

A medida que lo hagas, mantente alerta: desaprende a manipular e intoxicar (agredir y juzgar) a los que dependen de ti o estén en tu radio de acción cotidiano (reconócelo. Lo haces a diario). Sé honest@ contigo y abandona tus desgastantes adicciones –las conscientes y las aun no detectadas– liberando las emociones reprimidas desde la infancia. Y a medida que eso se opere, permítete ser creativo desde la espontaneidad y la falta de ‘rigor’. Puedes equivocarte. Errare humanum est (!).
Ha llegado el momento de la desintoxicación intelectual (palabras, palabras y más palabras) y de reconciliarte y armoniz-arte con tu auténtica naturaleza, con tu verdadera, pacífica, amorosa e inmortal esencia.

EL VERDADERO CAMBIO ESTÁ DENTRO DE TI MISM@

¿Crees que otro mundo es posible? ¿Estás hart@ de abusos y de violencia (maltratos, guerras, etc.) desde cualquier posición de poder establecida (padres a hijos, profesores a alumnos, gobierno a ciudadanos…), y sobretodo ¿harto de tener miedo?
Proclama un Sí rotundo a la Paz y la Armonía definitiva, en ti y en el Mundo y un sí a tu renacimiento, y a tu libertad. Sí al respeto por las personas, cualquiera que sea su procedencia, raza, creencia religiosa o estatus económico– por los animales y por el ritmo de la madre naturaleza. Cambia el “chip” y haz algo verdaderamente acorde con tu naturaleza amorosa: Bendice y agradece como un regalo cada instante de tu vida, de tu existencia diaria, la nuestra y la de los demás. Sé generoso (Hoy por ti…) porque te da la gana, porque te complace dar. Ser generoso sabiendo que la abundancia es un flujo inagotable –que nadie salvo tu mismo te niegas– es lo que verdaderamente nos hace felices.
Al mismo tiempo acepta con los brazos abiertos que el mismo milagro se esté operando en los demás y espera con los brazos abiertos a quienes deseen imitarte, actuando del mismo modo (…mañana por mi), permitiéndote recibir y aceptar su generosidad.
Dí sí al despertar interno. Acepta el proceso de metamorfosis que está teniendo lugar en tu interior. Está ahí. Más te vale que despiertes a esa realidad, que traigas e incorpores a tu mente consciente a ese niño o niña interno que ha permanecido fuera de tu órbita. Ahora es el momento de la integración. El tren está llegando a la estación. No dejes pasar la oportunidad de subirte. El viaje promete mucho.

Verás lo fascinante que es entregarle a tu niño, de nuevo, el timón de tu nave. Permite que la intuición despierte en ti de su forzado letargo para guiarte por la nueva senda, la de la sabiduría, la intemporal y eterna sabiduría, la que siempre has sabido que existía pero a la que los miedos heredados te han impedido acceder. Reclama y CONCÉDETE una vida sin grilletes, en completa LIBERTAD y asumiendo total RESPONSABILIDAD sobre tus acciones. Esa es la única dignidad que debes restituirte. Vive cada instante con plenitud, SIN MIEDO.

Ahora tu caudal es incontenible. Nada va a detenerte. Eres divin@ en esencia y estás de camino a casa, de regreso a tu plena libertad y autoconsciencia.

REAPRENDAMOS MIENTRAS TANTO A RESPETARNOS COMO INDIVIDUOS Y COMO COLECTIVO HUMANO, contagiemos nuestro entorno de amor con actitudes diarias, con esas sonrisas que no cuestan nada, pero que abren tantas puertas en la casa del desconfiado y el temeroso. ABRAMOS LAS PUERTAS A LO INESPERADO y al caudal de abundancia venidera que está a la vuelta de la esquina. En HOYxTI pretendemos entregarnos a la alegría de vivir mientras presenciamos activa y maravilladamente los acontecimientos que inevitablemente se están desencadenando (efecto mariposa).
Este es un sitio web para todo aquél que piense que el cambio empieza por uno mismo. No alentamos la Revolución, sino el despertar a la Recuperación de la Consciencia Evolutiva. Si estás en sintonía, bienvenid@ a casa.

2 comentarios:

  1. Me quito el sombrero. Excelente, brillante e inspirador artículo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, este camino se inicia a ciegas con dudas desde una profunda insatisfacción, has contribuido a darme calma serenidad y companía, por que este cambio sin dudas se enfrenta solo desde la profunda soledad de nuestro interior. Una ves mas GRACIAS

    ResponderEliminar

Si lo deseas puedes compartir algún comentario...