miércoles, 29 de agosto de 2012

El amor lo conquistará todo

Cuanta confusión...Sin duda es el signo de los tiempos. ¿Quién no ha tenido alguna vez ganas a veces de 'bajarse del autobús', verdad? Toda la mierda que hemos reprimido y acumulado durante decenas de miles de años como consecuencia del acelerado proceso evolutivo al que fuimos sometidos está saliendo a la superficie. Es la factura por saltar de Homo Erectus a Homo Sapiens ahorrándonos 4 o 5 millones de años. Que la santidad que nos anima tenga piedad de todos nosotros.

La Vida es un misterio muy vasto, inmenso e incognoscible. ¿Quieres ayudar al mundo a desproveerse de su capa de ignorancia? Mírate al espejo y haz un cambio. Ama y brilla. El túnel de lavado que estamos atravesando tiene, como todos los túneles, una entrada y una salida. No te quepa ninguna duda de que nos hallamos infinitamente más cerca de ésta que de aquella. Tan cerca que puede que a muchos les ciegue la luz a la que tan desacostumbrados estaban.

"If you wanna make the world a better place take a look at yourself and make a change". M. Jackson

 

martes, 28 de agosto de 2012

Haciendo cábalas (I)

foto:nobadis.es
DIARIODEMALLORCA.ES/AGENCIAS.PALMA. Martes 28 agosto 2012. El incendio declarado a primera hora de la tarde de ayer lunes en Bendinat, en el municipio mallorquín de Calvià, afecta a una superficie de más de 40 hectáreas, según el president del Govern, José Ramón Bauzá, que afirmó que fue "claramente provocado". (sigue...

... ...

Me escribe un buen amigo, que presenció las labores de extinción del incendio, aplaudiendo la presencia del Presidente del Govern Balear: "Chapeau a las autoridades que han venido a apoyar a los sufridos bombers.", dice...

Con todos los respetos para su comentario, no creo que los sin duda heroicos bomberos necesiten, a estas alturas de la película, el apoyo presencial de ninguna autoridad política para realizar su trabajo. El Sr. Bauzá, cuya conciencia ecologista todavía precisa ser contrastada, en todo caso habrá acudido al lugar de los hechos para aparecer en los medios, apostados éstos raudamente in situ, para responder a una pregunta ("¿Quien está detrás de este incendio?") cuya respuesta estaba más que masticada de antemano a juzgar por la seguridad y celeridad con la que ha llegado: "el incendio es claramente intencionado", "el autor sabe lo que hace, conoce perfectamente el fuego y está actuando en contra de todos". "Alguien quiere quemar nuestro patrimonio", Declaraciones, éstas, realizadas incluso antes de que el fuego fuese extinguido y de que los expertos –bomberos–hayan tenido el tiempo prudencial de pronunciarse públicamente acerca de las causas de este incendio, tal como sucede en un país civilizado.

Me he ocupado de indagar acerca de la patología que incumbe a un pirómano. Empecemos por la definición obtenida en Wikipedia: "La piromanía (del griego πυρός pyrós, "fuego") es un trastorno, o enfermedad psicológica del control de los impulsos, que produce un gran interés por el fuego, cómo producirlo y observarlo. La persona que padece piromanía recibe el nombre de pirómano. La sintomatología esencial responde a un afán por producir incendios de forma deliberada, y consciente en más de una ocasión [luego en otras, consecuentemente, no lo es...]. Dicha actividad conlleva una importante tensión y activación afectivas antes del incendio, con una gran liberación de adrenalina y de intenso placer, es decir alivio, al encender el fuego, presenciarlo o al participar en sus consecuencias. Se considera un modo de canalizar la energía sexual reprimida. El sujeto en cuestión suele consecuentemente sentir especial interés, curiosidad y atracción por todo lo relacionado con el fuego, como pueden ser las estaciones de bomberos. El pirómano no debe ser confundido con el incendiario que es aquella persona que intencionadamente decide quemar una parcela de terreno u objetos (específicos o no) con ánimo de lucro o simplemente por venganza."

"La noche del 27 de febrero de 1933, un incendio asolól Parlamento alemán -El Reichstag- creando un estado de confusión y terror que ayudó a Adolf Hitler a tomar el poder. El autor de este incendio fue un tal Marinus Van de Lubbe un comunista holandés que se convirtió aquella noche en el aliado perfecto de Hitler y su causa nacionalsocialista. Las crónicas de la época relatan que cuando el incendio estaba en su apogeo Hitler comentó a los reporteros que se encontraban en el lugar “Están Uds. observando el principio de una gran Era en la historia de Alemania… este incendio es el comienzo”. Te recomiendo el artículo completo de Jesús Padilla que amplia este concepto.

Obviamente el Sr. Bauzá necesita un nuevo jefe de prensa mejor documentado. Un pirómano, con todos los respetos, Sr. Presidente, no actúa intencionadamente "contra todos" sino para obtener placer personal, para liberarse de una tensión insoportable (quizá Ud. libere la suya con su incontenida y desmesurada verborragia). Se trata, pues, de un enfermo y por lo tanto así debe ser tratado, no condenándolo a 20 años de prisión, en la convicción de que eso es lo que piden sus votantes (en su descargo mencionaré aquello de que: "los pueblos tienen los políticos que se merecen"). De las convencidas y enardecidas declaraciones del Presidente autonómico (por la boca muere el pez) se desprende que están a la caza de un incendiario, es decir, de una persona que obra con el fin de beneficiarse, o más probablemente beneficiar a otros (de los que obtenga una remuneración). Un terrorista ecológico a sueldo. El dinero, siempre el dinero...Como ciudadano y contribuyente le pediría que pusiera las cartas sobre la mesa y abandonara la vía de la demagogia ahora que aún está a tiempo de redimirse.

"un error no se convierte en una equivocación a menos que se rechace corregirla" (Solón)

En todo caso los políticos, y los medios –a los que tan adictos solemos mostrarnos– aprovechan estas oportunidades para utilizarse recíprocamente. El primero, para mantener el negocio y ciertamente su influencia sobre el sector poblacional al que ideológicamente ha captado. El segundo para tratar de apuntalar el crédito de su frágil cargo. En este caso, también para hacer una declaración grandilocuente destinada y, de paso, redimirse un tanto de la cólera popular que por tantos flancos está salpicando a la clase política. En definitiva, una víctima más, tratando simplemente de aferrarse a su privilegiado y transitorio sillón (no deseo su cargo ni en sueños). Todo esto podría sonar a paranoia de no ser por las sospechas que despierta el hecho de que a la máxima autoridad competente que nos incumbe le ha faltado tiempo para advertir a la población de que "es imprescindible que se cambie la legislación y se apliquen medidas contundentes para que a nadie se le pase por la cabeza prender la llama". Grandilocuentes declaraciones...Como si eso fuese a disuadir a: a) un psicópata trastornado mental, quien per se, está desprovisto de todo tipo de empatía por su entorno y consecuentemente carece de censor interno frente a amenazantes de condenas; o a b) un incendiario a sueldo que tiene las espaldas erfectamente cubiertas puesto que no trabaja solo sino que tiene un apoyo logístico que le asegura salir indemne de cualquier persecución (so pena de vender a la mani que le da de coner) En fin, verborragia incontenida del ignorante dirigente político de turno para la galería. Con todo, lo preocupante es que al Sr. Bauzá le está sobrando demasiado tiempo para hacer pública la información, que dos testigos presenciales le proporcionaron in situ y personalmente, tanto a él como a la Guardia Civil, afirmando haber visto un camión de bomberos en las proximidades del foco del incendio, dos horas antes (13:00h) de que éste fuese oficialmente declarado (16:30h). Lo normal es que los bomberos lleguen a posteriori, o que se presenten inmediatamente, en el hipotético caso de estar casualmente circulando por allí…Pero estar apostados en el lugar de los hechos dos horas antes...¿no te despierta ninguna sospecha que se declare un incendio intencionado en un lugar donde había un camión de bomberos 3 horas antes?...
Y que conste que esto no significa acusar a los bomberos. Ni a la Guardia Civil. Ellos mismos fueron informados , también, por los dos testigos presenciales, y afirmaban que no echaron ningún vehículo en falta en ningún momento...Recuerda que Anders Breivik, el parricida de Utøya, vestía sospechosamente un uniforme de la policía cuando fue detenido tras haber asesinado a 70 adolescentes, y nadie halló respuesta para ello (salvo, probablemente los miembros corruptos de la policía noruega que le proporcionaron el uniforme y permanecen en silencio a la espera de que el caso quede archivado). Testigos presenciales (desacreditados lamentablemente por los medios) afirmaron que "hubo más de un francotirador en la isla de Utøya" Pocos días antes de hacer estallar la bomba en el edificio de la cancillería noruega (de cuyo atentado el Primer Ministro Stoltenberg salió ileso), la misma policía había realizado ejercicios antiterroristas con explosivos simulados en el mismo subsuelo de dicho edificio...(si quieres saber más al respecto lee aquí).

Para que te creas una mentira, sus instigaadores tienen que exponértela tan cerca que te sea imposible negarla.

El presidente balear ha realizado un llamamiento a todos los ciudadanos de las islas para que, en el caso de que perciban "cualquier conducta sospechosa", lo comuniquen a las autoridades....Si eso no es un acto de inconsciente e incontenida piromanía verbal entonces sin duda nos hallamos ante un siervo de instancias 'superiores' deseosos de alimentar una actitud parapolicial entre la ciudadanía (incrementar la sensación de inseguridad para justificar perversos planes coercitivos de las libertades). Quizá esto mismo sea una cortina de humo tras la que esconder otra trama más oscura, si cabe...
"Problema-reacción-solución"…¿te suena?: Es la estrategia más antigua del poder para
perpetuarse y quizás la más potente. No por conocida y ampliamente utilizada a lo largo de la historia deja de serles útil a los ostentadores del poder en este mundo a corto plazo como esquema de “huída hacia adelante”. El mecanismo de Ingeniería social, sustentado en el aún insuficiente nivel de desarrollo del periodismo libre de investigación, ya ha sido explicado en innumerables ocasiones por gente como Noam Chomsky y otros muchos, pero nunca está de más volver a repasarlo: Se crea un problema, una “situación” prevista para causar determinda y esperada reacción en el público, a fin de que éste sea el demandante de las medidas que se desea sean aceptadas, y que en otro escenario más sosegado hubiesen sido masivamente rechazadas. (lee más…). Antes de seguir leyendo quizá tengas un minuto para leer esta noticia publicada hoy (3 de octubre) en Rusia Today te ayude a aclarar.




Con dirigentes "tan ponderados y dotados del proverbial seny (sosiego/templanza, en catalán) que se les presume" (esto es una ironía...), para qué necesitamos psicópatas pirómanos con personalidades escindidas (por cierto, quien esté libre de culpa que tire la primera piedra). Bastan unas declaraciones incendiarias como éstas, más propias de víctimas de su propio desequilibrio, como Juan Domingo Perón, Francisco Franco, Lyndon Johnson, Benito Mussolini o Adolf Hitler por nombrar a algún caso famoso, para desencadenar holocaustos de consecuencias impredecibles. Es obvio que con este llamamiento a que te conviertas en un policía para tu vecino, lo que se pretende no es hallar al pirómano, sino crear una psicosis colectiva. A estas alturas nadie en su sano juicio discute nuestro amor por la naturaleza y el compromiso por su conservación. Yo mismo fui voluntario a Galicia a limpiar las playas de chapapote cuando el hundimiento del Prestige. Y lo volvería a hacer...Tampoco tu, que lees esto, te desentenderías al ver por casualidad a alguien en el bosque en actitud sospechosamente incendiaria, a menos que...tuvieses un especial interés en hacer la vista gorda. ¿Interés urbanístico oculto? Quizá éste interés no sea ahora sino el mismo chivo expiatorio tras cuya cortina de humo se esconda un 'pez más gordo'. ¿Por qué no? Puestos a elucubrar...Y ¿qué es una actitud sospechosa? ¿Cómo imaaginas que se comportaría alguien que quiere causar un incendio y está tratando de disimularlo? ¿tenemos acaso que fijarnos en los patrones que ofrecen los 'malos' de las películas de Hollywood? Quizá el Sr. Bauzá haya visto demasiadas películas violentas a una edad muy tempranas...

"Las nueve palabras más terroríficas en lengua inglesa son: `Yo soy del Gobierno y aquí estoy para ayudar´". (Ronald Reagan)


Tras la extinción del incendio vendrá quizá la caza oficial de brujas, atizada por los medios, como parte de un operativo (uno de tantos) destinado a seguir alimentando el miedo a los locos incontrolables/leones escapados de zoos, tiburones devorahombres, y demás noticias morbosas destinadas a mantenerte asustad@, etc...Ahí sabremos si el interés era puramente urbanístico-especulativo o un fotograma en la secuencia de algo más oscuro, si cabe. Quizá entonces sepamos qué hacía allí ese vehículo de bomberos sin que hubiese constancia interna o mediática del despliegue de ningún operativo de prevención precísamente en esa zona.

Por mucho que ya haya voces que reclamen que una recompensa oficial sea ofrecida para quien aporte los datos que incriminen al culpable, la mano oculta siempre acaba sacándose a un pirómano de la manga, que responda al patrón buscado, a quien cargarle con el mochuelo.

 
Lee H. Oswald: "I'm just a patsy" / "tan solo soy una marioneta", (un chivo expiatorio). Declaraciones realizadas instantes antes de ser acribillado por Jack Ruby (se afirmó que por cuenta propia) en presencia de una decena de agentes del FBI que lo escoltaban y de millones de televidentes estadounidenses.

Tarde o temprano saldrá a la luz la trama que se esconde tras este supuesto pirómano y probablemente a más de uno le de un colapso conocer la verdad oculta tras las cortinas de humo (nunca mejor dicho). Pero entonces quizá sea demasiado tarde y el tiempo trascurrido hasta entonces le haya rendido su rédito a la parte interesada.

Que el fin justifica los medios es, ya sabes, una máxima marxista, aunque la frase en sí parece provenir de un manual de ética escrito en 1645 por el teólogo jesuita Hermann Busenbaum (Medulla theologiae moralis). En él puede leerse: cum finis est licitus, etiam media sunt licita ('cuando el fin es lícito, también lo son los medios').
A estas alturas ya sabes que Marx y Lenin eran agentes secretos a sueldo del Foreign Office británico, personajes resentidos con el salvaje capitalismo occidental y en busca de un nuevo y descollante púlpito que fundar (socialismo) desde el que poder arremeter, mediante la lucha de clases, contra el imperio del mercado. Un enfrentamiento auspiciado por parte de quien ha exprimido aquél maquiavélico "divide y vencerás". ¿Y quién ha mantenido esta actitud pseudo conciliadora, teniendo siempre un pie a ambas orillas del cauce sin mojarse, sino mismo El Vaticano? Para posibilitar el advenimiento del futuro comunismo, había que destronar a la familia Romanov, baluarte hasta 1917 de la fe ortodoxa cristiana (que ahora Putin está restaurando), y principal escollo para que la bandera del ministerio divino en la Tierra ondease en exclusiva desde la plaza de San Pedro.

Busca en todo evento catastrófico los posibles beneficiarios. Detrás de toda mentira se oculta un propósito: indignar a la población y reforzar el estado policial por medio de la participación ciudadana. Afortunadamente muy grande es ya la fracción de la población que, enfrascadas en terapias sanadoras emocionales liberadoras, son capaces de hacer oídos sordos a los llamados desesperados de atención de parte de quienes siguen empantanados en el lodazal del sistema.

Quizá, por acción u omisión, todos fuimos Oswald, a la vez que sus asesinos. Eso nos lleva a comprender las paradojas del sentido cabalístico de la vida:

"El cabalista sabe que el mal es también instrumento de Dios"


Sacudirse el lastre del miedo ancestral al abandono para recordar que NUNCA HEMOS ESTADO SOLOS, es la única vía para permanecer en equilibrio y en paz mientras la matrix holográfica a la que siempre llamamos 'realidad' se va derrumbando.


"no es lo mismo tener miedo y estar alerta. Entre ambos estados hay la misma diferencia que entre estar soñando una pesadilla o estar despierto. Durante la vigilia se pueden tomar decisiones. En sueños eres víctima de las circunstancias."


“Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano.”
Martin Luther King (1929-1968) Religioso estadounidense.
 


Vine lluny amb mi, a un altre món...

 

 

viernes, 24 de agosto de 2012

La realidad tras el velo de la ilusión

–Ya se ha vuelto más común de lo habitual. 
–¿el qué?
–A la pregunta de '¿Buenos días, cómo va?' te contestan 'Aquí, luchando'. ¿Sabemos lo que decimos?...Presumimos de luchadores. Pero lucha...¿contra qué?. ¿Contra la subida del recibo de la luz? ¿Contra los recortes sociales? ¿Contra el paro? ¿La inflación? ¿Contra la corrupción? ¿Bilderberg? ¿Illuminati? ¿Son esos objetivos vulnerables por medio de la lucha?
Es probable que no esté tan claro cuál es el objetivo de la lucha. Y sin embargo, en el fuero más interno de cada uno, dejar de luchar (defendernos de/atacar a) contra todas las circunstancias, situaciones, personas, que la vida nos presenta es lo que más anhelamos...Hablamos de paz, luego se trata un estado real, no utópico, al que aspiramos,...a menos, claro, que no se desee, que pongamos obstáculos a su consecución, a menos que la adicción a la lucha (el árbol) sea tan tentadora que impida ver el bosque...

La paz, lo repiten por activa y pasiva los profetas del Aquí/ahora, implica dejar de poner el foco en 'el exterior', eso que percibimos con nuestros 5 sentidos físicos, las informaciones que nos llegan y que damos por auténticas sin pasarlas por el tamiz del discernimiento.
–El discernimiento, sagrada cosa...
–Sí. Por ejemplo, está al alcance de cualquiera concluir que las imagenes que vemos en un receptor de televisión son ilusorias, pues consisten en la vibración de puntos de luz. Si te acercas mucho a la pantalla dejarás de percibir lo mismo que cuando estabas a tres metros de ella. A mayor resolución (lineaturra) mayor 'sensación' de realidad. La percepción es tan perecedera como lo es el cuerpo físico que nos reviste...Nada es permanente, decían los antiguos, todo está en continua transformación.
–Nada es real...
–Sé que da vértigo, pero lo cierto es que nos hallamos en los albores de una era de revelaciones (Apokalypsis) para las que estamos 'maduros'. En este estado de cosas, salvo la consciencia de ser, un 'darse cuenta' fuera de las mediciones cronológicas,...saber que ERES, más allá de cualquier dimensión (espacio/tiempo) o lo que es lo mismo, esencia multidimensional (multilocalidad/multitemporalidad)...¿me sigues? (a veces las palabras se quedan cortas) A la gente que comunica de este modo en que me estoy dirigiendo a ti se la tacha de 'desconectada de la realidad', de loca...


CONECTAR PARA SER LIBRE
Sentirte maltratado por las circunstancias cotidianas y huir de las 'escena perturbadoras', cualquiera de las que te 'ha tocado' (en realidad las has escogido libremente desde otra dimensión) es una actitud compulsiva de defensa, la 'lucha', que arrastramos desde los albores de los tiempos. ¿Cómo te diría?...Escogiste tu amnesia para experimentar la dualidad desde todas las facetas posibles. La consecuencia fue la esclavitud. Recuerda y serás libre.

Decidir no volver a poner los pies en un lugar/circunstancia determinado/a donde te sientes incómodo, maltratado/malretribuido o ignorado (una peluquería, un restaurante, un trabajo, una relación de pareja, una reunión asociativa, un país al que fuiste de vacaciones,...) es considerado la decisión más cabal por el 99% del mundo, verdad? Pongamos el caso de que me invitan a un foro al que asisto tras la proyección de un documental. Imagina que alguien me insulta porque mis ideas no están en consonancia con las suyas… y resulta que no soy una persona violenta, lo que haré es irme y no volver. En realidad estaré huyendo aunque mi ego....mi ego…revista esa decisión de orgullo diciéndo: "ellos se lo pierden. Si más personas hicieran como yo, ya verías como deciden tratar mejor a sus clientes". Quizá tu reacción sea pedir el libro de reclamaciones o cualquier vía para mostrar tu disconformidad con el trato recibido. Da lo mismo. De lo que se trata es de luchar...de re-accionar, de resistir. En cualquier caso, renunciar a SENTIR la experiencia en toda su magnitud. Pero dejarse llevar por el impulso de luchar contra los 'gigantes', el teatro de la vida, sin haberse parado a sopesar en qué medida estás contribuyendo /atrayendo las actitudes que lamentas en otros es comprar, SIN DARTE CUENTA, un billete seguro para la siguiente función...

El hombre es el único animal que tropieza dos (-cientas!) veces con la misma piedra. 

Todos estamos cansados de tropezar. Todos buscamos una salida al túnel de desesperanza, tratando de buscar soluciones afuera. Una salida que buscaron nuestros padres, abuelos y demás antepasados. Pero ahora ya estamos cansados de las pseudo soluciones externas, esas 'golosinas' (un crédito fácil que no podrás devolver, una relación que no se va a satisfacer,...) que el sistema (los pensamientos colectivos inconscientes a los que/de los que nos nutrimos) nos ha brindado repetida y cíclicamente en bandeja de plata, como escenas de lecciones pendientes de integrar. No. Ya no nos conformamos con el fatalismo. Queremos salir de la 'montaña rusa' de las emociones alocadas. Y no pararemos hasta conseguirlo...La cuestión es, ¿lo lograremos: (1) evadiéndonos del mundo? ¿(2) atacándolo? Pero ¿es posible que exista una tercera vía? ¿Una vía que sintetice las dos alternativas (tesis y antítesis)? ¿Será la paz esa tercera vía? ¿Tiene un precio la paz? ¿Es un precio que está a nuestro alcance? Sí.

Sintetizar la lucha contra las circunstancias (los gigantes quijotescos que no eran sino molinos de viento), ya sea huyendo de ellas o atacándolas, debe implicar re-conocerlas como maestros (lecciones). Todos sabemos que un buen maestro no es quien te dicta un párrafo y te conmina a que lo memorices hasta que lo repitas mecánicamente como un loro. Tal maestro en nada se diferencia a los llamados ministros de Dios con sus doctrinas dogmáticas (lo digo yo/dios/las escrituras sagradas y basta!). El buen maestro es quien te expone un problema y te ofrece herramientas y pistas para lo resuelvas, para que extraigas tu capacidad de discernimiento. El maestro te da agua cuando estás a punto de morir de sed, pero luego te enseña a construir pozos. La sabiduría del buen alumno aflora cuando reconoce a las circunstancias encarnando a su maestro.

¿Qué sentido tiene la vida? ¿Se trata tan solo de 'pasarlo bien/lo mejor posible mientras 'esto dure' y 'que-se-jodan-los-que-me fastidian'? ¿Es el gongoriano 'ande yo caliente y ríase la gente' el leit motiv que me hará pasar por encima de lo que considero las mezquindades del sistema que se me ha tratado de imponer? ¿Se trata de convertirme en un 'outsider', un autista para escapar al inasumible caos que me rodea ¿Qué hay de los que a su vez deciden bajarse del autobús colectivo, de los suicidas?

¿Qué hay de la compasión por los demás? ¿y POR MI MISMO? ¿No será que yo soy una víctima, no ya del sistema externo sino de mi mismo, en la medida que yo también he aportado mi grano de escapismo a la duna de este sistema que vaga sin norte por el desierto? ¿Qué es la Responsabilidad? ¿En qué medida soy responsable del fin caos del que acuso a la sociedad/sistema/humanidad? ¿tengo capacidad para revertir la demencia que presencio en el mundo? ¿Tengo capacidad para sanarme y así ayudar a sanar a los demás? ¿Acaso esa es mi mayor y única responsabilidad?



¿Qué es SER HUMANO? ¿De dónde vengo? ¿qué hago aquí/ahora? ¿Soy esclavo inconsciente de mi pasado? ¿Es acaso mi tarea en este mundo (ya no me cabe duda de que hay otros más ingrávidos y gentiles) regresar –aprovechando el acordeón del tiempo de Einstein (teoría de la Relatividad)– al 'lugar del crimen' afin de transmutar el DOLOR ORIGINAL despertado por el agravio presente (insulto en la calle, despido laboral...), por medio del amor, la compasión?

El lugar del crimen es el sórdido rincón en el que se esconde tu niño interior, el portador de todas tus emociones reprimidas, el aterrado-airado-olvidado-abandonado-desatendido niño que fuiste y cuyo recuerdo anestesiaste, forzado por las inasumibles e insoportables condiciones de con-vivencia que encontraste al aterrizar en este mundo...
Ya no sé como decirlo. Quizá más alto, pero posiblemente no más claro.

Ese niño/niña que en virtud del olvido al que le has sometido, se ha convertido en el tirano que gobierna tu desgraciada existencia desde el (oh!) sorprendente doble fondo de tu mente, tu inconsciente. La locura total, impregnada hasta las cloacas de razón, de orgullo y de intelecto, todos esos valores que CREES te conforman (y con los que te conformas).
Te crearon como trabajador, a su imagen y semejanza. Fuiste ese Lulu Amelu (el trabajador mezclado) del que hablaron las tradiciones orales sumerias. Tu madre fue probablemente esa Lucy (Australopitecus Afarensis) desenterrada en Olduvai y tu padre (el 'Señor' al que rezan/idolatran las beatas en las iglesias) fue uno de esos llamados ángeles (algunos de ellos caídos), hermanos mayores de las estrellas. El resultado (genéticamente hablando): tu. El homo Sapiens. Creado para trabajar y servir. Fuiste mezclado en una probeta hace 300000 años y tu advenimiento provocó un salto cuántico, inexplicable para los científicos actuales que todavía andan tras el 'eslabón perdido' que les dé la paz que no encuentran. Se inició entonces una andadura por esta escuela vital de densa frecuencia vibratoria, donde la luz (polo positivo y negativo) viaja y oscila lentamente. El lugar del lento aprendizaje. Un mundo en el que has ido entrando (muriendo y volviendo a nacer) multitud de veces, tantas como hayas considerado fuesen necesarias para que recobrases la consciencia de tu origen. Mientras tanto has INTERACTUADO. Tu presencia no ha sido inocua. Has amado y has tenido miedo. Has transitado por todos los estadios posibles, bajando (cayendo) paulatinamente hasta el fondo del pozo. Te sentiste abandonado a tu suerte cuando papá se fue, después de haber ocasionado un holocausto nuclear hace 4000 años.

Ahora concluye nuestra experiencia como trabajadores (si así lo reconoces y quieres) para acceder a una Nueva Era, como ya las hubo en el pasado.
Aquellos que te están arrebatando todo aquello a lo que te habías apegado, tu trabajo incluido, son los que se consideran herederos de aquellos Dioses de la antigüedad, Monarcas, Pastores y demás ministros autocalificados como los únicos válidos intercesores entre tu y tu origen/esencia espiritual. Sin duda obran erróneamente, pues pretenden reducir a la humanidad en términos demográficos hasta un nivel controlable (7000 millones es, para ellos una cantidad excesiva de bocas que mantener, de humanos que consumen recursos. Demasiadas mentes disconformes con el actual reparto de la tarta). No los juzgues (recuerda 'quien juzgue será juzgado') pues desde su inconsciencia están posibilitando –sin duda de un modo necesariamente forzado en virtud del plazo que el ciclo se concedió para concluir– tu despertar, ayudándote a desapegarte de todos esos ídolos (necesidades, dependencias, servidumbres...) de los que te has rodeado para distraerte de la insoportable realidad que encontraste aquí. Ellos son, en cierta medida, tus maestros, destinados a despertar en ti tu capacidad de reconocer y trascender la ilusión holográfica, de apartar el velo de Isis. Y lo harás mediante tu capacidad compasiva y redentora, por medio de la divinidad que se aloja en ti y de la que eres embajador. Al igual que tu, también ellos y ellas fueron niños destinados a iluminar el mundo con su luz (aunque acabasen siendo 'secuestrados' bajo el paraguas Illuminati de sus antepasados). Muy pocos de ellos han conseguido liberarse del asfixiante abrazo de su estirpe.
Aunque ellos nunca osen hacerlo (por miedo a tu venganza) en su nombre y en nombre de todo el que alguna vez te hirió, te pido perdón y te ofrezco disculpas. Me dicen que te aman y que lo sienten...que lo hicieron sin darse cuenta de lo equivocados que estaban porque TUVIERON MIEDO al sentirse abandonados y no les quedó otra alternativa que camuflar ese miedo con actitudes obsesivas y compulsivas, . Que no comprendieron bien su trabajo. Creyeron que debían apacentarte a la espera de que sus dioses /"el Padre-Señor" (cada cual estaba más íntimamente vinculado a uno en concreto...Yahweh (Enki, Enlil), Marduk/Ra, Quetzalcoatl/Toth/Serapis, Afrodita/Atenea/Innana,...regresasen para darles nuevas instrucciones. Por el camino se distrajeron, se acomodaron a su estatus preferencial y desconectaron de la fraternidad que a todos nos une. Te piden que seas indulgente y magnánimo. Ellos quieren reunirse de nuevo contigo, sin resentimiento, sin acritudes. Se postran ante ti y se comprometen a reparar todo lo que esté a su alcance.

...Ahora te toca a ti.





miércoles, 22 de agosto de 2012

La educación prohibida






Un debate interesante, sin duda, el que se generará el día 4 de Septiembre...
Yo empezaría por desmenuzar el texto del cartel. En crudo.
Dice: "el sistema" no es capaz...
Pregunta: ¿Qué es "el sistema"? ¿Acaso no lo conformamos entre todos, cada cual desde su rol particular? ¿por qué nos empecinamos en considerar al "Sistema" como algo externo/ajeno a nosotros? ¿Realmente estamos impotentes frente a esa "máquina insensible" –que nosotros mismos hemos creado (quien calla otorga)– y que nos devora?

Y si el "Sistema" no se adapta, entonces habrá que convenir que nosotros somos unos inadaptados. Pura lógica aristotélica. Si así es, ¿en qué radica nuestra inadaptación? ¿cuándo se generó?¿Podemos revertirla? ¿A qué hemos de adaptarnos? ¿Es realmente cierto, como reza el cartel, que la juventud/infancia tiene expectativas? ¿No será que estamos proyectando en ellos las mismas expectativas de cambio que nosotros mismos tuvimos cuando éramos niños? ¿No será que se ven superados por ese tsunami de inasumible vértigo que les da enfrentarse a la vida adulta? Una vida tan vacía y sórdida, donde todo consiste en ser el más competente, efectivo y productivo, donde nada se entiende sin luchar por ser alguien? ¿Será por eso que cuando les vemos pasivos, apáticos, nos sentimos sacudidos? El temor a que su inadaptación despierte el resorte de nuestro propio miedo reprimido en aras de la competencia.
¿Por qué no les preguntamos a ellos, a los niños, si no se sienten presionados por nuestras expectativas? ¿Somos capaces de tratarles con el respeto que merecen?. No somos capaces porque no nos respetamos a nosotros mismos. Imposible respetar a alguien si no te sabes aplicar el cuento. 
...
¿Cómo hemos llegado a estar tan desconectados de la infancia y juventud? ¿Qué hemos perdido por la senda del progreso, de la eficiencia, del perfeccionismo y de la utilidad? ¿Sabemos jugar con nuestros hijos?
Todo se reduce a la Responsabilidad. Asumirla no significa, como muchos confunden, empezar a culpabilizarse. Para esto ya tenemos una maestría demostrada. La culpa...ese demonio de larga sombra que nos persigue por mucho que tratemos de esquivarlo. Una sombra muy alargada de un pasado que no nos deja en paz ni siquiera mientras dormimos. El inconsciente no engaña. Y en nuestra huida, en nuestra evasión de nuestras responsabilidades para con nosotros mismos (ocio, confort, distracción...), nos robotizamos, nos volvemos insensibles a las necesidades de aquellos que llegan para inevitablemente tomar el testigo. Y se lo damos, pero les hacemos pagar un alto peaje. 

La desconexión de nuestra esencia nos empuja a buscar culpables. Y acusamos…al sistema. Mientras tanto nuestros hijos se ahogan en el fango de la miseria que les legamos, de la losa de expectativas con que les cargamos (sin darnos cuenta!).

La responsabilidad no consiste en ser mejores educadores, ni siquiera en mejores padres. No se trata de mejorar. Mejorar en todos los aspectos es la delirante y demente meta que hemos heredado cuando éramos nosotros mismos niños y jóvenes. Una meta que nos hemos impuesto, Ser padres y educadores será no la meta sino la consecuencia de alcanzar la verdadera meta: limpiar las cloacas de nuestro pasado inconsciente. Mirar a los ojos de nuestros hijos y reconocer que lo único que tenemos claro es que les amamos. Que nos hemos equivocado tratando de hacerles encajar en NUESTRAS expectativas. No necesitamos seguir ya esculpiéndolos a nuestra imagen y semejanza. Y si por asomo deseamos que no nos imiten, lo harán. Por dos razones. Una porque los niños hacen todo eso que les decimos que no hagan. Y segunda porque imitarnos en todo aquello de lo que nos avergonzamos es parte de su rol, su papel socavador de nuestras miserias reprimidas. La oscuridad necesita ser iluminada. Y los niños están llegando como ordas de lampadarios iridiscentes, dispuestos a no dejar un rincón oscuro por desintoxicar.

Uno se adapta a los niños amándoles, dejándoles ser. Escuchándoles. Respetando sus ritmos particulares. Ellos no esperan de nosotros. Nosotros esperamos de ellos. Ahí está el drama que les obligamos a vivir. Ellos no tienen expectativas (pero se las crearán y transmitirán a sus propios hijos si no sabemos escucharles y creer en ellos). ELLOS son los protagonistas. El sistema patriarcal-izquierdocerebral-pragmático y dogmático les ha relegado al papel de libros en blanco. Ellos son ignorantes, decimos. Nosotros (pobres ignorantes) nos creemos los sabios y en realidad estamos cargados de juicios, de esquemas, de convenciones anquilosantes. Somos un compendio de cualquier cosa salvo dueños de nuestro timón. 

Los niños solo necesitan amor para poder florecer en paz y desplegar su propio y particular potencial. Les dimos cosas para disimular nuestra incapacidad para amarles. Tomarnos el tiempo (ahora que la bestia que creamos se está derrumbado) para conectar con el amor en nuestro interior (nuestr@ niñ@ intern@) es el camino para mostrarles que sabemos lo que es el amor. Aprenderán que no necesitan idolatrarnos a nosotros, sus mayores. Que somos sus iguales. Vamos y venimos en oleadas. Ahora son nuestros hijos, pero seguramente fueron nuestros padres o hermanos con anterioridad. Ahora asumimos nuestra Consciente de que somos el trampolín que necesitan para CONDUCIRNOS al salto cuántico que la Humanidad está destinada a tomar. Saben cuál es su misión. Pero necesitan que les re-conozcamos como portadores de nuestro pasado inconsciente...El camino ha sido largo. Y ha habido heridas. Disculparse…esa es toda la responsabilidad.


Nuestra responsabilidad es no ponerles piedras en el camino. para conseguir dejar de obstaculizarles tenemos que cogerlos en brazos, agradecerles por ser parte de nosotros y disculparnos por todo el dolor que sin darnos cuenta les /nos hemos creado. Recuerda: los niños aprenden lo que ven, no lo que se les dice.

No son nuestros hijos. Son hijos de la Vida. Igual que lo fuimos nosotros. Y el ciclo se renueva. Permanentemente. 
El sistema educativo se está derrumbando. Recuerda a HAL 9000, el ordenador central enloquecido de "2001 Odisea en el Espacio". Regocijémonos en vez de lamentarnos. Bendito sea este momento, porque la hipocresía no dura mil años. El miedo colectivo, del que te has nutrido tú y todos tus ancestros, no puede permanecer oculto eternamente. Y ahora está saliendo de su cueva. ¿estás list@ para abrazarlo?

lunes, 20 de agosto de 2012

Paz profunda para ti

"Como infinito es el cielo, también es infinita la belleza de tu alma, que nos regala la emoción etérea del Amor... Dios ya te ha bendecido, Dios ya te ama,....un gran abrazo a tu alma..."
Trinidadfm

miércoles, 15 de agosto de 2012

Regresaré y seré millones



La frase citada en el título de este post, y atribuida generalmente a Evita Perón (en realidad la frase fue pronunciada por el líder aymara Túpac Catari en 1781 antes de ser descuartizado por orden de una autoridad del Imperio Español) es muy ilustrativa respecto al tema de la llamada "segunda venida del Cristo". Emilio Carrillo lo explica muy claramente, en este video, en tal que cambio vibracional y energético, que afecta no solo a toda la humanidad, sino al planeta entero como ser consciente que es. Un despertar a nuestra consciencia multidimensional. El símil que Emilio hace respecto del proceso que está teniendo lugar –y que es irreversible– cuando utiliza el término "primavera consciencial" es homologable con aquél al que nuestro querido y admirado Bob Dean recurre cuando se refiere al fin de estos tiempos como el tránsito (ciertamente crítico) de la adolescencia a la edad adulta de la humanidad.

El Homo Sapiens está experimentando el fin de una Era de oscurantismo, una etapa ya obsoleta que está destinado, como especie, a superar. Un oscurantismo a lo largo del que ha necesitado –en virtud de su infantil ignorancia, propia de su etapa de crecimiento– ser apacentado por los diversos pastores advenedizos que han poblado la escena. Cristo no equivale a cristianismo. Ahora lo sabemos y la mentira ya no se sostiene más.

Nos hallamos ya en los albores de una nueva Era Dorada, una Era de madurez consciencial que se ha estado cocinando prácticamente desde el fin de la Edad Media y que está presenciando su eclosión a lo largo de la segunda mitad del s. XX y lo que llevamos del siglo XXI. A pesar de todos los obstáculos que los poderes de este mundo en la sombra han tratado de sembrar en el camino, una Era Dorada cuyo advenimiento han vaticinado con siglos, sino milenios, de antelación, civilizaciones que nos precedieron y que conocieron el mensaje codificado en la traslación de las estaciones (precesiones equinocciales) está ya aquí para quedarse. Este proceso lleva años testimoniando un crujir de estructuras y esquemas mentales (la subyugación de la mujer, el belicismo como dinámica de progreso hasta ahora incuestionado, los derechos del individuo y sus responsabilidades para consigo mismo y su entorno, etc.). Un derrumbe de esquemas muy necesario y de cuyos estertores ahora estamos siendo testigos.

Romper el cascarón de la dependencia del paternalismo/hemisferio izquierdo, antes protector, ahora sofocante, supone la transición por una crisis que todo adolescente deseoso de entrar en la madurez evolutiva debe atravesar. Y ese adolescente somos nosotros. Una crisis supone en muchas ocasiones romper con todo lo conocido, de todo lo que ofrecía incuestionable seguridad y estabilidad (familia, dinero, trabajo...). Paradójicamente el patriarcado nos está despojando (con sus particulares y dramáticos métodos) de todo lo que nos sobra, de los objetos de nuestras adicciones, de las dependencias que ellos mismos nos crearon. La élite oscura de este mundo, nuestros 'hermanos de la oscuridad', está haciendo inconscientemente, con sus recortes, el trabajo sucio que alguien debía hacer para que el cambio real fuese operable.

La frase “es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja a que un rico entre al Reino de los Cielos” atribuida al maestro Jesús el Cristo y difundida por el evangelista Mateo conecta con el escenario caótico que la humanidad lleva presenciando durante prácticamente todo el siglo XX. Un caos que que ahora que ya ha infectado a nuestros hermanos pobres colonizados (Africa, Asia, Sudamérica...) ahora inunda como un imparable tsunami la morada del rico, el hogar de los considerados países desarrollados.  Darle la vuelta al calcetín de la acomodaticia sociedad progresista occidental, tan asentada en su opulente autosuficiencia es el epílogo de esta grandiosa obra que está siendo dada por concluída. Los apegos (la adhesión a la materia, al estatus social, a las necesidades/apegos afectivas, al tiempo lineal...) dificultan sobremanera el acceso al Reino de los Cielos. Un Reino que ya no puede demorar más su advenimiento, por grande que sea el vínculo que el hombre se ha creado a sus apegos transitorios y mundanos.

"Diciendo la verdad no trato de convencer de la misma a los que la desconocen, sino de defender a los que la conocen." (William Blake)


Romper con lo conocido, aunque sea del modo forzoso al que la situación actual está conduciendo, es el único modo de adentrarse, cual proceso iniciático, en la Consciencia de Homo Responsabilis u Hombre Consciente. Consciente de la dimensión y la repercusión de sus pensamientos, palabras y actos, no ya en un contexto local sino, cual batir de alas de mariposa ocasionando un Tsunami en las antípodas, en el conjunto de la Creación. Nos hallamos ante las puertas del fin del miedo (causa primaria del odio, resentimiento, ira y cólera) al que se aferra la Humanidad. Una humanidad que actúa como si estuviera desamparada, considerándose huérfana desde que dejamos de compartir nuestra cotidianeidad con los actualmente llamados mitos/dioses de la antigüedad, que no eran sino aquellos Elohims prebíblicos que nos creraron a su imagen y semejanza y que siempre han estado contemplándonos desde la cuarentena a la que el planeta entero fue sometida, probablemente desde la última glaciación.

Presenciamos el ocaso de las servidumbres, una oportunidad para mirarnos a los ojos sin resentimiento sino con la compasión de quien se sabe peregrino, de regreso al hogar, a la fuente de su esencia. Un peregrino herido que se ocupa de restañarse las heridas recibidas/autoinfligidas (menosprecio, culpa, rencor, ira, cólera...) y se detiene a reparar los daños ocasionados desde el resentimiento, heredado generación tras generación, en su entorno. En nuestra inconsciente ignorancia acerca de nuestro origen nos hem,os convertido en una amenaza para nosotros mismos y para el mismo ecosistema. Ignorancia acerca de la fraternidad que nos vincula desde los albores de los tiempos con todo lo que es (tierra, mares, montañas, vegetales, minerales, animales y humanos).

Es Tiempo de bajar los brazos y dar ejemplo antibelicista dejando de pelear (etiquetar, juzgar, criticar, condenar) diariamente en nuestro entorno más próximo. Tiempo de re-conocernos en nuestras afinidades en lugar de exponer nuestras aparentes diferencias. Tiempo de 'dejar ir' a quienquiera decida hacer uso de libre albedrío y decida seguir experimentado el escenario de polarizados enfrentamientos que la densa experiencia en tercera dimensión brinda. Es decir, libre de seguir enfadado con el mundo, dejándole ir sin tratar de salvarle por mucho que nuestro vínculo haya sido estrecho y dependiente a nivel afectivo.

Tiempo de fumar juntos la pipa de la paz. De reconocernos a todos peregrinos en pos de la misma meta: el equilibrio interno, la paz y la armonía. Salir de la montaña rusa de emociones a la que nos hemos considerado fatalmente encadenados. No hay que 'hacer ' nada en el sentido al que estamos acostumbrados. Tiempo de abandonar la creencia en la teoría del caos. Nada es azaroso. Abandonarse al río de la vida en lugar de 'nadar contracorriente' es, en definitiva, abandonarse al amor. Todos somos Cristo, pues crística es la energía que nos anima. Y ahora que estamos regresando en tropel. Y somos millones. Siete mil millones. Imposible detenernos a todos. La fuerza del amor que nos anima es demasiado poderosa para ser derrotada definitivamente.
Todo lo que necesitamos es amor.



sábado, 11 de agosto de 2012

Atando cabos

Este post tiene como intención ayudarte a comprender. Tu estado de ánimo, previo y posterior, es de tu entera responsabilidad. Todo esto tiene que ver contigo mucho más que lo que puedas creer.

La Vanguardia. Internacional | 11/08/2012 - 07:51h

Washington. (EUROPA PRESS).- El Gobierno de Estados Unidos ha advertido este viernes que el partido-milicia chií libanés Hizbulah podría estar planeando ataques inminentes en Europa y otras partes del mundo, advertencia que ha llegado poco después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos haya anunciado la imposición de una nueva ronda de sanciones económicas contra la formación por proporcionar "entrenamiento, asesoramiento y un amplio apoyo logístico" al Gobierno de Bashar al Assad en Siria.

"Nuestras informaciones son que Hizbulah e Irán seguirán manteniendo un alto nivel de actividad terrorista en el futuro próximo. Nuestra preocupación aumenta en torno a la actividad de Hizbulah en varios frentes, incluyendo su incremento de operaciones en el mundo", ha dicho el coordinador de actividades antiterroristas de Estados Unidos, Daniel Benjamin.

(sigue la noticia...)

Para comprender el calado de esta noticia es conveniente que leas esta interesantísima entrevista. Te ayudará a tener algo más de perspectiva. Tarde o temprano el lobo termina contando dónde se compró la piel de cordero y cuáles fueron sus motivos.

Entrevista con Zbigniew Brzezinski, Primer director de la Comisión Trilateral (patrocinada por David Rockefeller). Consejero de la NSA, agencia de seguridad nacional, durante la Administración Carter.

Extracto de Le Nouvel Observateur de la entrevista original, traducida al español gracias a 'Basaurikoa'
Enero de 1998 de http://www.globalresearch.ca/articles/BRZ110A.html


Pregunta: El ex director de la CIA, Robert Gates (se afirma que fue el instigador de la misma Al Qaeda) afirmó en sus memorias “From the shadows”, que los servicios de inteligencia americanos comenzaron a ayudar a los muyaidines en Afganistán 6 meses antes de la intervención soviética. En este período vd. era consejero de defensa del presidente Carter. Por consiguiente, jugó un papel en este affair. ¿Es esto correcto?

Brzezinski: Sí. Según la versión oficial de la historia la ayuda de la CIA a los muyaidin comenzó en el año 1980, esto es, después de que las tropas soviéticas invadieran Afganistán el 24 de diciembre de 1979. Pero la realidad es, guardada celosamente hasta ahora, que fue una manera completamente distinta. Ciertamente, fue el 3 de julio de 1979 cuando el presidente Carter firmó la primera directiva para la ayuda secreta a los opositores del régimen pro-soviético de Kabul. Y ese mismo día, escribí una nota al presidente en el que le explicaba que esta ayuda iba a provocar una intervención militar soviética.

Pregunta: A pesar del riesgo, vd. era un defensor de esta operación encubierta. ¿Quizá vd. deseaba la entrada en guerra de la URSS y buscaba provocarles?

Brzezinski: No es realmente así. Nosotros no forzamos a los soviéticos a intervenir pero incrementamos la posibilidad de que esto ocurriera.

Pregunta: Cuando los soviéticos justificaron su intervención en Afganistán aduciendo que luchaban contra la injerencia secreta de los EE.UU. nadie les creyó. Sin embrago, había indicios de que era cierto. ¿Se arrepiente de algo hoy?

Brzezinski: ¿Arrepentirme de qué? La operación secreta era una idea excelente. Tuvo el efecto de atraer a los soviéticos a la trampa afgana ¿y quieres que me arrepienta? El mismo día que los soviéticos cruzaron la frontera escribí al presidente Carter. "Ahora tenemos la oportunidad de darles a los soviéticos su propia guerra de Vietnam". (En clara alusión al resentimiento acumulado por la derrota estadounidense en Vietnam). Así pues, el gobierno soviético tuvo que continuar durante casi 10 años una guerra insoportable, un conflicto que desencadenó la desmoralización y finalmente la ruptura de la URSS.

Pregunta: ¿Y tampoco lamenta haber apoyado a fundamentalistas islámicos, haberles dado armas, entrenamiento y consejo a los futuros terroristas?

Brzezinski: ¿Qué es más importante para la historia del mundo? ¿Los talibanes o el colapso de la Unión Soviética? ¿Unos musulmanes apasionados o la liberación de la Europa Central y el fin de la guerra fría? (Dicho esto por un polaco resentido aclara mucho el origen de muchas cosas, verdad?)

Pregunta: ¿Algunos musulmanes apasionados? Pero se ha sido dicho repetidamente que los fundamentalistas islámicos representan una amenaza hoy día.

Brzezinski: ¡Eso no tiene sentido! Es ridículo. Se dice en los medios que occidente tiene una política global en relación con el islam. Eso es una tontería. No hay un Islam global. Mira al Islam de un modo racional, sin demagogia o emoción. Es la principal religión del mundo con más de 1.500 millones de seguidores. ¿Pero que tienen en común los fundamentalistas saudíes, los marroquíes moderados, los militaristas de Pakistán, los egipcios pro-occidentales o los asiáticos laicos? ¿Qué intereses les unen? Nada más de lo que une a los países cristianos.

Ver la entrevista en inglés

Traducida al español por “basaurikoa” de 11-septiembre-2001.biz

Brzezinski junto a un joven Osama Bin Laden.. ...

Extraído de Wikipedia:

Zbigniew Brzezinski es actualmente miembro de la junta directiva de Council on Foreign Relations, Atlantic Council, National Endowment for Democracy y Center for Strategic and International Studies. Es actualmente profesor en la Paul H. Nitze School of Advanced International Studies de la Universidad Johns Hopkins.

Su hijo Mark Brzezinski es un abogado que trabajó en el Consejo de Seguridad Nacional durante la Administración Clinton, y ha integrado el equipo de asesores en política exterior de la campaña presidencial del Senador Barack Obama. Su otro hijo, Ian Brzezinski, ha asesorado a la campaña presidencial del Senador John McCain (recuerda, el 'antagonista' de Obama en su primera candidatura presidencial...a los efectos de Brzezinski, gane quien gane todo queda en casa.)

Requerido en 2006 ante una audiencia del Senado de Estados Unidos en referencia a la amenaza nuclear iraní, Brzezinski explicó que un atentado terrorista similar al del 11 de septiembre, podría facilitar las condiciones para desencadenar la deseada guerra contra Irán, afirmó esto: "Un escenario posible para un enfrentamiento militar con Irán implica que el fracaso en la consecución de la estabilidad iraquí salpique las fronteras estadounidenses. A ello podrían seguir acusaciones de Washington que hagan a Irán responsable de ese fracaso; después, por algunas provocaciones en Irak o un acto terrorista en suelo americano (EE.UU.) del cual se haría responsable a Irán. Esto pudiera culminar con una acción militar americana (estadounidense) “defensiva” contra Irán que sumergiría a una América (Estados Unidos) en un profundo lodazal donde estarían incluidos Irán, Irak, Afganistán y Pakistán."

Concluída la mencionada audiencia, un reportero preguntó a Brzezinski si estaba con esto sugiriendo que la fuente de tal posible provocación podría ser el propio gobierno estadounidense. Esto es lo que contestó:

Pregunta: -Dr. Brzezinski, ¿Quien piensa Ud. Que podría llevar a cabo esta provocación?

Z. Brzezinski: -No tengo ni idea. Como dije antes, los acontecimientos no se pueden predecir. Pueden surgir espontaneamente.



Pregunta: -¿Está Ud. sugiriendo que existe una posibilidad de que tal provocación pudiese provenir del mismo gobierno estadounidense?



Z. Brzezinski: -Digo que la situación podría irse de las manos y todo tipo de cálculos pueden desencadenar circunstancias y acontecimientos cuyo origen sería muy difícil rastrear.

"El cabalista sabe que el mal también es un instrumento de Dios"

("La guerra contra Irán será el fin del rol actual de los Estados Unidos en el mundo actual. Iraq podría haber servido a este propósito, pero se nos (USA) podría disculpar si retirásemos las tropas rápidamente. Una guerra contra Irán nos empantanará durante 20 o 30 años. El mundo nos condenará. Perderemos nuestra posición en el mundo)"I think of war with Iran as the ending of America's present role in the world. Iraq may have been a preview of that, but it's still redeemable if we get out fast. In a war with Iran, we'll get dragged down for 20 or 30 years. The world will condemn us. We will lose our position in the world."Zbigniew Brzezinski, Vanity Fair , 2006.


"la verdad os hará libres" (Jn 8:31-36)





 

miércoles, 8 de agosto de 2012

Soltar el control (II)


Pamela Kribbe canaliza a Jeshua
2012 – www.jeshua.net
Traducido del inglés por Sandra Gusella

Queridos amigos:
Soy Jeshua. Estoy aquí con vosotros. A través de las barreras del tiempo y del espacio me pongo a vuestro lado; sentidme en vuestro corazón. Yo estoy muy familiarizado con ser un Ser Humano – los altibajos que se experimentan. He explorado toda el área de los sentimientos humanos, y dentro de ese mundo de extremos finalmente hallé una salida; un pasaje a un modo diferente de ver las cosas, con lo cual toda la experiencia de ser un Ser Humano se presenta finalmente bajo una luz diferente – un modo que crea tranquilidad y paz en el corazón.
Es sobre esta salida, este pasaje, que quiero hablaros hoy. Muchos de vosotros os halláis sumidos en un dilema; una lucha que mantenéis con vosotros mismos. Hay una idea viva, un pensamiento intenso en vuestra mente acerca de que deberías ser mejores, otro ...diferente del que sois ahora; de que estáis perdiendo el tiempo; de que deberían ser más altamente desarrollados, más productivos, más santos, más capaces de seguir ciertas reglas, un ideal superior que tenéis para con vosotros mismos, una aautoexigencia insatisfecha, pero ésta es una idea falsa. Todo este trabajar en vosotros mismos está basado en la arraigada idea de que no sois buenos tal como sois; de que hay algo más que debéis conseguir, cumplir, realizar; de que tenéis el poder de cambiar; de que tenéis control sobre el hecho de ser humanos. Ésta es una idea vieja, y una que experimentásteis plenamente en una Era ya muy vieja.
Esta idea existió, en parte, en la Atlántida, donde desarrollásteis el tercer ojo y donde lo experimentásteis como el centro de la observación en la cabeza. Desde ese tercer ojo pudísteis percibir y también desde ahí quisísteis intervenir, moldear la vida según vuestros deseos. Hubo una cierta tendencia en vosotros hacia la dominación, el control, pero esta tendencia también estuvo inspirada por vuestro concepto de la verdad. Teníais la idea de que actuábais en base a principios elevados, de modo que lo que hacíais era “bueno” – y siempre es así.  El poder siempre oculta y está velado por ideas que se piensan que son buenas. Entonces toda una ideología se construye alrededor de esta idea generando una visión del mundo que aparece como esforzándose por lo que es bueno. Sin embargo, en esencia y en el fondo, estáis tratando de controlar la vida – tanto la vuestra como la de los demás.
El poder corrompe – os aliena del flujo natural de la vida que está presente en cada ser humano. El poder os da un concepto de maleabilidad que, de hecho, está basado en la ilusión. La vida, como la conocéis, no es flexible en ese sentido, y no está determinada por la razón, o por el deseo, o por el tercer ojo. La vida no se ajusta a una visión del mundo o a un sistema, y no puede ser organizada en base a los procesos mentales.

Durante mucho tiempo entrásteis en una batalla con vuestra humanidad – la condición humana. Muchos caminos espirituales están basados en la idea de que debéis trabajar sobre vosotros mismos, de que tenéis que elevaros, y de que tenéis que imponeros un camino planeado de acción que os conducirá a una situación ideal. Pero esta idea crea mucha lucha interna. Si comenzáis con la idea de un ideal requerido, os imponéis patrones en vosotros mismos que sabéis muy bien dentro de vosotros que son inalcanzables o no podéis encontrar – entonces falláis desde un principio.
Sentid, ahora, la energía de esta forma de pensar: lo que os estáis haciendo a vosotros mismos, qué energía se desprende de la necesidad de imponer, de la búsqueda de mejoraros, y del deseo de organizar la vida, vuestras emociones y vuestros pensamientos. Sentid la energía de querer controlar las cosas. ¿Es ésa una energía amorosa? A menudo, esa energía se presenta bajo la etiqueta del Amor, como lo bueno y lo verdadero, pero el poder siempre se esconde de esta manera, de modo que sea más fácil para las personas aceptar ser sometidas. El poder nunca muestra su cara abiertamente; el poder seduce a través del pensamiento. Es por eso que es mejor no pensar sobre eso sino sentir lo que el deseo de controlar la vida os está haciendo. Observad en vuestra vida diaria, en el presente, en vuestra vida ahora. ¿Con cuánta frecuencia aún lucháis con vosotros mismos, condenáis lo que surge en vosotros, lo que naturalmente brota de vosotros y quiere fluir? En este estado de juicio se asienta una energía de crítica, una frialdad: “esto no debería ser así, está mal, es necesario que se vaya”. Sentid esta energía - ¿os ayuda?

Ahora quiero llevaros a un modo diferente de observaros a vosotros mismos; un lugar donde el cambio puede ocurrir, pero sin luchar, sin la perspectiva de inflexibilidad, de 'mano dura'. Para que quede claro, dejadme poneros un ejemplo. 

El primer modo de reaccionar

Imaginad que sucede algo en vuestra vida que os trae un sentimiento de ira o de irritación – ponedle el nombre que queráis. Ahora podéis reaccionar a esa ira de diferentes formas. Si no estáis acostumbrados a reflexionar sobre vuestras emociones, y vuestras reacciones son muy primarias, entonces ahí no hay nada más que ira – estáis enfadados, punto. Estáis envueltos en eso y os identificáis con la ira. A menudo, luego sucede que encontráis la causa de vuestra ira fuera de vosotros – proyectando finalmente la culpa sobre algún otro. Alguien hizo algo equivocado y es 'por su culpa' que estáis enfadados. Ésta es la reacción más primaria – estáis identificados con vuestra ira, vosotros estáis enfadados.
Otra posibilidad es lo que yo llamo...

El segundo modo de reaccionar

Estáis enfadados e inmediatamente aparece una voz en vuestra cabeza que os dice: “esto no debería suceder, esto está mal, no es bueno que me irrite, no es educado, debo suprimir esto.” Podría ser que se os haya enseñado a suprimir vuestra ira a través de la doctrina religiosa o debido a una educación social muy rígida. Por ejemplo: es mejor, más agradable (para los demás), más moralmente justo, no mostrar la ira a los demás. Ciertamente se ha aaplicado a las mujeres que no es apropiado expresar abiertamente su enfado – que no es femenino.
Os han hablado de todo tipo de ideas que os han conducido a juzgar vuestra ira. ¿Entonces qué sucede? Hay ira en vosotros e inmediatamente surge un juicio que la descalifica y desacredita. La consecuencia es que vuestra ira se convierte en vuestro lado ensombrecido, en vuestro lado oscuro, porque, literalmente, no se le permite salir a la luz – no debería verse. ¿Qué le sucede a la ira si es suprimida de este modo? Sin duda no desaparece. Se pone detrás de vuestra espalda para afectaros de otras maneras; puede hacer que os volváis miedosos y ansiosos. Vosotros no podéis utilizar el poder que reside en la ira porque no os permitís utilizarlo. Podéis mostrar vuestro lado dulce, hermoso, útil, pero no ese lado apasionado, iracundo, vuestro lado rebelde. Teméis la reacción  ante ello de quienes os rodean y de los que todavía creéis que dependéis. La ira se encierra, pues,  y pensáis que sois diferentes de los demás porque tenéis ese volcán interior. Esa actitud puede incluso llevaros a distanciaros de los demás. En cualquier caso, esto os crea un conflicto amargo interno, que tiene lugar aparentemente entre dos seres, un ser de Luz y un ser Oscuro. Mientras tanto os halláis atrapados en este juego doloroso, y duele por dentro porque no podéis expresaros. Es este juicio el que os limita.
¿Realmente os volvéis mejores personas a causa de esta reacción? ¿Suprimir vuestras propias emociones os conduce al ideal de un ser humano amoroso, pacífico? No, ¿verdad?Si os describo todo esto, es para que podáis ver muy claramente que este tipo de reacción no funciona – no conduce a una paz real, a un equilibrio interno real. A pesar de todo, así es como actuáis. Muy a menudo silenciáis vuestras emociones, porque no son 'buenas', aceptables de acuerdo a las costumbres que sostenéis. Lo cierto es que nunca os cuestionáis estas costumbres ¿de dónde proceden?, o ¿quién os las alimentó?. 
Yo os recomiendo no pensar sobre eso, sino sentirlo. Sentid la energía que residió y sigue estando en las críticas que se os hacen, con los aprioris acerca de lo que es ideal y de lo que “deberíais hacer”, motivos que a veces están originados en razones aparentemente muy elevadas – dejadlo estar. Vuestra iluminación no procede de reprimir vuestras emociones y suprimirlas sistemáticamente.
Pero hay un tercer modo, un tercer modo de experimentar vuestras propias emociones humanas. El primer modo fue identificarse totalmente con la ira, como en el ejemplo anterior. El segundo modo fue desplazarlo, suprimirlo y condenarlo. 

El tercer modo de reaccionar

El tercer modo consiste en una síntesis de los dos modos anteriormente experimentados. Permitir que las emociones se manifiesten para luego trascenderlas. Esto es lo que hace la conciencia. La conciencia de la que yo hablo no juzga – es un estado del ser. Es un modo de observación que al mismo tiempo es creativo. Muchas tradiciones espirituales os han dicho: sed conscientes de vosotros mismos, con eso es suficiente. Pero os habéis preguntado: ¿cómo puede ser eso? ¿Cómo puede la mera conciencia de mí mismo producir un cambio en el flujo de mis emociones? Tenéis que comprender que la conciencia es algo muy poderoso. Es mucho más que un registro pasivo de una emoción – la conciencia es una intensa fuerza creativa.

Ahora imaginad nuevamente que algo en el mundo externo (la corrupción política, por ejemplo) evoca en vosotros una emoción poderosa, por ejemplo, de ira. Cuando tratáis con eso conscientemente, estáis observándolo plenamente en vosotros mismos. No hacéis nada al respecto, ni adoptáis un pensamiento reaccionario ni asumís una actitud de rebelión. Simplemente os mantenéis en observación, viendo. Esto que puede parecer descomprometido a los ojos de quienes no comprendan, tiene un poderoso efecto pues os desprende de vuestra identificación con la ira. Ya no os perdéis en ella, simplemente permitís que la ira sea lo que es. Éste es un estado de desapego, pero un desapego que toma gran fuerza. Os desata y desprende de todo lo que antiguamente habéis aprendido: a dejaros seducir y arrastrar al interior de vuestros estados de ánimo, dentro de la emoción de ira o miedo. Para complicar las cosas, también os habéis visto inmersos en las cenagosas arenas de la crítica acerca de esa ira o miedo. Algo realmente denso e insoportable. Arrastrados al mismo tiempo en dos direcciones opuestas, situación que os aleja de la conciencia, la salida de la que os hablé al comienzo: la salida de esa 'montaña rusa' es el camino hacia la paz interior. Vuestras formas usuales de tratar con las emociones os alejan de ese punto central, por así decirlo, fuera de esa conciencia, y sin embargo ésta es la única manera de salir. Sólo observando silenciosamente el alcance total de la emoción, la vuestra y la de los que os rodean, impedís volveros inconscientes, permanecéis totalmente presentes. No permitiéndoos ser arrastrados – ni por la emoción, ni por la crítica sobre la emoción, os permitís mirar esto con plena conciencia y con un sentimiento de ternura: “así es como es en mí”. “Veo ira surgiendo en mí; siento que atraviesa mi cuerpo”. “Mi estómago reacciona, o mi corazón; mis pensamientos se aceleran para justificar las razones de mi emoción”. “Mis pensamientos me dicen que yo tengo razón y no la otra persona.” 
Podéis ver que todo esto suceder a medida que os observáis, pero no lo acompañáis ni os dejáis arrastrar por su corriente, por su energía. Eso es Consciencia – esto es claridad de mente. Y de este modo conducís a vuestros demonios –el miedo, la ira, la desconfianza– hasta un área de descanso en vuestra vida. Les dais, sin embargo, carta de autenticidad, fuerza, cuando os identificáis con ellos, o si lucháis contra ellos juzgándolos, de ambos modos los nutrís. El único modo de trascenderlos es elevándoos sobre ellos, por decirlo así, con vuestra Conciencia – no luchar contra ellos, sino simplemente dejarlos ser.

¿Qué sucede luego? La conciencia no es algo estático; las cosas no permanecen como son. Notaréis, al dejar de alimentar la energía de la emoción o su crítica sobre eso, que los estallidos de emociones lentamente van desapareciendo. En otras palabras, vuestro equilibrio se fortalece; vuestros sentimientos básicos pasan a ser más de paz y alegría. Porque si ya no hay una batalla en vuestro corazón y en vuestra alma, la alegría sube burbujeando hacia arriba. Es imparable. Veis a la vida con una mirada más apacible. Observáis el movimiento de las emociones en vuestro cuerpo (y en el de los demás) y lo observáis sin juzgarlo. También observáis los pensamientos que comienzan a acelerarse en vuestra cabeza, con una mirada que es suave y mansa. Sabed que la habilidad de observar, y no ser absorbidos, tragados por lo observado, es algo muy fuerte y poderoso. De esto se trata todo: ¡esto es el éxito!

Ahora quiero pediros, en este momento, que experimentéis el poder de vuestra propia conciencia – el ser puro – y la liberación que esto trae, lo que os permite sentir que no hay nada radicalmente esencial en vosotros que necesitéis cambiar. Sentid la tranquilidad y la claridad de esta conciencia: esto es lo que realmente sois. Desterrad los falsos juicios. Dejad que las emociones fluyan y no las reprimáis. Ellas son parte de vosotros y algunas de ellas contienen un mensaje. Preguntaos si veis una emoción a la que teméis, una que los esté molestando, una con la que lucháis. Tal vez una que se ha vuelto tabú para ustedes. Permitidle ahora que aparezca en la forma de un niño o de un animal – que se presente; que se muestre. Ese niño podría expresarse completamente, incluso 'portarse mal'. Pase lo que pase, permítele hacer todo lo que quiera y que diga, por boca vuestra lo que siente. 

Vosotros sois la Conciencia que observa y dice, “sí, quiero verte; quiero escuchar tu historia, exprésala”. “Cuéntame tu historia, porque es tu verdad y merece ser escuchada, quiero oír tu historia.”  Experimentad vuestras emociones de este modo y no las condenéis. Permitid que vengan a hablar con vosotros. Tratadlas con la suavidad de una sabia persona anciana. No en vano los niños y animales se sienten mejor en presencia de ancianos, verdad?...Y eso no sucede porque sean físicamente decrépitos, sino por la paz y serenidad que su ser desprende, fruto de su experiencia. Mutad en ese anciando y observad lo que trae ese niño o animal al que dais la bienvenida. Escondida en una emoción negativa suele haber una fuerza de vida pura que quiere y pide emerger, y que ha sido ahogada hasta la muerte por todos los prejuicios y condenas. Dejad que el niño –o el animal de vuestra elección– venga saltando hacia vosotros, impregnado de toda su vitalidad. Tal vez cambie de apariencia a medida que se aproxima. Ni juzguéis esa visión. Recibidlo con una apertura amorosa.

La conciencia transforma – es el mayor instrumento para el cambio, sin embargo al mismo tiempo no quiere cambiar nada. La conciencia dice, “sí – ¡sí a lo que es!” Es receptiva y acepta todo lo que hay ahí, sin calificarlo ni enjuiciarlo, y esto cambia todo, porque os hace definitivamente libres. Ahora sois libres – ya no estáis más a la merced de vuestras emociones o de vuestras críticas sobre ellas. Dejándolas ser, ellas pierden su control sobre vosotros. Por supuesto, aún sucede ocasionalmente que os sintáis superados por vuestras emociones y prejuicios. Esto es ser humano. Tratad, no obstante, de no quedaros atascados ahí y no os castiguéis ya más por eso, diciendo quizá: “Dios mío, no he alcanzado una conciencia clara – debo estar haciendo algo mal.”  Siempre podéis regresar a la salida, a la paz, al no luchar con vosotros mismos. Observad lo que está ahí, y no cometáis, repito, el error de deciros: no dejarse arrastrar por eso es signo de tener una gran fuerza
Ese es el poder de la espiritualidad. La espiritualidad no es moralidad, es un modo de ser.

© Pamela Kribbe 2012
Sitio en español: www.jeshua.net/esp
Por preguntas o información, contáctenos en

sgusella@gmail.com