miércoles, 30 de octubre de 2013

Halloween vs. Día de la Reforma

La palabra «Halloween» [/ˌhæl.əʊˈiːn/] aparece y es usada como tal por primera vez en el siglo XVI, y proviene de una variación escocesa de la expresión inglesa All Hallows' Even (también usada como "All Hollys' Eve") que significa «víspera de todos los Santos». Existen multitud de referencias respecto al origen de esta festividad pagana. 
Halloween tiene raíces profundas en el paganismo y la brujería. Comenzó como el festival druídico de Samhain. Los Celtas consideraban el primero de noviembre día de la muerte porque es entonces en el hemisferio norte cuando comenzaba el invierno. Las hojas caían, anochecía más temprano y bajaban las temperaturas. Ellos, desconocedores de las causas científicas tras el fenómeno de la Precesión de los Equinoccios, creían que su dios Sol estaba perdiendo fuerza y que Samhain, señor de la muerte, estaba dominando al dios Sol.


El origen etimológico de Samhain se pierde en la noche de los tiempos: Samonii para los galos, Shamhna para los irlandeses, Samhuinn en gaélico escocés, podría tener una conexión, según el experto en lenguas semíticas Zechariah Sitchin, con el Dios mesopotámico Shamash (Utu para los sumerios y Tammuz/ Dumuzi para los babilonios /acadios), hermano gemelo de Innana/Ishtar y nieto de de En·Lil (Jehovah/Yahweh de los judíos) y bisnieto de Anu (Cronos griego).

Los druidas también enseñaban que el 31 de octubre, la víspera de la festividad, Samhain reunía a los espíritus de todos aquellos que habían fallecido durante el año anterior para que regresaran a sus antiguos hogares a visitar a los vivos. 

Durante miles de años, en Halloween se han llevado a cabo ceremonias diabólicas de adoración dirigidas por sacerdotes druidas en las cuales gatos, caballos, ovejas, bueyes, e incluso seres humanos se recogían, se metían en jaulas de mimbre y se les quemaba hasta morir. Estos sacrificios de humanos y de animales eran al parecer necesarios aparentemente para aplacar la ira desatada de Samhain y para evitar que los espíritus les hicieran daño al resto de ellos. Para obtener estos sacrificios, los sacerdotes druidas iban de casa en casa pidiendo terneros, ovejas negras y seres humanos. A aquellos que daban, se les prometía prosperidad y a los que se negaban a dar, se les maldecía y amenazaba con malos augurios y tragedias (que por supuesto se cumplían). Aquí radica el origen del “truco o trato.” El origen de esta costumbre está en la vela encendida dentro de una calabaza (originalmente una calavera) que servía para señalizar las granjas y hogares que habían apoyado la religión de los druidas y se plegaban a sus condiciones, aceptando por lo tanto el “trato” cuando los horrores inevitables de Halloween comenzaban. 

La Enciclopedia del Mundo de los Libros dice: “La aparentemente inofensiva calabaza en forma de cara encendida es un antiguo símbolo del alma condenada.”  Mientras personas y animales chillaban en agonía cuando morían quemados, los druidas y sus seguidores se disfrazaban con pieles y cabezas de animales. Bailaban, cantaban y saltaban las hogueras con la esperanza de repeler espíritus malévolos. 

Existe una alternativa a Halloweee (o mejor dicho Halloween fue la alternativa a una fecha que marcó un hito en el camino de la liberación de la doctrina instaurada heréticamente por las élites católicas que pervirtieron la tradición judeo-cristiana. 

A partir del min. 4 y 10:


En vez de participar del paganismo en la senda de Wicca (Ouija, brujerías) al celebrar  Halloween y dejar que nuestros niños celebren inconscientemente la crueldad que subyace en los festejos del "día de muerte", enfoquemos a nuestras familias hacia la celebración del día en que se hizo la luz en medio de las tinieblas...

Fue justamente el 31 de octubre del 1517 cuando Martín Lutero clavó las 95 Tésis en las puertas de la Schlosskirche (iglesia del palacio) en Wittenberg, Alemania. Su desafío y denuncia de las indulgencias y excesos del papado Romano medieval, inspiró la Reforma Protestante, que trajo como consecuencia que miles de católicos entre sacerdotes y feligreses se separen de la Iglesia Católica Romana, para formar las primeras Iglesias Evangélicas en Europa y el Mundo, las cuales ya no se sometían a la autoridad del Papa, ni creían en los dogmas y tradiciones católicas, sino que seguían sólo a Cristo y obedecían su Santa Palabra.

LAS 5 SOLAS DE LA REFORMA:

Las 5 solas o postulados son parte de la Reforma Evangélica o Protestante. Mejor dicho, son la base de la Reforma. Martín Lutero las enseñó, y la Iglesia Católica Romana las rechazó y condenó. Causaron estragos en aquella época y provocaron la reacción de la Contrarreforma amparada en el Concilio de Trento, y aun al día de hoy siguen levantando ampollas. Son 5 lecciones espirituales que todo cristiano que se precie debería seguir, y por las cuales regir su vida. Las 5 solas representan, de forma condensada, 5 fundamentos de la Reforma Protestante. Las mismas son un claro contraste entre las falsas enseñanzas de la Iglesia Católica Romana y sectas “cristianas” adyacentes, con las enseñanzas bíblicas de las Iglesias Evangélicas o Protestantes fieles a la Biblia.

Estas 5 solas son:

a) Sola Scriptura (Solo la Escritura).
b) Sola Fide (Solo por fe).
c) Sola Gratia (Solo por gracia).
d) Solus Christus (Solo por Cristo).
e) Soli Deo Gloria (Solo a Dios sea la Gloria).



Durante Halloween se han cometido (y se cometen todavía) con más frecuencia atrocidades como la crueldad intencionada contra animales, vandalismo e incluso asesinatos. Cada Halloween se sacrifican en todo el mundo miles de animales –e incluso personas– en rituales satánicos mientras otros tantos millones de personas, incluyendo por supuesto cristianos bienintencionados, participan en su ignorancia de la celebración de una festividad de cuyo origen y repercusiones son totalmente ignorantes. Halloween es una época del año que utilizan principalmente satanistas para el reclutamiento. Mucha gente ha testificado que fue introducida al ocultismo en una fiesta de Halloween, jugando a la Ouija por ejemplo. Halloween tiene un origen muy religioso, pero en absoluto obedece a la fe crsitiana ortodoxa. Por el contrario, es una festividad patrocinada ocultamente por las mismas élites católicas, todavía resentidas por la afrenta que supuso el cisma protestante, con la intención de confundir a las nuevas generaciones respecto del mensaje de amor incondicional de Jesucristo que ellos mismos han tratado denodadamente de manipular desde el advenimiento del papado.

“La noche ha pasado, y ha llegado el día: echemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de luz" (Romanos, 13:12)


jueves, 24 de octubre de 2013

La telaraña

La culpabilidad (culpa-habilidad o habilidad para sostener la culpa), esa losa pesada e invisible, que a la vez aturde y empantana hasta aniquilar (mejor dicho anestesiar) la voluntad. La culpa son esas cadenas con las que te encuentras instantes previos al despertar de un largo sueño. Un sueño en el que las cadenas jugaban un papel sobreentendido, eran una extensión de tu naturaleza. Encadenabas a otros y te dejabas encadenar, parte de lo obvio y natural., hasta que eso deja de ser tan...obvio.

Una vez empiezas a abrir los ojos comienza la lucha (Yihad) por des-embarazarse de ellas. Pero cuando más crees que te las estás sacudiendo más parecen enredarse y adherirse a tu piel. Y eso sucede hasta que llegas a la conclusión de que el método escogido para sacudírtelas no es el apropiado.
Habías escogido el sistema habitual, el aprendido en herencia: lanzárselas al que tengas más cerca. Pero claro, cada cual tiene las suyas y nadie quiere cargar con las del vecino y mucho menos cargar con la culpa añadida de habértelas colocado (por muy cierto que eso sea).

Echarles la culpa no funciona.

De hecho es contraproducente pues conlleva de modo inherente la acumulación de cadenas: el juicio y la acusación incrementa el grosor de las mismas. Ya tenemos suficiente con darnos cuenta de que las cadenas son de producción propia. Pueden enseñarte otros a fabricarlas, pero al fin y a la postre, eres tu mismo quien se las ata.

-Entonces, si ya no las quiero, y soy consciente de que me mantienen atenazado, ¿como me deshago de ellas? ¿Cómo alcanzo la Libertad con mayúsculas (no la de poder huir de la Responsabilidad de enfrentarme a ellas cuando me plazca)?

Coldplay nos da una pista...

Oh no, I see
Oh Dios mio, ahora lo veo
A spider web it's tangled up with me
Estaba enredado en una telaraña
And I lost my head
y perdí la cabeza...
The thought of all the stupid things I said
...y pensar en todas las cosas estúpidas que dije
Oh no, what's this?
Oh Dios mio, ¿qué es todo esto?
A spider web and I'm caught in the middle
atrapado enmedio de una telaraña
So I turned to run
eché a correr
The thought of all the stupid things I've done
huyendo del recuerdo de todas las cosas estúpidas que he hecho


I never meant to cause you trouble
nunca quise meterte en problemas
I never meant to do you wrong
nunca quise hacerte daño
Well if I ever caused you trouble
y si lo hice
Oh no, I never meant to do you harm
no fue mi intención causarte dolor


Oh no, I see
Oh Dios mio, ahora lo veo
A spider web and it's me in the middle
una telaraña y yo atrapado enmedio
So I twist and turn
y me retuerzo
Here am I in my little bubble
aquí estoy en mi pequeña burbuja


Singing out:
y canto:
I never meant to cause you trouble
nunca quise meterte en problemas
I never meant to do you wrong
nunca quise hacerte daño
Well if I ever caused you trouble
y si lo hice
Oh no, I never meant to do you harm
no fue mi intención causarte dolor


They spun a web for me
Tejieron una red para mi
They spun a web for me
Tejieron una red para mi
They spun a web for me
Tejieron una red para mi




 

 Disculparnos por todas las cosas que hemos hecho, las que no fuimos capaces de callarnos, las que dejado de hacer o dejado de decir...todo lo que nos ha distanciado, alejado de la consciencia de nuestra inherente eterna e inmutable dignidad.

domingo, 20 de octubre de 2013

No me hagas caso.

¿Eres libre?...¿qué es la libertad? ¿es acaso la libertad esa cualidad que te permite romper unilateralmente con todo lo establecido sin importar el consenso pactado? ¿Tienes compromisos a los que te sientes vinculado hasta el punto de convertirse en losas pesadas? ¿quieres liberarte de esos compromisos sin detenerte a recordar que los escogiste libremente?
¿En qué consiste la libertad? Toda elección arrancan desde la libertad y acaba mutando en calzada de dolor. Luego el dolor es una elección.

Nadie se muere de dolor. Es una experiencia como otras tantas. Reir, sentir alegría es una experiencia, consecuencia de una elección. Y la atravesamos gustosamente. Sin embargo el dolor lo rechazamos. El mero hecho de vernos frente a él nos bloquea, nos fuerza a buscar modos de disuadirlo de impactarnos, formas de escabullirlo, de anestesiarnos frente a él. La alegría siempre es bienvenida no porque sea agradable sino porque es inesperada, imprevisible. Siempre tiene ese carácter improvisado, desinhibido, por muchas veces que toque a nuestra puerta (nunca las suficientes...), sin embargo el dolor lo vemos venir, olemos su aroma con antelación, nos sabemos de memoria su manual de instrucciones. Nos prevenimos frente a él...sufrimos defendiéndonos antes de que haga siquiera acto de presencia. ¿Por qué? Porque lo conocemos, porque nos es "familiar".

No nos duele tener miedo. Tenemos miedo al dolor. Y el permanente estado de miedo  es agotador, nos quita la gracia, nos desgracia. Sufrimos en tanto que somos des-graciados, luego la gracia es el estado natural del ser. La desgracia es el estado natural del ser humano. O así ha sido hasta aquí/ahora, hasta cada aquí/ ahora que ha poblado nuestras existencias.
Elecciones. Tomamos elecciones  cada segundo. Generalmente motivadas por una necesidad de continuar siendo lo que somos, lo que fuimos, lo que nos enseñaron a ser. Elegimos continuidad...Sí de vez en cuando tomamos decisiones 'progresistas', opciones que rompen moldes o rasgan vestiduras, pero finalmente nos las arreglamos para organizar y planificar esas decisiones progresistas...es cuando aparece la etiqueta del 'Progresismo'. Y ahí está. Ya ha muerto el progreso. Igual que muere la amistad cuando se convierte en amiguismo. O la sociedad cuando aparece el socialismo, o el Cristo cuando aparece el cristianismo.

¿Quién no tiene ganas de romper con el pasado? Pero ¿con qué pasado? ¿con el inmediato, consciente? Si huyes de tus propias elecciones te conviertes en esclavo de tu escapismo, cayendo en la trampa del indomable irreverente que portas en tu interior. Pero si asumes que huyes de un pasado inconsciente, oculto (no necesariamente lejano, pues el tiempo ya sabemos es relativo) entonces te vuelves permeable a aceptar que fuerzas oscuras (no iluminadas) gobiernan tus pensamientos, tus palabras, tus acciones. Entonces re-conoces que 'algo' que no eres tu ejerce un poder sobre tu 'puente de mando'. Llegados a este punto todas las estructuras empiezan a tambalearse. No hay vuelta atrás. Por mucho que intentes volver al limbo de la inconsciencia tu 'despertar' te delatará. El entorno otrora amable se volverá hostil, mostrándote que no encajas en las reglas y normas. Y a menos que aceptes ese estadio como el tránsito hacia otra fase, sufrirás.

Pero tu no quieres seguir sufriendo. Eso ya no es admisible. El sufrimiento es lo insostenible. El dolor es soportable te dices pero el sufrimiento es intolerable. Decides aceptar (no resignarte), pues la prueba del dolor, del despegarse (desapego) de lo que antes/allí era incontestable. Y duele. vaya si duele. No pain, no gain reza una máxima anglosajona entre los vigoréxicos. Una salida que no es tal sino tan solo un modo inconsciente de parapetarse tras un muro defensivo de musculatura, de sentirse aceptables, válidos en un entorno que los ha escupido.

Tu no. Tu has decidido que no vas a seguir huyendo sino que vas a iniciar el proceso de despedirte de todo el caos que has testimoniado. Mirar al perro rabioso a los ojos y ver en él a tus propios miedos persiguiéndote bajo las múltiples formas de las que se reviste la miseria. Has decidido amar lo que haces, no hacer lo que crees que amas. Amar, aceptar cualquier cosa que te esté sucediendo es la mejor manera, te dices, de atravesarla, de experimentarla. Una vez integrada no tiene necesidad de seguir percutiendo como lección. Lo aprendido aprendido está. Lo recordado...

Y hay tanto por recordar. El eterno alumno convertido en maestro. Mientras tanto la nave va. No hay mal (desagradable experiencia) que dure mil años. Solo la resistencia, la lucha perpetúa el sufrimiento. ¿Luchar? ¿para qué? siempre acabo en el punto de partida. Rendición es la clave para llegar a la meta. Rendición sin culpa es aceptación. Me disculpo (las veces que haga falta) y voy a mayores éxitos.

Pero, ¿sabes qué? no me hagas demasiado caso. Tu a lo tuyo. Yo a lo mio. Y si nos encontramos por el camino tanto mejor. Compartimos la ruta durante el tiempo y en el espacio que sea necesario, hasta que...ya no lo sean. Sin acritud.
Gracias.

martes, 15 de octubre de 2013

Es verdad pero no es real

–Aquello que convenimos en llamar «La Matrix» no es sino una superposición de estratos perceptuales, como si de las pinceladas de una acuarela se tratara. Dichas capas, superpuestas, componen y configuran lo que llamamos vulgarmente la «Realidad».
Esta realidad no consiste exclusivamente en una percepción colectivamente consensuada "sin pensarlo demasiado" al despertarnos todos cada amanecer. 
Cada capa de la realidad es también una 'marca de la casa', un sello (deleble), la creencia firme y personal –mía y tuya– en la autenticidad de los límites (marcas de la casa) individuales que hemos soportado (y aceptado soportar). Nuestras creencias son así vistas la distintas percepción erróneas de que estos límites son así y que no se pudo hacer nada por sortearlos porque NO HABÍA NADA 'más allá' de ellos. Pero ESTO, aunque fue una "verdad" entonces inevitable, era entonces y es –aquí y ahora– FALSO. Es mentira.

–Pero ¿qué diferencia hay entre verdad y realidad?
–Ayer murió tu abuelo al que estabas muy unido. ¿qué sentiste?
–Tristeza, soledad. Que me había quedado solo, vacío.
–La tristeza y la soledad son verdad. Son emociones legítimas. Pero que estás solo es falso. Y no me refiero a que hay otras personas. Es falso el vacío. Eso es una percepción errónea, un pensamiento, una creencia infundada transmitida de padres a hijos, un...espejismo. TODO ESTÁ LLENO.

Cada uno de nosotros somos un glorioso e inabarcable papel de acuarela, que acumula incontables capas de pigmento adheridas unas sobre otras a lo largo de todas nuestras experiencias vitales (encarnaciones). Cuantas más capas, más turbia –e intensa– es la mezcla, la realidad testimoniada, y más opacado queda consecuentemente el papel.

A base de practicar la dinámica de añadir capas de pigmento al papel hemos olvidado nuestro origen como papel, nuestra naturaleza esencial. Un papel agotado ya de soportar la carga de tanto pigmento confusamente superpuesto. Muchos lo intuimos. Pero la amnesia nos hizo olvidadizos por lo que al ignorar los pasos para revertir la delirante dinámica podemos caer en la tentación de atajar camino aplicando una capa de barniz a la obra o incluso una capa de pintura opaca blanca que tape el escenario desagradable y nos dé una cierta 'sensación de vivir'. 


Todo consiste en aceptar que algo que una vez fluyó, está taponado. Atreverse a destapar los conductos y revertir el proceso aditivo implica levantar las capas que determinan los limites. Hasta desacreditar las capas de pigmento aplicadas en contextos de miedo, para re-descubrir el potencial interno, el del papel como medio de expresión. 

Los términos 'paranormal' sincronicidad, y magia no hacen justicia a la experiencia que se vive una vez los conductos, antes obturados, se han destapado. El poder, la alegría y la autorealización no casan con la palabra "esperanza" porque ya están aquí –y ahora– al alcance y su naturaleza es insondable. Pero exigen compromiso, precisan un estado de 'sana alerta'. Un compromiso con la vida que va más allá de querer tener la razón, de quién la tiene y quién la da o la quita, más allá de solventar problemas de convivencia...

De hecho aquello a lo que convenimos en llamar nuestros 'problemas', nuestros CONFLICTOS, nuestras DIFERENCIAS, en el fondo, aunque SEAN VERDAD en el contexto de la MATRIX tan solo se manifiesten porque nos hemos desacostumbrado a reflexionar en términos de infinitio, nos hemos olvidado de la Eternidad."


miércoles, 9 de octubre de 2013

Un día más en el Paraíso

She calls out to the man on the street
Una chica llama a un paseante en la calle'Sir, can you help me ?'
–Señor, ¿puede ayudarme?'it's cold, and I've nowhere to sleep.
–hace frío y no tengo donde dormir
is there somewhere you can tell me ?'
–¿Me puede decir de algún lugar?

He walks on, doesn't look back,
Él pasa de largo, sin mirar atráshe pretends he can't hear her
simulando no oirla
starts to whistle as he crosses the street
empieza a silbar mientras cruza la calle
seems embarrased to be there.
la situación le ha incomodado.

Oh think twice, it's another day
Piénsalo por un momento...Es un día más
for you and me in paradise
para ti y para mi en el Paraíso

She calls out to the man on the street
Una chica llama a un paseante en la calle
he can see she's been crying
es obvio que ella ha estado llorando
she's got blisters on the soles of her feet
tiene ampollas en las plantas de sus pies
she can't walk, but she's trying
no puede caminar aunque lo intenta.

Oh think twice ...
Piénsalo por un momento..

Oh Lord, is there nothing more anybody can do

Dios mio, ¿es esto todo lo que alguien puede hacer?
Oh Lord, there must be something you can say

Dios mio, debe haber algo que puedas decir

You can tell from the lines on her face

se ve por las arrugas de su cara
you can see that she's been there

puedes ver por lo que ha pasado
probably been moved on from every place

Seguramente mudándose de aquí para allá
'cos she didn't fit in there

porque no encajaba en ningún sitio



Perdonar...per-donar...para dar.


domingo, 6 de octubre de 2013

Parole


Cierto es, sin duda que la masonería, el Opus Dei y toda la corte monárquica de lameculos (políticos, periodistas,...) revestida de constitucionalidad y democracia a los que tan acertadamente acusa Risto ha hecho su trabajo intoxicante, confundiendo secularmente a las masas para que acepten generación tras generación su condición de súbditos. Cierto es que nos masacran a impuestos inasumibles. Y cierto es, Risto, que estás a años luz de ese pueblo al que tratas de dar voz con tu elocuencia. Pero siempre es bueno tener algo de perspectiva...
El escenario que ofrecen los de la "acera de enfrente" (nunca mejor dicho), aquellos que subidos a la chepa de tu fabulosa retórica quisieran a los monarcas (Borbones, Habsburgos, Windsors, qué más da) depuestos y hasta degollados, es el que trajo a individuos como Castro, Stalin y Hitler, autócratas colectivizadores que fueron aupados al poder por las mismas masas descontentas tras los demanes del descontrolado libre mercado.


Llenarse la boca con esa privilegiada retórica, la que muchos españolitos no conseguirán articular ni tras doscientas encarnaciones, no le lleva desafortunadamente más lejos que a servir en bandeja de plata un mensaje desintegrador neocomunista que la erudición de Risto ya debería a estas alturas haberle revelado. Todo lo que él dice tan duramente es lo mismo que Mario Bergoglio está diciendo, si bien tras una sonrisa bonachona y una sotana blanca que tanto encandilan a las ingenuas y manipulables masas. Evaristo, le estás está haciendo el trabajo sucio a la Compañía de Jesús y no te das ni cuenta.


Lo siento Risto pero tus palabras van camino de alimentar una revolución (otra más) sin darte cuenta de que los órdenes mundiales se suceden uno tras otro, en función de quien esté en el poder. Ahora capitalismo, mañana socialismo, conservadores, progresistas...ambas son las caras de una misma moneda, fabricada por los que ahora se frotan las manos con las palabras de Risto. Palabras que fueron un día demonizadas por Edgard Hoover, y todos esos cazadores de brujas comunistas. Lo dijo John Kennedy en su famoso discurso a los directores de medios de información el mismo año que le mataron.
Unas palabras fenomenales que sin duda van a ser utilizadas por muchas personas "despiertas" para lanzarlas en otra dirección, hacia el verdadero súcubo de toda la confusión: el ego inconsciente colectivo.

Sarcásticamente elocuente hasta la médula,  como no podía ser de otro modo, tras esas sempiternas gafas tras las que se esconde, me temo, un niño resentido y abandonado. ¿Por su padre? ¿Por su madre? ¿Por ambos?...

Creo que Risto tiene suficientes entendederas como para darse cuenta de que el legado de Carl Jung debería impartirse en la escuela secundaria, y reconocer que prácticamente ninguno de los licenciados en filosofía ha comprendido mínimamente qué quiso decir Platón al explicar su mito de la caverna.
De todos modos, bravo por un valiente y bien hilvanado discurso, Risto, que cada uno podríamos repetirmos para nuestros adentros, con la salvedad, ya digo, de dejar de dirigirlo hacia el exterior, pues de nada nos ha servido luchar contra nada ahí afuera; siempre ha habido un poder exterior demasiado injusto, tuviera la ideología que tuviera. Se trata de arremeter contra otro oponente, otro tirano, el que todos alojamos en nuestro interior, el reverso oscuro de la energía que nos anima. El ego lo portamos en la mente, sediento de sangre, de justicia, y de venganza. El okupa que mantiene secuestrada nuestra mente, manteniendo sus sagradas funciones aletargadas. Ese es el "oponente" al que hay que destituir. Un oponente no mesurable con ningún artilugio físico ciertamente. Un oponente solo identificable por la basura que escupimos las palabras. En fin, ni templarios y malteses, ni comunismo ni capitalismo...como dijo el único que en dos mil años ha dicho algo coherente: "al César lo que es del César, y a Dios loque es de Dios". "Amaos los unos a los otros como yo os he amado."
Todos nos iremos un día de este mundo. La cuestión es ¿cuál será nuestro legado? ¿Resentimiento o amor incondicional?

miércoles, 2 de octubre de 2013

Congelado | Elegía del Espíritu Santo al hemisferio izquierdo

Tu solo ves lo que tus ojos quieren ver
You only see what your eyes want to see
¿Por qué la vida debe ser como tu quieras que sea?
How can life be what you want it to be
Estás congelado
You're frozen
Cuando tu corazón no está abierto
When your heart's not open
Estás tan ocupado reclamando lo tuyo
You're so consumed with how much you get
malgastas tu tiempo con odios y lamentos
You waste your time with hate and regret
Estás roto
You're broken
Cuando tu corazón no está abierto
When your heart's not open


Si me dejaras derretir tu corazón
Mmmmmm, if I could melt your heart
Nunca estaríamos separados
Mmmmmm, we'd never be apart
Entrégate a mi
Mmmmmm, give yourself to me
la clave está en ti
Mmmmmm, you hold the key


No vale la pena culpar a nadie
Now there's no point in placing the blame
deberías saber que yo sufro lo mismo
And you should know I suffer the same
Si te pierdo
If I lose you
mi corazón se despedazará
My heart will be broken

El amor es un pájaro, necesita volar
Love is a bird, she needs to fly
permite que tu dolor interno muera
Let all the hurt inside of you die
Estás congelado
You're frozen
cuando tu corazón está cerrado.
When your heart's not open.

Sin título…

Todo el mundo empieza a estar de acuerdo en algo esencial: los humanos tenemos un problema mental. La paz no solo no termina de llegar sino que se acrecienta el clima de tensión. Los ánimos son más exaltables y están más exaltados que nunca. La humanidad es como un barril de pólvora junto a los rescoldos de una barbacoa.
Hablamos y hablamos de liberar las emociones pero pocos se atreven a hundir sus cabezas entre las piernas y librarse a una catarsis emocional, abandonándose a la libre expresión de sus sentimientos reprimidos sin necesidad de etiquetarlos o analizarlos previamente. Se hacen manifestaciones silenciosas sí..., se saluda al Sol, se ingieren vegetales crudos, ...todo eso está bien pero pocos se atreven a manifestar su rabia antigua enquistada abiertamente. ¿Por qué? Quizá porque es 'políticamente' incorrecto abandonar el sustrato intelectual, los argumentos, las razones, ese clavo ardiente al que hemos aprendido a agarrarnos desde que aparecimos en escena como Homo Sapiens.

Aferrarse a la razón cuando hay tanta basura mental pendiente por liberar no solo es fútil sino enfermizo pues aferrarse a los códigos del cerebro pensante no es sino adherir una nueva capa de cemento a la frontera que delimita las atribuciones del Neocórtex respecto del cerebro límbico (emociones) y ulteriormente del encéfalo (el instinto de supervivencia).