viernes, 30 de agosto de 2013

Anthony Weiner (y II)

Proviene de Parte I.

Para comprender la aparentemente incomprensible dinámica de autodestructivas compulsiones y obsesiones que arrastra cualquier persona que haya sido y siga siendo víctima de sus meteduras de pata (nunca se libera uno de la propia esclavitud hasta que no se recupera la consciencia respecto a ello), debo explicar mi hipótesis acerca de los tres niveles que gobiernan la consciencia.

El cerebro humano realmente está compuesto de tres cerebros:
1. EL ENCÉFALO. (tronco/tallo cerebral). (del griego "ενen, dentro y "κεφαληcefalé, cabeza, «dentro de la cabeza»)
2. EL SISTEMA LÍMBICO. (del latín "limbus"). El cerebro emocional.
3. EL NEOCÓRTEX. (Nueva Corteza también llamado isocórtex o Cortex prefrontal). El cerebro racional o parte 'pensante' del cerebro.

Se trata de las diferentes 'capas' de las que está compuesto, que se corresponden no solo con los diferentes estadios en que el cerebro humano se desarrolla desde la infancia, sino también el modo en que se desarrolló, por etapas y a través de millones de años desde el tiburón, pasando por los chimpancés hasta llegar al cerebro humano presente, respectivamente.
Estas etapas neurológicas del crecimiento cerebral corresponden a los tres diferentes niveles de consciencia: el de la infancia o PRE-VERBAL, el de la infancia POST-VERBAL y el de la conciencia ADULTA. Cada nivel de de desarrollo cerebral precisa de la satisfacción de determinadas NECESIDADES, que deben ser específicamente colmadas. Cuanto más tempranamente aparecen las necesidades en el desarrollo cerebral más duraderas serán las consecuencias ante la insatisfacción. Y cuanto más traumático sea el impacto (la huella) del suceso insatisfactorio más grave será el impacto recibido por el sistema nervioso. Estoy hablando del instinto de supervivencia que caracterizó a nuestros ancestros pre-homínidos.



PRIMERA ETAPA (–9 meses hasta +3 años)
En esa etapa de comunicación pre-verbal necesitamos ser nutridos y luego tocados con ternura. En la misma medida en que eso no suceda (y consecuentemente estamos hablando de una cadena de sucesos traumáticos), la necesidad insatisfecha tenderá a buscar una "escapatoria" al dolor básico que esa insatisfacción produjo. Y esa escapatoria anestesiante, que se plasmará a partir de la 2ª etapa, tiene dos vías alternativas: la frustración o la distracción. En cualquier caso NUNCA podrá el dolor eludido ser "borrado" del disco duro. Sobrevivirá como una huella grabada a fuego en carne viva y gobernará el desarrollo de los subsecuentes síntomas físicos (enfermedades físicas) y psíquicos (conductas pervertidas). La desconexión entre la huella (herida) profunda y la comprensión racional de la misma es tan vasta que por si misma incapacita al cerebro pensante (Neocórtex) para "acudir al rescate". El intelecto habrá huido para eludir el dolor, creándose una adicción a si mismo. La fuerza que gobierna a  esa profunda herida buscará, por los medios que sean, alcanzar la supervivencia tan anhelada. No en vano el sello/huella busca solventar el conflicto atascado. Le va TU vida en ello.

[N. del T.: Vaslav Nijinsky es aún un niño cuando su padre, bailarín de ascendencia polaca, lo lanza a un pozo para que aprenda a nadar. Nijinsky se hunde lenta y desesperadamente hasta que, completamente sumergido, sus pies tocan el fondo empedrado del pozo. El instinto de supervivencia lo impulsa poderosamente y su prodigioso salto le hace emerger abandonando el agua y el pozo. No ha conseguido dominar el líquido elemento ni aprendió a nadar (Nijinsky tenía fobia al agua), pero de la necesidad extrajo sin darse cuenta (inconscientemente) su famoso 'salto ingrávido', que en simbiosis con el legado profesional familiar le convertiría en el más inalcanzable prodigio de la danza que hasta la fecha se conoce. El precio: la esquizofrenia. Su carrera artística concluye prematuramente a los 29 años de edad. Pasó el resto de su vida en hospitales psiquiátricos hasta su fallecimiento temprano a los 60 años. Muy probablemente padeció una gestación difícil por anoxia (falta de oxígeno) e incluso el parto debió ser dificultoso en extremo.




SEGUNDA ETAPA (3-11 años aprox., hasta la preadolescencia)
En este segundo nivel es donde/cuando buscamos ver satisfechas nuestras necesidades emocionales:
-que nos escuchen
-sentir seguridad
-sentirnos apoyados
-sentir que despertamos respuestas empáticas en nuestros pro-genitores a nuestros dolores y nuestros miedos. Cualquier cosa que conduzca a frustrar esa necesidad (no llores que te pones feo/fea, no me molestes que estoy ocupado, "no puedo hacerte caso, ¿no ves que estoy trabajando?",...) alimentará las neurosis con las que de adultos revestiremos nuestros trabajos, relaciones u ociosidad.

TERCERA ETAPA (
Esta etapa incluye la necesidad de satisfacer el estímulo intelectual, la comunicación y la comprensión por parte de los padres. En la medida en que estos estímulos sean adecuadamente satisfechos el pensamiento claro y lógico florecerá, así como la agudeza de las percepciones. Los conflictos (patologías psíquicas y consecuentemente también fisiológicas…) suceden cuando cualquier de las necesidades propias de estas etapas no son satisfechas.

El dolor derivado de esa insatisfacción genera una huella en el cerebro que permanece escondida, lejos del alcance de la Consciencia, aunque continua dirigiendo nuestro comportamiento en los años siguientes. Así es como alguien como Anthony Weiner puede, con su comportamiento inconsciente, representar esa pulsión autodestructiva que alberga en lo profundo de su Psiquis, y no tener ni idea de qué fuerza poderosa le empuja a autodestruirse. La causa real está oculta en el pasado, pero está almacenada en los niveles más bajos (profundos) de su cerebro y de su consciencia. Se trata de algo completamente irracional. El cerebro ha tenido que esperar millones de años evolucionando y décadas de madurez personal antes de que podamos usar correctamente el Córtex para descifrar estos conflictos. El cerebro humano busca constantemente representar, construir escenas de vida (una tras otra) en las que encajar los sentimientos abandonados a su suerte en etapas muy tempranas de la vida. Tan tempranas que el recuerdo permanece hibernado (inconsciente) todo el tiempo. Se sirve de estrategias escénicas para llamar la atención respecto de sentimientos heridos, una tragedia que el cerebro no puede atender ni sanar por si solo sino a través de representaciones (vida marital, paternidad/maternidad, desencuentros, abandonos, engaños…) que le ayuden a recordar el oculto origen del dolor que arrastra y reprime.. Esa es la acepción a la que nos referimos cuando decimos que la vida es un teatro.

En los sentimientos radica un recuerdo concreto de una alteración radical, aunque totalmente inconsciente...

Durante una rueda de prensa ofrecida por el congresista imputado Weiner durante la fase inicial del escándalo, alguien gritó "pervertido!". 

Del latín pervertĕre (volcar, invertir o dar vuelta), es un término que históricamente fue utilizado por la psiquiatría clínica clásica, por la psicopatología y por los pioneros de la sexología para designar un comportamiento o un conjunto de prácticas sexuales que no se ajustaban a lo socialmente establecido como sexualidad normal en la época. Freud define la neurosis como "el negativo de la perversión":
"Buena parte de la oposición que han suscitado estas tesis mías se explica por el hecho de que se hace coincidir la sexualidad de la cual yo derivo los síntomas psiconeuróticos con la pulsión sexual normal. pero el psicoanálisis enseña todavía algo más. Muestra que los síntomas en modo alguno nacen únicamente a expensas de la pulsión sexual llamada normal (no, al menos, de manera exclusiva o predominante), sino que constituyen la expresión convertida (konvertiert) de pulsiones que se designarían perversas (en el sentido más lato) si pudieran exteriorizarse directamente, sin difracción por la consciencia, en designios de la fantasía y en acciones. Por tanto, los síntomas se forman en parte a expensas de una sexualidad anormal; la neurosis es, por así decir, el negativo de la perversión."

¿Era entonces Anthony Weiner, un pervertido? Digamos que sí, en el sentido que su necesidad básica primaria –sentir amor– se había pervertido o "retorcido". Tenía que tratarse de una necesidad pretérita insatisfecha tan poderosa que fuera capaz de destruir su 'sano juicio', su sentido común. Esa necesidad oculta se vio forzada a canalizarse a través de un comportamiento bizarro, extraño sobretodo en un político de reconocido prestigio. En la desesperada búsqueda de la satisfacción original la necesidad quedó atrapada en vías de satisfacción alternativas (sucedáneas), una carrera política que le ofrecía aprecio e inflaba su ego al calaificarle de verdadero 'hombre'. Para su desgracia sus padres nunca se percataron de esa necesidad cuando estaba en sus manos hacer algo al respecto. Simplemente no le vieron.
Las necesidades insatisfechas del congresista Weiner diezmaban su recto (no retorcido/desviado) juicio. De qué necesidad se trataba? ¿Sentirse deseado y comprendido por mamá y escuchado y protegido por papá? No lo sé, pero he tratado, en el transcurso de décadas a muchos exhibicionistas y he visto las motivaciones ocultas tras su comportamiento. A menudo les pido, en el transcurso de la terapia grupal, que lo hagan, que interpreten el exhibicionismo. En ese contexto es más 'seguro'. Al poco de hacerlo, con honradez empiezan a percatarse de que están tratando de llamar la atención..."Mírame! Pon atención en mi. Soy importante, maldita sea!...Por favor cuidame. Mirame. Quiéreme..." Durante la exhibición, el pene del adulto obtiene la atención que le fue negada al niño completo. A menudo ese es el único modo para obtener la atención deseada. Seguro que los motivos anteriormente mencionados (en rojo) no son los únicos, pero podemos asegurar sin temor a equivocarnos, que una profunda necesidad insatisfecha está detrás de todo ello. De no haber sido así, la capacidad crítica, el discernimiento asertivo de un adulto sano y equilibrado hubiera ahuyentado esa re-presentación (volver a presentar). La representación es el modo en que el sentimiento logra hacerse un hueco. Como terapeutas, tan solo tenemos que prestar atención a las pistas y dejar que la necesidad se delate libremente.

Nadie es más listo o fuerte que sus necesidades. La necesidad abruma, desconcierta y logra desvirtuar cualquier pensamiento en todo momento. ¿por qué? Porque la necesidad y su satisfacción conciernen directamente a la supervivencia y siempre se derivan de traumas muy tempranos en nuestras vidas, cuando nuestra satisfacción era un asunto crucial de VITAL importancia. La insatisfacción difumina nuestro capacidad de emitir juicios 'salomónicos', equilibrados. La representación no es distinta de la hipnosis, ese estado de la mente al que se accede por medio de técnicas de inducción, con las que alguien nos sugestiona para que perdamos nuestra capacidad crítica y accedamos a estados mentales 'esclavizados' donde nuestra 'luz' (capacidad de justo discernimiento) se ve ensombrecida. Fíjense que la mayoría de los hipnotizadores visten de negro... Es entonces cuando podemos morder una cebolla creyendo que es una manzana (incluso nos sabrá a manzana). O nos asociamos a una organización sectaria (NAZIonalsocialista, fascista, cristianista, budista, evangelista, dadaista, todas egocentristas...) porque la necesidad de pertenecer, de ser aceptados nos presiona hasta ese punto de perder el sano juicio.

En el caso de Anthony Weiner el conflicto se potencia debido a que alberga pulsiones y combatividad a la par. Esa combatividad compulsiva (vigorosa) también es signo inequívoco de trauma acaecido en etapas tempranas: las fuerzas del tronco encefálico pugnando por abrirse paso en la lucha por la supervivencia...Todas las personas que afirman que sobreviven en lugar de vivir, necesitan revisar el estado de su encéfalo. Este es el territorio donde se alojan reprimidos no solo los impulsos sino también la rabia. Lo que le sucedió en la etapa de desarrollo cerebral referida desencadenó lo que yo llamo 'reacciones de primera linea', actividad encefálica grabada y que delata de por si la presencia de una constante y abrumadora amenaza. Propio de las personas que ven peligros por todas partes. No es racional. Pero se puede curar (sin que medie el raciocino, claro).


Esos impulsos irrefrenables adoptaron inevitablemente una nueva dimensión en la infancia y juventud de Mr. Weiner. ES entonces cuando entra en juego la 'constelación de su familia': Una vez amasado el pan, el el 'enthorno' familiar se convertiría inevitablemente en el lugar de cocción que le adoctrinaría y dirigiría hacia una dirección específica, un escenario donde la pléyade de generaciones anteriores pudiera re-escenificar las secuencias frustradas de su historia entregándole el testigo transgeneracional a Anthony Weiner para que las 'resolviera'.

No estoy al corriente de las intimidades de su familia, por supuesto, pero he tratado a otros con problemas similares. ¿Pistas? Un padre (frustrado con su propio padre blando y sumiso frente a una madre dominante y masculina) a quien la vida le da un hijo al que no sabe cómo amar –y al que trata precísamente del modo en hubiera deseado tratar a su propio padre– empequeñeciéndolo y humillándolo hasta hacer de él un pseudo-hombre, un 'mariquita'. Quizá también una madre devota de su marido que, fruto de su insana y excesiva proximidad, apabulló a su hijo transmitiéndole que 'era poco hombre', demasiado sentimental. (esquemas mentales todos ellos propios de las represivas y reprimidas sociedades anglosajonas)

Antes de extraer ninguna conclusión debo recordar que existe una miríada de razones que no he mencionado. Lo esencial es que él estuvo condicionado por fuerzas primitivas que no podía controlar ni de las que podía aprender porque se hallaban íntimamente secuestradas en las profundidades del cerebro. Fuera del alcance de los 5 sentidos físicos y no obstante omnipresentes en su día a día inconsciente.

En resumidas cuentas. Aquí tenemos a un hombre muy racional y de mente muy brillante que sin embargo que se hace el despistado hasta arruinar su vida. ¿Por qué? Porque, lo repito, su necesidad insatisfecha le impulsa hacia una satisfacción simbólica, sea cual sea la escena escogida. La necesidad primitiva es lo que le guía, no su mente racional (que se ha tomado unas laaargas vacaciones). En el presente está 'montando una escena' a través de la que sus sentimientos reprimidos puedan obtener el púlpito que se les negó en su momento. Esa desconexión es lo que le hace enmudecer ante los periodistas. No entiende nada, luego nada puede explicar. Esas 'testarudas' necesidades irresueltas en la infancia temprana nunca desaparecen. En el presente son sin duda inapropiadas, pero eran no solo apropiadas sino PERFECTAMENTE LEGÍTIMAS "entonces", en la infancia.

Si quieres ayudar a alguien a resolver su pasado, debes pensar en términos de "entonces". Un hombre adulto puede ser un exhibicionista compulsivo, pero en realidad está reclamando desesperadamente atención, alardeando: "¿No te alegras de verme?", algo que en realidad le está diciendo a su madre (si es una mujer ante la que se exhibe. Una niña o mujer que sin duda habrá sido a su vez, víctima de abusos en su infancia) En este caso tenemos a unas mujeres ante las que Weiner se exhibió por internet. Ellas, al igual que la madre, no se alegraron de verle, pero eso no fue obsstáculo para dejar de hacerlo. Necesitaba una madre dedicada y tierna. Lamentablemente ya es tarde. No puede detener su comportamiento desviado a menos que acepte que la madre que quiso tener (no la que fue) nunca aparecerá.
Es notable que el desventurado Weiner utilizase el apodo (nickname) de “Carlos Danger” en sus e-mails, advirtiendo (inconscientemente por supuesto) del Peligro en que se hallaba y en el que ponía a sus 'víctimas'. Ahora afirma haber dejado atrás esa actitud. Mientras permanezca por debajo de él, grabado en lo profundo de su cerebro, el peligro siempre permanecerá presente.

La última carta




Wernher Von Braun vivió entre 1912 y 1977. Fué el Ingeniero Aeroespacial alemán cuyo talento fue utilizado por Hitler para desarrollar los misiles V2 que matarían a 20.000 personas en la Segunda Guerra Mundial. Formó parte porteriormente de la pléyade de científicos adscritos al programa Paperclip desarrollado por la CIA en EEUU, dirigido a potenciar la carrera espacial USA en dura competencia con la URSS. De su boca salió, en su lecho de muerte (donde las mentiras finalmente están de más), la siguiente y profética frase, refiriéndose al contubernio militar que le contrató: “Estén alerta. En primer lugar el peligro que anuncien procederá del Comunismo. Después la paranoia será extendida como fruto del terrorismo islamista que ellos mismos financien, seguido de la amenaza bacteriológica (armas químicas); más tarde será el riesgo de meteoritos acercándose a la Tierra (http://actualidad.rt.com/ciencias/view/104525-video-fotos-meteorito-fuego-rusia-vladivostok) y, el último cartucho de todos, será desplegar el miedo a la amenaza de una invasión extraterrestre y quizá anuncien una evacuación generalizada. Esos serán los hitos en el camino para implantar el Nuevo Orden Mundial”. http://www.youtube.com/watch?v=BuVKXg4ggkA Habrá quien argumente que Von Braun fue miembro del partido nazi. Si este es tu caso entonces estás preparad@ para comprender esto: ¿Conoces la película 'La Lista de Schindler'? Oskar Schindler también fue miembro de partido nazi...y sin embargo:http://www.youtube.com/watch?v=oRcZllJJ_2g El último recurso que les queda al 'mal pastor', las élites oligarcas que han manipulado los destinos de la humanidad, confundiendo a sus 'corderos' es el terror, el acto final de esta tragicomedia que se inició hace 300.000 años en la confluencia del Tigris y el Eufrates, con el advenimiento del Homo Sapiens, creado por los Elohim (aquellos 'Anunnaki' =los que bajaron del cielo a la Tierra) a su imagen y semejanza. Todo es una escenografía diseñada para mantener esclavizadas a cuantas más almas sea posible. Puro teatro con tecnología audiovisual de última generación. No hay inocentes ni culpables. Tan solo niveles de ignorancia y, consecuentemente, perversión. Quien aguante la sacudida que genere la sugestión está salvado.

"Reconozco que yo también creí en 1945 que el futuro de Occidente podía depender del Nuevo Orden. Para muchos la democracia se había mostrado decepcionante y el Nuevo Orden traía nuevas esperanzas. A la vista de todo lo que pasó se trataba naturalmente de un gran error haber podido creer en ello. (...) Mi ingenuidad de aquella época rozaba la necedad, podríamos decir que incluso la estupidez." Georges Prosper Remi (Hergé). Historietista Belga, famoso por crear el personaje 'Tintin'. Sin duda nos hallamos ante un momento similar. La diferencia radica en que el armamento disponible hoy por las potencias nucleares es millones de veces más dañino que las bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki. Afortunadamente tenemos 'amigos en las estrellas' que no van a permitir que, ignorantes de nuestro origen, nos autodestruyamos. Lo que no pueden erradicar es el resentimiento en nuestros corazones. Eso es responsabilidad de cada uno. "El miedo es el camino hacia el Lado Oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. Percibo mucho miedo en ti" —Master Yoda a Anakim (Anunnakim) Skywalker

viernes, 9 de agosto de 2013

Anthony Weiner (I)

Con las brasas todavía no apagadas del ciclón DSK (recordemos Dominique Strauss Kahn, el ex director del FMI Fondo Monetario Internacional y aspirante en su momento a competir con François Hollande por la candidatura socialista al cargo de Presidente de la República Francesa, que fue pillado en la habitación de su hotel asaltando a una camarera de pisos en Nueva York), el reciente caso de Anthony Weiner ha avergonzado a todo el Partido Demócrata y de forma particular al matrimonio Clinton al que se encuentra estrechamente relacionada la esposa traicionada, Huma Abedin. El Dr. Janov hace, a continuación de la noticia, una muy interesante aproximación a este caso desvelando el origen de la pulsión incontenible de la víctima de este escándalo que puede bien haber acabado con su carrera política. Pero empecemos remitiéndonos a los hechos...

Fuente: hechosdehoy.com

"Anthony Weiner, atrapado en un humillante caso de envío de fotos obscenas suyas a mujeres a través de Internet, dimitió poniendo fin a semanas de escándalo que ha desencadenado peticiones de renuncia tanto de sus compañeros demócratas como de los republicanos. "Tenía la esperanza de ser capaz de continuar el trabajo para el que me habían elegido los ciudadanos de mi distrito, luchar por la clase media y por los que luchan por llegar a ella", dijo Weiner en un centro para la tercera edad de Brooklyn, el lugar donde anunció por primera vez su intención de presentarse al Ayuntamiento de Nueva York hace 20 años.
"De buenas intenciones están llenos los cementerios." (Refrán popular)
"Desafortunadamente, la distracción que he creado lo ha hecho imposible, por lo que hoy anuncio mi dimisión del Congreso", anuncio Weiner. Quien era una estrella en alza en el Partido Demócrata, y posible candidato para la alcaldía de Nueva York, hizo su anuncio en dramática soledad tras el escándalo que ha dejado destrozada a su mujer.
Weiner es el tercer miembro del Congreso de EEUU en renunciar este año por un escándalo sexual. La dimisión de Weiner supone el final de la carrera política de quien fue el miembro más joven del ayuntamiento de Nueva York, con 27 años, y que ha sido un destacado portavoz en la Cámara de Representantes. Weiner, de 46 años, lleva casado menos de un año con Huma Abedin, de 35 años, una colaboradora de la secretaria de Estado,Hillary Clinton. El ex presidente Bill Clinton ofició su boda el pasado julio.
Presionado por el presidente Barack Obama, Weiner, de 46 años, decidió finalmente renunciar después de haber insistido en quedarse en su puesto, anunciando que se sometería a terapia y se tomaría una "breve licencia" de la Cámara. Irónicamente, para alguien que había utilizado con éxito las redes sociales como Twitter y Facebook para impulsar su carrera política, la caída deWeiner empezó cuando, accidentalmente, publicó a través de la red social de microblogs un primer plano de sus calzoncillos.
El congresista negó durante más de una semana que hubiera enviado esa foto suya a una mujer en Seattle el 28 de mayo, alegando que su cuenta de Twitter había sido pirateada. Pero después admitió que había mentido y que había tenido intercambios sexuales con seis mujeres, algunos tras su boda. Al margen de las cuestiones políticas y morales, analistas indicaron a Hechos de Hoy que Weiner se convirtió en Estados Unidos en la primera víctima de Twitter, en una caída de la que se sacarán consecuencias.
más aquí:
... ...

Este sintomático caso es desmenuzado por el Dr. Arthur Janov en su blog. Lo publico traducido por mi, a continuación, con su permiso expreso, porque ilustra  a la perfección el tema de la esclavitud mental y como una persona puede autodestruirse a pesar de ser consciente de ello.

"El caso de Anthony Weiner me trae a la memoria aquel viejo y conocido adagio, "El Espíritu está dispuesto, pero la carne es débil" [en inglés original “The spirit is willing but the flesh is weak.”. Extraído de la cita del apóstol Mateo (26:41) donde se refiere al riesgo que comporta abandonarse a los sentidos físicos. N. del T ].
En mi opinión la caída en desgracia de Weiner demuestra que nosotros, en tanto que psicólogos tratando de explicar las compulsiones sexuales, necesitamos girar el calcetín de esta expresión para darle una renovada comprensión: "la mente es débil mientras la carne permanezca dispuesta".
A día de hoy, la mayor arte de nosotros está al corriente de este sórdido affair que amenaza una vez más con torpedear la carrera política de una estrella naciente del partido democrata estadounidense. Supuso todo un shock hace dos años constatar que el congresista de Nueva York había sido obligado a retirarse tras haber sido públicamente expuesto, literalmente por enviar fotos de sus partes íntimas a una mujer que nunca llegó a conocer. Muchos pensamos que después del vergonzoso revuelo, él habría aprendido la leccción. Pero por sorprendente que suene, esta misma semana se reveló y publicó en los medios que el sr. weiner continuaba con su exhibicionismo en internet incluso tras su renuncia pública plagada de remordimientos, de disculpas a su esposa y ciudadanos neoyorquinos, y lo que es más importante desde mi perspectiva, su promesa de cambiar su actitud y detener su altamente arriesgado comportamiento. Ahora, tras haber obtenido una vez el perdón público y de su mujer, Weiner se ve ante la disyuntiva de bajarse de la carrera a la alcaldía de Nueva York. Con todo se mantiene firme, sin grietas. Apareció en una conferencia de prensa junto a su mujer y prometió mantenerse en la carrera electoral. Ella admitió que le costó un gran trabajo perdonarle. A tenor de su compulsión, quizá tenga que volver a perdonarle más veces en el futuro...
Hace un año hice un comentario en mi blog respecto a la renuncia de Weiner como congresista, terminando con una frase que resultó ser premonitoria: "Él se ha escapado, pero sus necesidades permanecen." Superficialmente puede parecer un simple pensamiento, pero comprender que quien dirige en el puente de mando son las necesidades inconscientes e insaciables es clave para comprender porqué hombres tan inteligentes pueden hacer cosas tan estúpidas.
No entraré en la cuestión de si debe o no dimitir. En otros paises con baremos de moralidad diferentes este asunto sin duda habría pasado más desapercibido que en nuestro país (EEUU) donde la doble moral alcanza cotas estratosféricas que urgentemente necesitan ser diagnosticadas con honestidad. Mi pregunta es otra: "¿qué es lo que hace que alguien decida correr tales riesgos, poniendo en juego su matrimonio y su carrera profesional? ¿Qué fuerza es tan poderosa que una figura política con un intelecto tan formidable – y tanto que perder– no puede dominarla, especialmente cuando todo el país está observándole? ¿Por qué no puede atenerse a razones que le hagan desistir de continuar su comportamiento?
En su conferencia de prensa Mr. Weiner admitió que él y su esposa acuden a terapia psicoanalítica con la intención de dilucidar qué es lo que no funciona en su mente. Pero se engaña si cree que alguna vez llegará al fondo de la cuestión respecto de su compulsión sexual por medio de la habitual terapia cognitiva. Si no me creen, pregúntele a Woody Allen.
El Psicoanálisis está destinado a reforzar el intelecto cortical. Ambos tienen un historial de desencuentro palmario. Esa parte del cerebro –y de la Psyche– permanece intocable por completo respecto de los profundos impulsos que conducen al Sr. Weiner hacia su escenificaciones sexuales en serie. Durante años ha tratado, estoy seguro, de averiguar. Cuanto má lo intenta más distante y desconectado queda respecto de la fuerza en la que radican esos impulsos incomprensibles e incontrolables por el intelecto. ¿Cómo lo diría...?Veamos, sí: "Las fuerzas a las que está combatiendo no reconocen al intelecto como contrincante."
Igual que un arquitecto ante una seria grieta en la fachada dirigirá a su equipo de ingenieros hacia los cimientos del edificio, también un terapeuta que se precie debe dirigirse a otro lugar diferente al tejado (intelecto) del edificio de la Psique, sino al sótano de la misma, allí donde esos impulsos habitan, si es que quiere tener éxito resolviendo patologías obsesivas. Cualquier otra terapia que ignore dos tercios del cerebro está condenada a fracasar.

Sigue aquí.

jueves, 8 de agosto de 2013

Aprender de la historia

"La reacción de Obama ante el caso Snowden tiene reminiscencias de la guerra fría". Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/102401-obama-guerra-fria-eeuu-rusia

Una decisión "infantil" (para entendernos, con todo el respeto para los más que nunca sabios/purgantes niños de hoy) por parte de la Casa Blanca, más propia de un matón de barrio que de un gobierno elegido democráticamente (?). Una decisión tomada desde el orgullo, esa energía que ha demostrado no conducir sino a escaladas bélicas que siempre benefician a los mismos de siempre. Divide y vencerás...Recordemos que el año que viene se cumple el centenario del estallido de la Primera Guerra Mundial, desencadenada en el cenit de la pirámide de motivos, por el atentado de Sarajevo, un incidente muy en sintonía con lo que hoy conocemos como operaciones de bandera falsa, (es decir un autoatentado) atribuido a independentistas Serbios que habrían acabado con la vida del heredero a la Corona del Imperio Austro-húngaro, pero tras cuyas manos, en la segura sombra del anonimato, estarían oscuras fuerzas, los mismos intereses que durante cientos (sino miles) de años han tenido como objetivo mantener al mundo sumido en permanente conflicto. Cuando un imperio está amenazado, ya sea porque haya jóvenes facciones disidentes y/o porque esté en franco declive, sus estrategas diseñan un plan para desplegar un escenario conveniente para sus intereses, la habitual "huida hacia adelante", tan propia de las mentes izquierdo cerebrales progresistas que rigen el mundo desde el ocaso de la Atlántida. La idea de crear dos grandes bloques polarizados que mantengan en tensión a la mente colectiva en un mundo dualista fue siempre idea de quien pretende conseguir su orden desde el caos total. Y aquí entra secretamente en juego la élite religiosa, hoy claramente desenmascarada desdecque ha conseguido hacerse abiertamente con los hilos del estado más influyente del mundo, el Vaticano: hablo de la orden jesuita, con Jorge Mario Bergoglio como cabeza visible (aunque sin duda no el factotum real).

Francisco no se ha pronunciado respecto del affair Snowden ni tampoco ha llamado a la concordia como se supone que el pretendido Primer ministro de Dios en la Tierra debería hacer. Su leitmotif parece consistir en alentar a los desheredados del mundo a hacer oir sus voces y a publicitar una purga bancaria vaticana que no es más que una pantomima escenificada. Una estrategia muy sutil, sin duda, la de ofrecerle con la mano derecha al pueblo (fieles) la música que quieren oir y con la otra estrangular a los autores de la música, aunque sin duda llega tarde (a tenor de las revueltas en Brasil), encaminada a captar fieles allí donde más agua hace el barco del ecumenismo. El lobo aunque se vista de cordero, lobo se queda.

Igual que ahora, también tras el estallido de la Primera GM estuvo la élite Vaticana. Y también lo estuvo detrás de la aparición del Comunismo. ¿Por qué no viaja un Papa a Rusia desde el fin del comunismo? Supuestamente Rusia está desde entonces bajo el restituido amparo de la ortodoxia cristiana, una fe que aparentemente está básicamente en sintonía con la doctrina cristiana católica. Sin embargo, Roma sigue considerando a Rusia sumida en un perpetuo invierno. ¿Qué impide que el deseado ecumenismo se fragüe? ¿Cuál es la verdadera razón por la que el cristianismo no está unido? Pues porque la sintonía básica está teñida de disensiones básicas en apariencia irreconciliables. Vladimir Putin , jefe de estado de Rusia, es el defensor de la fe ortodoxa. Una fe que se halla más en la órbita de aquellos primeros cristianos "disidentes" perseguidos primero por el imperio romano hace 2000 años y hace 600 por la inquisición católica en España.La reforma luterana fue la segunda bofetada (ésta más fuerte que la anterior frágil y desprotegida) al papado de Roma.

Al igual que Snowden lo está siendo por la inteligencia occidental, también Lutero fue perseguido, precísamente por el ejército comandado por "San" Ignacio de Loyola, el soldado vasco fundador junto a Francisco Javier (de ahí el nombre del nuevo Papa?) de la órden jesuita, una órden esencialmente militar destinada a devolver al redil a las "ovejas descarriadas", o en su defecto combatirlas hasta borrarlas del mapa. Es en este contexto donde debemos ubicar la eternizante disputa entre el poder terrenal y el poder religioso, ambos anclados en la "cautividad babilónica" denunciada por Martin Lutero.

Son curiosas las similitudes entre ambos casos. Al igual que Snowden ahora es acogido temporalmente por parte de Putin, también Martin Lutero obtuvo refugio por un año bajo el amparo del elector Federico de Sajonia, huyendo de las represalias vaticanas. También entonces las ideas de Lutero obtuvieron apoyo popular, al igual que lo lleva obteniendo la causa que abandera Edward Snowden. También Lutero acabó siendo un títere finalmente en manos de los estados alemanes (el estado bávaro, cuna de la Banca Rotschild), al írsele de las manos el poder conseguido mediante el apoyo de la nobleza alemana (Sajonia-Coburgo, origen 'anglo-saj(x)ón' de la casa de Windsor. WASP= White Anglo Saxon People, germen del Ku Klux Klan, Bilderberg, Trllateral, CFR,...) quien cogió el testigo reformista y lo mediatizó para los intereses de su propia agenda.

De igual modo también actualmente quiere pescar en rio revuelto la orden jesuita por medio del segundo set de herramientas combativas (Wikipedia/Assange?) dispuesto para asaltar definitivamente el poder único del mundo una vez finiquitado el poder estadounidense del que se han servido (desde la creación de la Reserva Federal hace ahora 100 años). Quien pretende seguir sujetando los hilos (de quienes a su vez tienen maniatado a la marioneta Obama) de los hados del mundo, es quien puso al topo Snowden en escena internacional, y ya tiene lo que buscaba, el renovado conflicto diplomático que la Glasnost parecía haber liquidado. Y ese "quien" no es otro que las fuerzas oscuras que se esconden tras el llamado Papa de los pobres.

Este desencuentro diplomático entre EEUU y Rusia no es bueno para el mundo se mire por donde se mire. Mantengamos no obstante la fe en que fuerzas benefactoras más poderosas dirigen los pasos de todo este aparente conflicto de intereses en una dirección inequívoca: la paz y armonía entre los hombres y mujeres de buena voluntad. Todo lo demás es puro teatro.

 

miércoles, 7 de agosto de 2013

Tu no sabes

Tú no sabes lo que es el amor hasta que entiendes el significado del blues; hasta que amas a alguien a quien debes perder. Tú no sabes cómo duelen los labios, hasta que has besado y pagado el precio; hasta que apuestas el corazón y lo pierdes. ¿Sabes qué se siente un corazón perdido? Recordar tiempos pasados, e ir notando como las lágrimas van borrando de tus labios el antiguo sabor a otros besos...

Tú no sabes cómo quema el corazón por un amor que dejó de vivir pero que aún no muere, hasta que encaras el amanecer con ojos insomnes...Tú no sabes lo que es el amor...hasta que sientes el dolor por haberlo necesitado tanto y nunca realmente haberlo tenido.

 

martes, 6 de agosto de 2013

Vivir es la meta (y II)

Proviene de parte 1.

Por Frank Robinette (terapeuta primal del centro Primal del Dr. Janov en California) Traducción de Lars Quetglas.

1. ¿Por qué no todos los que lloran en una terapia se sanan?2. ¿Por qué tantos bebés que lloran tanto acaban convirtiéndose en adultos tanto más neuróticos?3. ¿Qué hay de la parte de la sesión primal (1ª linea defensiva) en la que no sucede el llanto?4. Por qué las personas que, ingresadas en asilos, lloran constantemente, no mejoran su salud?

Enfrentarme a estas preguntas me puso sobre la senda acerca de la hipótesis de que el llanto funcione como el real proceso de desmetilación, natural e innato en el cuerpo físico humano. (La metilación es la adición de un grupo metilo (-CH3) a una molécula. En biología del desarrollo, la metilación es el principal mecanismo epigenético, consistente en la transferencia de grupos metilos a algunas de las bases citosinas del ADN situadas previa y contiguamente a una guanina. Puesto que LA METILACIÓN es fundamental en la regulación del silenciamiento de los genes, puede provocar alteraciones en la transcripción genética, y en muchas células potencialmente tumorales la hipermetilación del promotor unida a la pérdida de heterocigosidad en un mismo locus resulta en la pérdida de función de un gen “protector” y CONDUCE al desarrollo del PROCESO TUMORAL. Las reglas que determinan qué genes son metilados durante la génesis patológica de un determinado tipo de cáncer y cuándo tiene lugar ese génesis, son complejas y están aún por dilucidar. Sin embargo existen marcadores de metilación del ADN que son muy específicos y capaces de detectar muchos tipos de tumores frecuentes. Estos marcadores podrían ser muy útiles en el diagnóstico precoz del cáncer. Por ejemplo, la hipermetilación de la clase pi de la glutatión S-transferasa (GSTP1) parece ser un indicador prometedor de diagnóstico de cáncer de próstata.)

En primer lugar, opino que todo tipo de llanto facilita la desmetilación, es decir, DESACTIVA EL PROCESO TUMORAL. Pero si "solamente" lloramos, el efecto desmetilador no es permanente ni efectivo. Es reversible. He entrecomillado "solamente" y ahora explicaré por qué. Al llegar a este mundo por medio del nacimiento, si durante nuestra gestación en el útero materno y nuestro alumbramiento no hubo "daños colaterales" (como consecuencia de una desnutrición de la madre, consecuencia a su vez de una depresión psíquica ocasionada por un conflicto bélico o el abandono del compañero/pareja, etc..), llorar es el proceso natural de todo recién nacido a la hora de presentar sus credenciales como nuevo miembro de la comunidad humana. Llorar salvaguarda nuestra salud natural y revierte el destino de cualquier huella patológica de metilación que se hubiese podido desencadenar como consecuencia de una gestación percibida por el feto como amenazante. Si el bebé es luego acogido en un entorno familiar amoroso y mínimamente traumático (nadie está exento de cometer errores) y sobretodo, si su llanto no es censurado desde un inicio, el proceso desmetilador (operado por el mismo llanto) se encargará de revertir los efectos de la mayoría de los traumas (incluido el del mismo parto), ejerciendo una labor preventiva respecto de subsecuentes neurosis.

Desafaortunadamente, en virtualmente casi todas las sociedades hoy existentes sobre la faz de la Tierra, sobretodo las llamadas 'desarrolladas' en tanto que desconectadas de los procesos vitales naturales, la función del llanto es sistemáticamente censurada hasta el punto que las personas implicadas desconectan de su capacidad potencial de llorar. Aquellas que, en virtud de su interna capacidad de respuesta frente a la censura, no logran inhibir su llanto quedan condenadas a ver pervertida (lágrimas de cocodrilo, llanto de desesperanza, llanto depresivo...) su función lacrimal de modo que el uso ulterior que hacen de ella en nada tiene que ver con su función original. En otras palabras, dañada por la agresión de que es objeto, el llanto es sentenciado a ser reprimido. La represión pasa a regir el día a día, impidiendo que el trauma, cualquier que sea su naturaleza, sea integrado ya sea en el instante que acaece o posteriormente como consecuencia de una "revisión de daños". El llanto consciente es condenado al ostracismo en los sótanos de la "prisión del olvido" que su represor (el ego) tiene diseñada a tal efecto: la mente inconsciente.

Para los hombres (humanos varones) de muchas sociedades, llorar es anatema y todo esfuerzo es poco para prevenir el llanto o detenerlo. Por ello inducimos que los varones de la especie humana viven un promedio de años inferior a la hembra. Las mujeres son más longevas porque lloran más y "mejor".

Más adelante, en las vidas de algunas personas, la Psicoterapia tocará a sus puertas como consecuencia de una tragedia personal (todos atravesamos alguna a lo largo de nuestras vidas) lo suficientemente impactante como para dejarnos parcialmente 'desarmados', listos, si el cuerpo resiste el impacto, para el trabajo de revisión de nuestra historia y permeables a un despertar respecto de nuestra capacidad de llorar. Sin embargo, y desafortunadamente, muchos de estos pacientes no tienen la más remota idea de cómo hacer uso de su llanto y hacia dónde canalizarlo, siendo muy probable que el 'profesional' con el que se encuentren, ignorante a su vez del tesoro que tiene en sus manos, logre disuadirles de permitir de nuevo que el llanto aflore y haga acto consciente de presencia. No porque tengan ordenado, desde instancias más elevadas, censurarlo. Sino porque sencillamente no sabrían como asistir al paciente en tal circunstancia.

Por su parte, el paciente ha acumulado (reprimido) tantísimo trauma y sus sistemas están tan sobrecargados que el llanto llega impregnado de tintes azarosos y "fuera de foco" por usar terminología fotográfica, siempre tan descriptiva. El dolor censurado es de tal intensidad y localizado hasta la misma matriz y desde allí en más direcciones de las que cualquier persona pudiera contar, que el sistema defensivo (endorfinas, dopaminas, etc.) opta, en su desesperada lucha por reivindicarse, por interrrumpir la función natural de las lágrimas (que no es otra que la de liberar –permitir conscientemente que se vaya– el dolor aflorado) con renovada represión. Es la represión el único modo que las defensas del cuerpo conocen para protegerse de la amenaza que supone un trauma nuevo o la revisión de un dolor antiguo "todavía no integrado".

Obviamente cualquier proceso desmetilador que tenga lugar durante el episodio de llanto es contraatacado. Si el contraataque surte efecto, entonces la desmetilación queda abortada. Debo añadir que este aborto es también un proceso natural. Estando en plena crisis, nuestras defensas refuerzan sus bisagras y suspenden los sentimientos, pasando a convertirse en fuerzas tiránicas y dictatoriales. Les va la vida en ello. Por ejemplo: ¿has estado MUY cerca de sufrir un accidente de circulación para darte cuenta, a posteriori, cómo reaccionaste en "modo automático"? (Ese mismo estado automático puede ser inducido. Es lo que sucede cuando algunas personas son/quedan hipnotizadas). Luego, cuando ya el momento crítico ha pasado, es cuando te sientas en la cuneta y permites que te invadan (y se liberen) tus emociones (lloras, tiemblas, gritas o ries hasta que finalmente te calmas). La patología sucede cuando no te permites sentarte en la cuneta, cuando perpetúas el modo de alerta, el estado de shock.

Así pues, ¿cómo enfrenta la Terapia Primal (TP) esta crisis? Por supuesto que nuestro primer trabajo consiste en ayudar a nuestros pacientes a que recobren su acceso, su conexión, con sus sentimientos. Les permitimos seleccionar un sentimiento en particular o recuerdo (tanto reprimido como expresado) acerca del que estén sintiendo algo, y les ayudamos (alentamos, estimulamos) sin presionar, a que pongan el foco específicamente en ello. Eso es habitualmente lo primero que sucede en una sesión. Casi siempre se trasluce tras no más de 10 minutos. Esto se convierte en el leitmotif de la sesión. En otras palabras, iniciamos un organizado procedimiento por el cual la desmetilación pueda tener lugar de un modo secuencial, ordenadamente revirtiendo la ruta natural por la que transitó la metilación. Y esto es así porque algunos tipos de traumas probablemente desencadenan un patrón específico de metilación. El cuerpo del paciente nos ayuda en este proceso por medio de la "resonancia", permitiendo el descenso por lo que el Dr. Janov llamó "la cadena del dolor", esa cuerda de nudos (traumas cristalizados) a lo largo de la que, con la precisa terapia, seremos conducidos desde el trauma/conflicto presente hasta su par prototípico, su huella original. Esa huella o trauma prototípico original, tal como hemos descubierto, sucedió ANTES de que el sujeto tuviese capacidad de llorar. Antes del parto mismo. El llanto, consecuentemente, deducimos que es una herramienta (no una meta en si) que nos conduce a un estadio pre-lacrimal, los hasta ahora ignotos dominios del llamado cerebro reptiliano...¿Me sigues? Fantástico.

Creo que, llegado a este punto, otro proceso sucede. No sé exactamente cuál puesto que no poseo formación en bioquímica o neurociencia afectiva. Pero sí tengo una convicción muy sustentada acerca de su estrecha vinculación con la Histona Metiltransferasa (o HMT) una enzima del tipo histona-lisina N-metiltransferasa como del tipo histona-arginina N-metiltransferasa, que presentan la capacidad de transferir de uno a tres grupos metilo desde el cofactor S-Adenosil metionina a los residuos de lisina y arginina de las histonas, generando así residuos de mono-, di- ó trimetil-lisina, o bien residuos de mono- ó dimetil-arginina. Estas proteínas suelen contener un dominio SET (de sus siglas en inglés "Su(var)3-9, Enhancer of Zeste, Trithorax"), aunque de ha descrito algún caso como la enzima HMT Dot1 que no presenta este dominio. La metilación de histonas juega un papel fundamental en la regulación génica epigenética. Las histonas metiladas son capaces de unirse con mayor afinidad al ADN, impidiendo así el acceso de la maquinaria transcripcional y por tanto de la transcripción de los genes situados en la región regulada. Este tipo de enzimas se encuentran en diversos órganos, pero se localizan principalmente en el cerebro y en el bazo, y su función es la de mantener activo el proceso defensivo (lamentablemente, y a cierto plazo, también autodestructivo) de la metilación. Eso es lo que permite al ADN replicarse sin perder el patrón metilatorio.. En otras palabras, pienso que el llamado "Llanto primal", aquel que está vinculado al parto, es el responsable de activar el proceso desmetilador, de fijarlo y mantenerlo operativo. Y ello solo puede ocurrir si la cadena de dolor ha sido seguida y atendida de modo preciso de modo que un patrón autolesivo particular pueda ser eliminado. Esta–y no otra– es la naturaleza del proceso que hoy se conoce como "reset".

Se trata, pienso, de un proceso natural al que tiende todo ser humano. No obstante, en nuestra psicológicamente caótica sociedad, este proceso solo lo hemos hecho accesible de forma simbólica, irreal. Lo vemos en las noticias todo el tiempo. Guerras, injusticias siempre teñidas de hermetismo informativo aunque jugosamente condimentadas con venganza. Distracciones e impactos externos diseñados para disuadirnos de "mirar hacia el interior". El Sistema Patriarcal censor sembrando su retirada de un reguero de destrucción, tratando denodadamente de posponer su inevitable ocaso. Pero la necesidad de hallar el origen del dolor es inequívocamente REAL. Tenemos todos una cada vez más acuciante NECESIDAD de RESOLVER, de desnudarnos, de des-anudar y resolver (liberar, dejar ir) el trauma que nos atenaza (sufrimos) para poder sanar-nos, para desterrar los efectos destructivos de nuestra deriva superviviente, es decir, para re-conciliar-nos con NUESTRAS VIDAS.

Gracias al Dr. Arthur Janov, estamos aprendiendo a reconocer no lo que nos distingue de los animales, sino lo que secretamente NOS UNE con el resto de especies. Nos ha enseñado a llorar 'como Dios manda' (aunque la palabra Dios no figure en su diccionario) y de paso a desaprender a llorar como ordena el intelecto (es decir, buscando una recompensa). Pienso modestamente que es aquí donde el foco de las investigaciones debe ser puesto. Quisiera ver florecer más estudios profundos respecto de qué es lo que sucede en nuestro cerebro y en el resto de nuestro cuerpo mientras lloramos. Ese foco ofrecería una aproximación más comprensiva a lo que está actualmente suponiendo la investigación con Terapia Primal. Tal como dije anteriormente, la mayor parte de las investigaciones actualmente en curso son vulnerables y susceptibles de ser malinterpretadas y/o directamente secuestradas por los fanáticos que pueblan las altas esferas de la ortodoxia científica. Incluso los estudios sobre el Cortisol que el Dr. Janov realizó en Inglaterra padecen rutinarios ataques dirigidos a desacreditarlos. Pienso que la mayor defensa contra la Psicoterapia Real radica en nuestro arraigado prejuicio (miedo) respecto del llanto. Mientras esa barrera permanezca ahí los psicoterapeutas seguirán poniendo el foco en pseudoterapias que eluden abordar el llanto como herramienta terapéutica.

lunes, 5 de agosto de 2013

Todo por la patria?

Hijos de Uta

"La Primera Guerra Mundial se llevó la vida de millones de soldados y mutiló la vida sexual de muchos que al volver a casa no podían procrear, bien por incapacidad física o por arrastrar traumas psicológicos. Ante tal crisis demográfica un joven fue destinado a compensar la situación. La doctora británica Helena Wright, pionera en manipulación de la libertad sexual, propuso en 1919 una secreta y controvertida solución: recurrir a los servicios de un hombre que ayudara a muchas de estas mujeres a ser madres sin la necesidad de establecer lazos emocionales con un compañero. El candidato "debía ser alto, guapo (con buena dentadura), inteligente, educado, saludable y viril", según informa el portal ‘The Daily Mail’. La elección recayó sobre un joven de 20 años llamado Derek, al que la doctora conoció a través de la esposa de éste, la enfermera Suzanne. Las mujeres que requerían de dichos "servicios" se ponían en contacto con la Dra.Wright, y ella les fijaba una cita con Derek a través de un telegrama a cambio de 10 libras y la promesa de guardar el secreto."
(Extracto de Rusia Today). Texto completo en: http://actualidad.rt.com/sociedad/view/102071-joven-500-hijos-primera-guerra-mundial
... ...

Si esta noticia es cierta –y entonces hubo sin duda, por resonancia, muchos más Derecks en toda Europa (me acuerdo ahora de la teoría del centésimo mono)–, nos hallamos ante el secreto motivo donde se arraiga, en gran medida, el incremento sintomático  de la homosexualidad en Europa (solamente?) a partir de la Segunda revolución industrial del s.XIX. Una huella indeleble se grabó a fuego en toda una generación de descendientes del candidato escogido para repoblar Gran Bretaña. Para sintetizar los dividiré en dos ramas, los hijos (varones) y las hija (mujeres). Lo que voy a hacer es aventurar una teoría que estoy todavía esbozando. Toma de ella lo que te interese...y no me juzgues si la consideras poco verosímil o incluso descabellada.

A. JOHN, así lo 'bautizo' para no perdernos en el mar de arquetipos que se derivarán. Pertenece a esa raza de hombres criados en un entorno de padre ausente quienes, conscientemente feminizados (a la par que hastiados) ante la inevitable sobreprotección ejercida por parte de su omnipresente madre (para el caso Uta), controladora y fagocitadora, y quizá también por el resto de féminas del entorno de Uta (estadísticamente está comprobado que la gran mayoría de mujeres que voluntariamente deciden ser madres solteras están rodeadas, protegidas controladas, por un grupo de mujeres de confianza: hermanas, tías, madres...) se vieron empujados, en la denodada búsqueda de la anhelada figura protectora arquetípica del progenitor masculino ausente, a magnetizar/atraer/seducir y dejarse seducir a/por otros individuos que psíquicamente colmasen el vacío nunca ocupado por el padre biológico (Dereck). En lo psicológico, la condición esencial que para John debía reunir su "padre ideal" era la rigidez pragmática, el autoritarismo, pues tal es la condición que debe revestir al príncipe (hombre o mujer tanto da) que rescate y libere a John del inevitablemente asfixiante abrazo materno sobreprotector...Aunque Uta escogió 'conscientemente' su maternidad en soltería, no pudo soslayar la consecuencia de condenarse y 'forzarse' a hacer de padre y madre a la vez.

La condición de las futuras/futuros parejas cuya compañía John tanto anhela , se revelará enmascarada tras un seductor y autoafirmante donjuanismo, el que revestirá exteriormente a toda persona que anhele aquello que John ha experimentado en exceso y que por tanto bien conoce, la emotividad. Todo Don Juan esconde a una personalidad (mujer u hombre tanto da) abandonada por la madre, alguien que no ha tenido oportunidad de experimentar la dedicación desinteresada, el 'calor' materno y estuvo condenado/a a un entorno saturado de testosterona. Tal es la naturaleza del narcisista Dereck –quien aceptara, muy a gusto sin duda, participar del experimento de la Dra. Wright (¿quizá participó secretamente ella misma de su propio experimento?)– y el de los futuros amantes de John. Sucede, no obstante que los extremos, ya sabemos, se tocan...los excesos y los defectos revelan una huida de un trauma afectivo.
La Psiké disfuncional (feminizada) de John reclama pues la presencia de una figura masculina definitivamente presencial (en contraposición a la fantasmagórica ausencia de su progenitor) que le "arranque" de las faldas de su "agobiante" entorno femenino, el de su mamá-pulpo ("nadie-te-querrá-como-mamá-recuérdalo"). La futura pareja de John, SEA CUAL SEA el sexo físico del que esté revestida su persona, presentará sin duda, y de inicio, las deseadas credenciales en el momento del primer flirteo, aunque atesorará secretamente condiciones ocultas que a la larga incidirán, como veremos, en la herida psicológica ya abierta en el niño huérfano. Por retorcido que parezca todo esto (y lo es) refleja la pura realidad tras la confusión mental en las relaciones humanas. La ausencia de un padre equilibrado en el núcleo familiar 'obliga' (repito, inconscientemente) inequívoca y consecuentemente a John a buscar denodadamente ver realizada su FILIACIÓN NO EXPERIMENTADA, a realizarse como hijo construyéndose una figura paterna experimental a imagen y semejanza de un ideal imaginario. La ansiedad por hallar al papá nunca vivido, le conducirá a "fabricarse un padre" a medida, a idealizar la masculinidad que, latente en su interior, el mismo John ignora en si mismo, un seductor ocultamente misántropo (Odia al hombre), un 'macho alfa', un 'hombre-como-dios-manda' (aunque en el fondo sea un soberano maricón). Y lo hará del mismo incansable y frenético modo en que perseguiría el mismo Dr. Frankenstein a su criatura imposible.
Resumiendo: John = madre controladora/absorbente + padre ausente.

La filiación paterna no vivida por John será, consecuentemente completada bien por una de estas dos alternativas:

A1. Peter. Hombres criados en un entorno familiar compuesto de un padre tiránico, inflexibe e incluso violento (Frank) y una madre "hibernada" (Allison) abstenida/abstraida progresivamente de su rol como madre, desconectada de su instinto maternal, aterrorizada y fagocitada por un hombre controlador, humillante y dominante en extremo, réplica de su propio padre.
Pretendiendo escapar de la huella violenta de tal patrón paterno por vía de la rebeldía, Peter inconscientemente cayó en la analogía (la asimilación imitativa consistente en enfrentar al padre con sus mismas armas violentas, buscando a un hombre femenino (su alter ego) al que 'proteger'
Frank por su parte responde al rol del homófobo Coronel del cuerpo de marines interpretado por Chris Cooper en la excelente cinta "American Beauty", marido y padre dotado de un carácter colérico e intransigente, militar y dictatorial, calcado, matemáticamente del patrón del propio padre (Benjamin) de Allison. El matrimonio de Allison fue bendecido por el mismo Benjamin. Ésta, no habiendo podido huir de la violencia y austeridad de su propio padre en la polarizada dirección que tomó su rebelde hijo Peter, acabó quedando magnetizada por el inicialmente galante y educado Frank (de hecho fue un magnetismo recíproco).
Peter sirvió, con su rebeldía, el plato frio que Benjamin obligó a Frank a comer y que Frank, no queriendo asimilarlo, obligó a su hijo a comer. Frank acabó víctima de su secreta adicción al alcohol y de la violencia que se derivaba, adicción en la que cayó escapando de un padre homófobo. Aterrado de las atrocidades de las guerras sintéticas (Corea, Vietnam) en las que tuvo que combatir forzosa o sugestionadamente (despojado de libertad para decidir en conciencia, en todo caso). Nunca es uno suficientemente maduro para combatir en una guerra. Frank se sintió atraído por un tipo de mujer sumisa, incapaz de responderle, una mujer que encajase en silencio la cólera acumulada de Frank respecto de su propia madre, quien no supo/pudo proteger a Frank de la violencia psicológica y física del abuelo de Peter.
Peter, al igual que su padre, detesta pues secretamente a las mujeres en general y a su madre en concreto por no haberle amparado, por haberle puesto prematuramente en manos de su tiránico padre. Peter es pues el misógino perfecto (repite el patrón de su padre) que busca John. Alguien sin duda con los huevos necesarios para arrancarle de las faldas de su omnipresente madre (recordemos, Uta). Frank provocará en su rebelde hijo primogénito varón Peter, una huída hacia las antípodas psíquicas del patrón paterno vivenciado por su hijo. En su búsqueda del padre amable y comprensivo que nunca tuvo, Peter topará causal-mente (en realidad la ley de atracción no contempla las casualidades) con algún hijo descarriado de Dereck. Y ahí entra en escena John. Un hombre tierno y sensible (el varón ideal de Peter) valores aprendidos de su madre. Tan sensible que...sencillamente no es hombre. Un hombre externamente, que nunca será violento físicamente con Peter (aunque sí psicológicamente, como buena 'mujer' que es...)
En el fondo de su conciencia John no es que se sienta mujer sino que anhela tanto sentirse contenido por un padre que confundirá su sexualidad con tal de ver realizada su filiación frustrada. Peter podrá poner en práctica un rol activo como hombre, papel imposible para él de ejercer con una mujer, habida cuenta de su declarada y lastrante misoginia, con John, su hombre-mujer perfecto.

Detrás del reprimido John hay una "loca" desatada, un hombre reconvertido a mujer por obra y des-gracia de la ausencia paterna, a la espera de su macho-man, escultural y arquetípico Adonis (habitualmente el prototipo físico de los 'gays activos' lo encontramos en muchos gimnasios) al que idolatrar y "someterse" a cualquier precio. Ese Adonis vigoréxici de confusa sexualidad es Peter. John encaja obviamente en el rol pasivo gay, aunque a día de hoy queda mucho por escribir acerca de los roles sexuales gays que demuestran ser intercambiables.
Lo que básicamente une a Peter y a John a la hora de emparejarse es la distancia que íntimamente ambos desean marcar respecto de las mujeres. Si bien John tiene muchas amigas (que se acecan a él porque no le consideran sexualmente amenazante) y disfruta de compartir chismorreos (eso aprendió en su entorno familiar), también es cierto que siente ese secreto hastío por el género femenino anteriormente comentado. Peter por su parte detesta abiertamente a las mujeres por el resentimiento acumulado hacia su madre. (Resumiendo: Peter=padre violento+madre abstenida)

A2. Nora. Existe una posibilidad de que John, en virtud de su cuadro de necesidades, acepte a una mujer en su vida como compañera. Pero para ello esa mujer debe reunir ciertas cualidades (las mismas, de hecho, que Peter) que para sintetizar se pueden condensar en una esencial: que esa mujer 'sea un hombre'. Una mujer castradora, procedente consecuentemente de un núcleo familiar desestructurado en el que el padre ha sido violento psíquica y/o físicamente (quizá también abusador sexual, aunque de haberse dado, dichos abusos no necesariamente deben proceder del padre) a la par que carente de ternura.
Nora huye como de la peste de su padre y de todo hombre que le recuerde a él, fruto de la Psicosis misándrica que padece como consecuencia de un abuso traumático insoportable. Hija, al igual que Peter, de madre abstenida (fallecida, físicamente postrada o mentalmente recluida) y padre resentido y violento (y abusador?) Nora buscará completar, de entrada, su filiación insatisfecha buscando inconscientemente la presencia de una madre tierna y dulce, a la que proteger (escenificando el rescate/protección de su propia madre) con las armas (ímpetu masculino) heredadas forzosamente codificadas en el duro sello paterno recibido.
Sucede, como en todos los casos, que buscando el equilibrio sanador en el exterior (no estando equilibrados nosotros mismos) acabamos encontrando a personajes que se hallan en nuestras antípodas experienciales (ergo igualmente desequilibrados). Tal es el caso de John, en quien Nora verá a esa madre desvalida que tuvo y a quien proteger. Si John no ha salido por entonces todavía del armario, aceptará a Nora como "marido", para amarla y respetarla hasta que su salida del armario los separe. Será entonces cuando Nora, despechada, buscará consuelo en el verdadero amor de su vida, Mary. Pero eso solo sucederá cuando Mary quede desencantada de todos los Stevens/Donjuanes que hayan pasado por su alcoba/vida y le queden fuerzas para seguir necesitando encontrar a su padre (Dereck)
Nora fue una niña extraordinariamente sensible que en su huida del abominable patrón paterno que su padre (Gordon) le transfirió, y en su particular búsqueda de un grial patriarcal armonioso, acaba topando con alguno de los hijos varones de Dereck, 'hombres' como John, que se halla aparentemente en las antípodas del carácter del padre del que Nora huía, pero finalmente mucho más cerca, en la realidad, del verdadero (aunque oculto-inconsciente) patrón psicológico que representa Gordon, de lo que Nora nunca imaginó...Por supuesto también Gordon es hijo de padre desconocido. Lo conocido nos persigue por mucho que huyamos de ello. (Cuento sufí: Samarkanda/visir).
Nora conocerá así a John y hallará en él "a la esposa-madre" (pues ella se considera el marido) absentista que rescatar y paradójicamente también 'castigar' (humillar) por su ausencia, alguien lo suficientemente sumiso (y a fe que John lo es) como para pagar los 'platos rotos' (rotos en el hogar paterno de Nora) sin rechistar. John, a su vez y como no podría ser de otro modo, magnetizará a Nora, pues está destinado a atraer aquello de lo que precisamente huye, su propia madre (Uta), el único patrón 'paterno' que verdaderamente conoce. Uta (suegra) y Nora (nuera) responden así íntimamente al mismo arquetipo de Viuda negra. De hecho, Nora escoge a John con las mismas ocultas intenciones que Uta: utilizará secretamente a John para satisfacer su deseo de ser madre, pero nunca le concederá sus favores sexuales abiertamente (eso si no lo abandona y se lleva los hijos con ella). Las consecuencias de este cuadro familiar en la descendencia de John y Nora son fáciles de deducir. La historia de la filmografía, en este contexto, ofrece personajes fácilmente identificables, con conflictos de identidad como por ejemplo el padre de James Dean en Rebelde sin causa, quien es el calco de nuestro John. La madre es Nora/Uta). Lo que básicamente concordaría a Nora y a John a la hora de emparejarse es la compatibilidad de las necesidades de ambos. John necesita al padre que Nora encarna. Nora necesita a la madre que John representa. Impresiona, verdad? La verdad os hará libres...(Resumiendo: Nora=padre violento+madre abstenida*)


B. Mary. La consecuencia de no haber tenido un padre deja a las descarriadas hijas de Dereck en una no menos desesperanzadora situación. En su búsqueda por completar su filiación insatisfecha, Mary, que atravesó por el mismo calvario que su hermano John, y no teniendo siquiera un patrón agresivo (no menos traumático) paterno del que huir para siquiera imitar la deriva de Nora, sino el de una absorbente madre hiperprotectora (Gothel, la madre de Rapunzel en la reciente cinta de Disney) se verá, hasta que se libere (es factible) del abrazo materno asfixiante, abocada a repetir el patrón de su madre. En lo psicológico, para Mary la condición esencial que su "padre ideal" debía reunir es la misoginia, pues tal es la naturaleza esencial, oculta tras el donjuanismo del narcisista Peter Pan (Dereck) que aceptó, muy a gusto sin duda, participar del experimento de la Dra. Wright. De encarnar el arquetipo de viuda negra, castradora sexual ya se encargaría de activarlo secretamente la propia Mary en si misma. Tal es el papel que tienen programado todas las mujeres que decidan emparejarse con un narcisista aquejado de donjuanismo. (en el inconsciente fondo de su mente Mary realmente una sumisa prostitUTA, ingenua víctima sexual de su propia necesidad por hallar, a cualquier precio, al padre que nunca tuvo, y víctima inconsciente también qué duda cabe de los eugenistas experimentos de otra Dra. Wright. Resumiendo: Mary=madre controladora/absorbente+padre ausente). Los candidatos a victimizar a Mary son:

B1. Steven. Lobos esteparios, esos niños abandonados, probablemente no deseados ya en la fase uterina, hijos de madres ausentes o distantes emotivamente, madres a su pesar, víctimas probablemente de abusos/incesto en la infancia) mujeres masculinizadas para defenderse de los hombres maltratadores y abusadores. Devenidas en mujeres pragmáticas, izquierdo cerebrales, hechas a si mismas, mujeres con una muralla defensiva portentosa, dedicadas a defender causas injustas en el exterior, feministas convencidas de no necesitar que un hombre les abra ninguna puerta o las colme de flores por San Valentín. La galantería es una máscara del hombre abusador, se dicen (y con razón pues probablemente así fue). Hablamos de Helga, para el caso. Muy próxima psíquicamente a Uta (la madre de los hijos de Dereck), para la que probablemente el temprano embarazo supuso un obstáculo en su anhelada carrera profesional, (patrón, éste, propio e inevitable en el frenético contexto de las sociedades desarrolladas impulsadas por el belicismo desenfrenado del siglo XX, donde la conciliación trabajo-maternidad a facha de hoy aún no ha sido resuelta ni por las sin duda vanguardistas sociedades escandinavas que con tanto ahínco la han perseguido durante los últimos 70 años).
Pero regresemos a Steven. Es un niño primogénito radicalmente disgustado con su experiencia filial respecto del amor de madre no vivido, por cuyos atributos físicis naturales (pechos, nalgas) acabará obsesionado. Un "amor distante" como dijimos, el de Helga por su hijo Steven quien, ocultamente, abriga celos de su hermano más pequeño, James, quien sí pudo disfrutar de una madre realizada y estabilizada profesionalmente. Steven, quien busca secreta y compulsivamente ver satisfecha su imperativa y acuciante necesidad de ser amado (tocado, susurrado, cantado, nutrido por los senos maternos) por su madre, desarrollará, en una hiperbólica búsqueda por hallar a la figura femenina ausentada, una particularmente efectiva capacidad seductora (donjuanismo) teñida de un soterrado proxenetismo/misoginia. Desea a las mujeres, pero teme comprometerse con sus mentes y disfruta secretamente haciéndolas sufrir (misoginia). Si el aspecto físico de Steven está generosamente dotado (y habitualmente lo está), entonces nos hallamos ante un cocktail especialmente explosivo del que inconsciente e inevitablemente caerán embriagadas las hijas (Mary) descarriadas de Dereck, las Geishas sumisas que desean ser. Eso, por supuesto, hasta que decidan indagar en su inconsciente en busca de la solución a su esclavitud psíquica. Steven y Mary encajarán mientras Mary se resigne a tener un don juan por pareja, algo intrínsecamente incompatible. Mientras ella consienta sentir cargar con el dolor ante la falta de empatía (amor real) de él. La baraja se puede romper por hastío, falta de motivación, de él. Eso dependerá del umbral de dolor que ella esté dispuesta a consentir. (Resumiendo: Steven=madre abstenida+padre violento)

B2. Nora. Si Mary no es seducida por los quizá muchos Stevens que halle en su camino, es probable que caiga en los brazos de la anteriormente mencionada Nora, en el caso de que ésta no hubiese optado por la remota opción de emparejarse con John o ya hubiese sido abandonada por él. Nora quien en su búsqueda de la madre ausente (tempranamente fallecida o evadida del hogar familiar, algo porcentualmente poco usual) encuentra a su pareja perfecta en Mary. Mary es una amiga de la infancia, muy estereotípicamente femenina en sus formas, de quien Nora siempre estuvo secretamente enamorada. Mary es, ya lo vimos, desgarrada/perdidamente femenina aunque nada tonta (Marylin Monroe, Evita Perón), al contrario, por supuesto, que Nora quien probablemente haya sido abusada por su padre o algún pariente cercano de sus padres, por cuyo motivo se haya parapetado tras una dura (desarrapada) coraza refractaria hacia la masculinidad (que paradójicamente ha adoptado para si misma como herramienta defensiva (Margaret Thatcher, Hillary Clinton). Nora oculta su feminidad por todos los medios. Lleva el pelo corto a lo garçon quizá y calza botas militares en la juventud. De mayor liderará causas que precisen la beligerancia que ineludiblemente tratan de sublimar. Mary, por su parte, es ingenua, desconoce las artimañas seductoras del lobo-varón, esas de las que Nora tanto quisiera advertirle. La seducción es una estrategia para "atrapar" a la pareja idílica. Nora, sin embargo, desconoce las tácticas y estrategias seductoras femeninas que toda niña crecida en un hogar mínimamente equilibrado ha adquirido de su madre relajada. Mary, en el polo opuesto, es una cándida, que pasea ingenua y peligrosamente sus encantos como un apetecible cordero en los aledaños de un matadero. Probablemente su imparable pulsión por hallar a su padre la conduzca a caer prisionera del sistema mediático, convirtiéndose en una estrella del Show business (actriz, cantante). Todo con tal de llamar la atención del hombre entre los hombres, el macho Alfa/padre por excelencia (John Kennedy, Juan Domingo Perón). Los extremos, ya se sabe, están destinados a tocarse. Pero la redención solo llega tras experimentar los opuestos.
Nora anda a la búsqueda de esa corderita sobre la que poder desplegar su masculino y adquirido control, aprehendido en un hogar donde abundaron seguramente las costumbres y hábitos varoniles (hermanos, padre, abuelo controladores/abusadores). Mary es hija de madre soltera, recordémoslo. Y secretamente anda a la búsqueda de un hombre equilibrado, tierno y protector, esa figura idílica que yace en el inconsciente de toda niña, de toda 'hija de Uta', es decir de madre voluntariamente soltera (ergo abominadora de hombres). Como ese hombre no llega, ni llegará hasta que ella no descubra/revele (con la apropiada ayuda terapéutica por supuesto) el oculto mecanismo mental que la empuja a huir como de la peste de la soledad de un futuro como madre soltera (igual que su madre), su pulsión la habilita a ejercer un magnetismo sobre hombres carismáticos y seductores, los donjuanes narcisistas en busca de palomitas desprevenidas. Ahí entra en juego Steven.
Total, que tras muchos desengaños, y si no busca ayuda terapéutica para desenredar su perenne confusión afectiva (o en su defecto trata de enfermarse/suicidarse) "Mary-lin" tiene muchos números para acabar contentándose con la advenediza Nora, quizá una amiga de la infancia (de la que posiblemente llegue a creer estar enamorada), un persona que reune la cualidad esencialmente requerida por Mary: exteriormente es mujer, luego no la va a dejar embarazada para luego irse (como le pasó a su madre Uta). Pero es esencialmente hombre, con todo lo que ello connota: firmeza, decisió, segura de si misma y protectora (lástima que no pueda darle hijos, se dice Mary), rasgos éstos en los que Mary hallará la sensación de protección, esa que instintivamente todos buscamos y que ella no tuvo de su ausente padre ni de el/los narcisistas y descomprometidos Stevens de los que cayó hechizada y que tras dejarla embarazada, la abandonaron (razón de su suicidio/enfermedad). Sucede que justo la pieza de puzzle que Mary psíquicamente rechaza en su madre (control) va a ser inconscientemente atraída en la piel de Nora. Sin duda que antes que suceda eso tienen que haber pasado por la-s vida-s de Mary muchos lobos esteparios (Steven) en el rol tanto de parejas como de padres. Lo que une a Nora (desde la infancia) y a Mary (desde sus repetidos desengaños) finalmente, es su rechazo hacia los hombres. Mary desencantada de ellos al no hallar el padre idílico que buscaba. Nora los odia al haber sido vejada y abusada por ellos cuando no podía defenderse. (Resumiendo: Nora=madre ausente+padre abusador; Mary=madre controladora+padre ausente)
Así se escribe la historia reciente de la humanidad a grandes rasgos.

Me pregunto en qué estado mental/emocional se hallarían las mujeres que se prestaron a ser complacidas por Dereck. Sin duda que la Primera Guerra Mundial tuvo que dejar marcadas a muchas mujeres, hasta el punto que antepusieran, frente a su natural deseo de servir a la continuidad de la especie en el contexto de un hogar feliz, las 'necesidades de su patria', vertebrando así a toda una generación de HIJOS e HIJAS de prostitUTAS. Es lo que tiene huir permanentemente de las emociones –considerándolas "lazos" insolventables– como pretendía la Dra. Wright. Acabas cayendo en el polo opuesto, volviéndote un inconsciente adepto al plan de selección genética, ideado por el nazi Heinrich Himmler y que recibió en nombre de Lebensborn (=fuente de vida).

Todo por la patria. Una patria ya esquilmada de por si debido a las bajas habidas en combate que dejaron, cierto, a tantas mujeres jóvenes viudas. Mujeres que tampoco pudieron dejarles a sus hijos en herencia más que probablemente la foto del padre. Un padre que no obstante SÍ desearon para sus hijos (al contrario que las miles de Utas que se prestaron inconscientemente al experimento científico desalmado de la Dra. Wright.)
Los hijos de viudas, a pesar del drama de la orfandad padecido, no tendrán la pulsión de John ni de Mary, pues en sus genes habita el amor que sus padres se tuvieron al concebirlos, a diferencia de la indiferencia afectiva que se profesaron Dereck y todas las Utas que aceptaron ser simplemente fertilizadas.
Afortunadamente los estudios del Dr. Janov y muchos neurólogos que caminan tras sus pasos, están abriendo las puertas a una nueva concepción y comprensión del trauma ancestral que rodea a la condición humana.

*no es lo mismo una adre que se abstiene de interpretar ese rol que una madre inexistente. Frenteva la primera se acumulan resentimentos. A la segunda se la persigue idílicamente.