martes, 4 de julio de 2017

La insoportable levedad de...la culpa (I)

-Quisiera hacer algo efectivo para salvar este mundo. Pero me siento impotente, incluso por momentos algo culpable, ante su desatada locura...¿no dicen eso de que "si no eres parte de la solución entonces eres parte del problema"?
En el transcurso de la vida hay dos alternativas. O bien te amas tiernamente liberándote del peso de cualquier culpa que arrastres [y consecuentemente perdonas a cualquier semejante de cualquier culpa con la que cargue. N del T.], o bien te embarcas apasionadamente en algun proyecto serio -y apuestas todo por su éxito- uno consistente en hacer retroceder la calumnia que pende sobre la cabeza de todos los hombres, incluso los mejores. Un proyecto con el que puedas dar prueba de la excelencia de ti mismo. Eso en lo que respecta a tu influencia en el terreno público. Sin embargo, en la vida privada uno no puede demostrar ninguna lealtad por medio de discursos grandilocuentes. Y como nadie puede dar pruebas de haber alcanzado la perfección, es mejor dejar a quienes nos conocen (aman) la prerrogativa de absolvernos de nuestros errores y de apreciar nuestras cualidades.
En definitiva, y puesto que -lo creamos o no- somos solidarios los unos con los otros [pues pertenecemos a una misma especie. N del T.], no existen errores aislados, individuales. Igual que no hay ningún mérito del que todos no hayamos participado en mayor o menor medida, tampoco hay ningún error por ajeno que parezca del que uno no sea la causa directa o por lo menos el cómplice inconsciente. Por esa regla de tres es imposible flagelarse, es decir culparse, a uno mismo sin acusar y culpar inconscientemente a otros, no solo a los enemigos que nos atacan, sino incluso a los amigos que nos defienden. Y eso...está mal». (Histoire de ma vie. Vol.1. Geoge Sand)

Moraleja: ámate y no te culpes, pues la culpa es aquello a lo que te aferras por miedo a saberte perdonado por la misma FUENTE de la Vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si lo deseas puedes compartir algún comentario...