martes, 4 de julio de 2017

Orgullo masculino o bandera blanca?

- Eso, que salga la otra fauna, los "machos", de su propio armario...(si es que se atreven que esa es otra, acojonados como están ante el panorama).
-¿A reivindicarse como los gays y lesbianas?
-A llorar sus lamentos inconfesos ("mi mujer me humillaaaaa", "mi hija no me obedeceeee","mi jefe me presionaaa") como en el Oktoberfest, esa fiesta bávara donde las mujeres con trenzas rubias sirven las cervezas en enormes jarras y los nibelungos las tragan. Luego solo falta inventar la bandera...
-¿La de España, como en la foto que adjuntas?
-Esa no sirve*: tras ella se esconde ya un montón de homosexuales. No hay más maricones juntos (con permiso del Vaticano) que en la legión, el congreso de los diputados o la final de la championsleague, jajaja...
-Entonces, ¿qué es ser un hombre (varón)? ¿en qué consiste la masculinidad?
-Esa es la cuestión: Merece todo un debate verdaderamente reflexivo. No sabría afirmar lo que es, pero puedo deducir lo que no es...
-¿?
-Verás, yo diría que si hay tantas lesbianas y maricones sueltos, tantos rebeldes sin causa aparente, incluidos los adolescentes será porque la masculinidad originalmente concebida como polaridad de la feminidad, se salió en algún momento de madre (nunca mejor dicho) de rosca, perdió el norte. La varonilidad ha pecado de patriarcal soberbia, prepotencia y hasta violencia injustificada durante décadas, sino siglos. Y allí donde la tolerancia al abuso rebasó el umbral de la sostenibilidad, los reprimidos dijeron "basta". Sucedió en el mismo lugar donde se inició el proceso represor y desde donde se exportó: Europa. también Europa ha exportado la rebelión, la insumisión.
-Vaya, Tan sencillo como esto. ¿Crees que es cierto eso de que los homosexuales buscan hombres con quien emparejarse porque buscan al papá que les faltó?
-Grosso modo, así lo pienso. Igual que las lesbianas huyen del tirano que las maltrataba a ellas y a mamá en la infancia y buscan el amor y ternura entre ellas mismas. La homofobia (misandria) está más que justificada en ellas, así como el anhelo de encontrar un patrón, un faro, en ellos. En el fondo todos buscan...al Hombre con mayúsculas (pero no al patrón viejo). Creo que si queda algún macho-tipo en la calle, de los que se consideran ibérico 100% ya sabes, podrían organizarse y salir a la calle y pedir perdón en silencio a modo corporativo por el miedo que han metido generación tras generación sin darse cuenta quizá. Verías como los días de orgullo LGTBi se acabarían de un plumazo...
-¿Por qué?
-Por falta de motivos: si nadie te ataca no necesitas reivindicarte.
-¿eh?
-El orgullo, sea del tipo que sea o lleve la bandera que lleve, es, por definición, y por mucho que se maquille bajo forma de gosero exhibicionismo, una defensa contra algún tipo de amenaza. Te sorprendería saber que detrás de todo homosexual se esconde un misógino inconfeso.
-Ah sí?
-Hombre, si no tuviste a Papá, por definición tuviste sobredosis de mamá (que quiso hacer de mamá y papá a la vez).
En resumen, si deja de haber amenaza -que es lo que está pasando: la violencia doméstica/de género está de capa caída por mucho que los titulares mediáticos quieran inflar las estadisticas- las murallas caen por su propio peso. Y si encima el "lobo" pide perdón (Ho'ponopono) ya ni te cuento.
-Oí decir que El Dr. Len consiguió cerrar un hospital psiquiátrico en Honolulú haciendo Ho'ponopono durante 4 años.
-Lo hizo cada noche leyendo los historiales clínicos de los pacientes.
-¿Les pedía perdón?
-Entre otras cosas, sí.
-Pero él no les había hecho nada.
-Ahí está el quid de la questión. Pedir perdón a quien sabes que no has herido directamente, es hacerlo en nombre de los agresores reales. Ellos no saben/pueden hacerlo ahora, por vergüenza o porque simplemente ya no están en este plano, pero te lo agradecen allá donde estén enormemente. Es mi modesta opinión.
-¿proponemos una marcha en silencio por la paz con banderas blancas?
-Sin duda sería lo más desconcertante que el poder de este mundo pudiera presenciar.
*la bandera: blanca. De la paz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si lo deseas puedes compartir algún comentario...